Sunday, August 30, 2015

Un beato artículo de Avraham Burg (santo progre por autodefinición) y los comentarios que suscita - i24news


Avraham Burg apoyando la Lista Árabe Unida en las últimas elecciones. ¿Acabará apoyando a Hezbollah?
Israel también debe acoger refugiados, los de al lado, en Siria - Avraham Burg


Los romanos lo llamaron el Mar Mediterráneo, "Nuestro Mar", el Mare Nostrum.

El significado de "nuestro" ha cambiado muchas veces a lo largo de la historia. En estos días, en vista de las imágenes desgarradoras de refugiados sirios que sufren de una miseria incalculable tras huir de los horrores de la guerra, el Mediterráneo debe ser sinónimo de compasión y de solidaridad humana. Las islas griegas se inundan con cientos de refugiados en busca de un respiro temporal en cualquier lugar a la sombra que puedan encontrar. Barcos destartalados siguen hundiéndose en las olas de "nuestro mar", mientras muchos, demasiados, se encuentran indefensos. Una política integral de ayuda es más necesaria que nunca. Y el problema no se limita a Europa, pues nosotros, los israelíes, estamos haciendo oídos sordos a esos horribles sufrimientos.

Cuando mi abuela, huyendo de la persecución nazi, llamó a las puertas de Suiza, recogió la fría afirmación de las autoridades suizas de que "el bote de rescate estaba lleno". No pudo entrar y pereció en Theresienstadt. En circunstancias drásticamente diferentes, cuando Saddam Hussein bombardeó Tel Aviv y el corazón de Israel durante la Guerra del Golfo de 1991, de 1991, muchos amigos y familiares encontraron refugio en nuestra casa en el área de Jerusalén. En nuestro bote de rescate, siempre hay lugar para uno más.

Las épocas más peligrosas no suelen coincidir con grandes momentos de solidaridad y camaradería. Somos generosos cuando el problema está lejos. Cuando un desastre natural ocurre en algún lugar del mundo, solemos apresuramos de inmediato en la creación de centros de emergencia, tiendas de campaña y hospitales. Hacemos todo lo posible para estar allí y utilizar toda la gama de nuestros recursos y capacidades. Es natural, es humano y es casi siempre política. Nuestros voluntarios van en tropel porque es la llamada del corazón y el gobierno israelí ofrece los recursos para ganar puntos tanto ante la comunidad internacional como ante los votantes israelíes.

Pero un inmenso desastre humanitario se está desarrollando sobre nuestra frontera, en Siria, y estamos actuando sin cuidado y cínicamente, peor que los suizos en aquel entonces. Ellos al menos acogieron a decenas de miles de refugiados judíos antes de declarar el barco estaba lleno. "No es nuestro asunto", me dijo un importante ministro. "Yo deseo la mejor de las suertes a ambos lados", dijo el presidente de un comité importante en una entrevista de televisión con aire satisfecho. "Estamos listos para cualquier desarrollo, con un dedo en el gatillo y el seguro puesto", aseguró un alto funcionario militar.

El presidente Bashar Assad es un criminal de guerra de la peor clase, el tipo que mata a su propio pueblo. Y la mayoría de sus oponentes son aún peores. Pero eso no nos absuelve de la responsabilidad. Somos "culpables de indiferencia y de arrogancia" (las comillas son mías), sobre todo porque hay otra manera de hacer las cosas. Israel puede, y debe, abrir de inmediato su cruce fronterizo con Siria. Se debe establecer un lugar de rescate para los refugiados de la persecución del régimen en los Altos del Golán.

Olvidemos por un momento todas las dificultades que origina la "paranoia israelí" [N.P.: y yo que creía que la paranoia es la que provoca esta matanza entre musulmanes]. Todas las objeciones a dicho plan pueden ser resumidos por el argumento familiar: "Una vez que estén aquí, ya no se irán". Esto se puede resolver, e incluso si no se puede, el deber moral inherente a la Ley del Buen Samaritano debería estar por encima de cualquier otra consideración.

Esta es la esencia más íntima del Estado judío, aunque sólo sea a la vista de los dos conceptos fundamentales que rigen el judaísmo. La primera, desde el Talmud de Babilonia, es decir: "Lo que es odioso para ti, no lo hagas a los demás" (una idea que para Hillel representa "la Torah en su totalidad: el resto no es más que exégesis"), Y el segundo : "Todo aquel que preserva una sola alma, la Escritura le atribuye haber conservado un mundo completo" (Mishná Sanedrín). El original no se refiere a "una sola alma de Israel", sino entre toda la humanidad.

Preveo las sonrisas cínicas y el desprecio flagrante con el que esta simple propuesta, aparentemente ingenua, será recibida. Después de todo, la "mayoría de nosotros somos víctimas de nuestras propias obsesiones psicológicas" [N.P.: los judíos israelíes son culpables por ser realistas y por contemplar el mundo que les rodea con los ojos bien abiertos].

Nuestra "sospecha perenne" [N.P.: ya se sabe, según Burg no hay peligros que nos amenacen] ha dado a luz a una estrategia nacional de erigir una muralla china que nos rodea y la profunda creencia de que nuestros conflictos van a durar para toda la eternidad. Nunca tratamos realmente de integrarnos en la región, para de verdad formar parte de ella, de sus peligros y oportunidades. Ayudar a los refugiados sirios no sólo es lo correcto desde el punto de vista humanista, sino que también representa una oportunidad única para llegar al Oriente Medio de una manera diferente, para extender una mano a la paz y la ayuda.

Pensemos por un momento en que Israel abre sus puertas e invita a la comunidad internacional a participar en la gestión de un campo de refugiados de Siria. Se invitará a los voluntarios de Israel y en el extranjero para participar en misiones humanitarias. Maestros y Médicos sin Fronteras ayudarán y compartirán su experiencia con nosotros. Grupos de jóvenes y organizaciones de la sociedad civil adoptarán niños y niñas en su tiempo libre, ayudarán a las personas mayores y echarán una mano a todos los necesitados. Luego, una vez que el condenado régimen de Assad caiga, los refugiados regresarán a casa, a Damasco y Homs. Es dudoso que Israel volverá a tener mejores embajadores que aquellos a los que salvó únicamente a través de cambiar su enfoque estratégico para la región.

Si esto tenga lugar, el destino de Israel se invertirá del aislamiento internacional de solidaridad con la comunidad de Oriente Medio. Tal vez finalmente podamos decir que el norte trae buenas nuevas.


Comentarios de "paranoicos israelíesculpables de indiferencia y de arrogancia" a este artículo

- Russell Gaddin
He conocido a Avraham Burg durante casi dos décadas. A medida que pasan los años tengo que preguntarme a mí mismo si él se está volviendo senil o tiene importantes problemas de salud o mentales que causan que él haga este tipo de declaraciones escandalosas. ¿Tal vez le gustaría que los genios médicos israelíes traten de resucitar a Arafat para que pueda llegar a ser presidente de Israel? No puedo entender por qué los medios de comunicación israelíes se molestan en citarlo y publicarlo. Y pensar que tenía aspiraciones de convertirse en primer ministro de Israel.

- David Schwartz
Uno tiene que admirar el talento de Avraham Burg pues justo cuando crees que ha propuesto lo que parece ser la idea más idiota en su último artículo de opinión, te sorprende escribiendo otra que bordea aún más la locura. ¿Es esto una especie de broma de mal gusto?

- Aryeh Swisa

Sr. Avarahm Burg, esta es una idea estúpida. ¿Olvida usted cuando Israel acogió a 400 refugiados de Sudán y Eritrea y hemos terminado con 50.000 ilegales? Por cada refugiado legal que usted quiere acoger debe agregar 5 ilegales más. Europa está afrontando enormes problemas con la invasión de refugiados, de los cuales finalmente una parte terminará como islamistas extremistas. Es un hecho que está aconteciendo en Europa que anteriores refugiados no se asimilan a su nuevo entorno, todo lo contrario, creándose guetos islámicos que engendran intolerancia. Usted dice que Assad y las otras fracciones son crueles, yo le digo que se trata de una cultura la que reproduce esta mentalidad, una cultura que predomina entre todos ellos, inclusive entre los que están en el lado perdedor. Entiendo que si usted necesita ser "Yefe Nefesh", lo aplique aquí en Israel, donde hay muchas cosas que arreglar y donde ayudar si realmente quiere.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home