Sunday, September 20, 2015

El infierno está empedrado de buenas intenciones


Austria: 20 inmigrantes en "huelga de hambre" porque no reciben 2.000 euros al mes en St. Kanzian.

La crisis de los refugiados tiene muchas caras, aparte de mucha angustia. Por desgracia, también hay quienes creen que pueden aprovecharse del país anfitrión. En St. Kanzian. 20 solicitantes de asilo comenzaron una huelga de hambre porque no estaban recibiendo € 2.000 netos de dinero de bolsillo al mes. Los inmigrantes han organizado una "conferencia de prensa" para crear conciencia de la población austríaca.



Contrariamente a lo que los medios de comunicación franceses difunden, las cifras publicadas por la ONU indican que más del 72% de los inmigrantes que llegan a Europa son hombres solteros. Las mujeres representan sólo el 13% y un 18% son niños.

Por lo tanto, no hay mayoritariamente fugas de familias de las zonas de combate, sino de hombres, a menudo jóvenes como lo demuestran todos los informes.


De acuerdo con una encuesta realizada por el diario sueco Dala-Demokraten, a los inmigrantes árabes se les prometió bellas suecas solteras a su llegada y un tratamiento de lujo financiado por los contribuyentes si pagaban a los contrabandistas para ayudarles a alcanzar Escandinavia.

El informe explica cómo la mayoría de los inmigrantes que intentan entrar en Europa dirigidos por los contrabandistas ni siquiera son sirios, y no pueden ser considerados como refugiados pues residen en países vecinos que no están en guerra.

Las web creadas por los contrabandistas afirman que los inmigrantes pueden obtener asilo en Suecia rápidamente y que se alojarán en hoteles de lujo hasta que el gobierno les encuentre una vivienda libre para ellos, todo gracias a los contribuyentes.

"En realidad, se puede decir que los jóvenes árabes se sienten atraídos por Suecia por el dinero y sus bellezas rubias, indicando que las mujeres suecas necesitan a verdaderos hombres", escribe el Dala-Demokraten.



Múnich será el anfitrión a partir del sábado de su tradicional Oktoberfest y se esperan seis millones de visitantes, los cuales coincidirán con la afluencia de refugiados en Baviera, lo que ha llevado a las autoridades a reforzar sus medidas para evitar un desbordamiento.

Para esta edición nº 182 de la Oktoberfest, la policía planea hacer todo lo posible para asegurarse de que el inevitable choque cultural entre consumidores de grandes cantidades de cerveza y solicitantes de asilo, muy a menudo musulmanes, no degenere.

"Nuestro objetivo es separar a los diferentes grupos para que ningún conflicto aparezca", dijo el ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann. "Los solicitantes de asilo procedentes de países musulmanes no están acostumbrados a reunirse en público con personas extremadamente ebrias", dijo el ministro del Interior.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home