Sunday, September 20, 2015

La más importante universidad de Francia a sueldo de Qatar




El Islam compra a la más importante universidad de Francia - Giulio Meotti - Arutz Sheva

François, el profesor de literatura protagonista de la última y sensacional novela de Michel Houellebecq, "Sumisión", se ve obligado a convertirse al Islam para continuar sin problemas con su carrera académica en la Sorbona, cuyo rector, Robert Rediger, es un ferviente musulmán.

De hecho, la Sorbona, y no sólo en la novela, está subvencionada por Arabia Saudita. Un caso más en el que la ficción es anterior a la realidad.

Hace unos días, el presidente de la Sorbona, Philippe Boutry, firmó un acuerdo con el fiscal general del estado de Qatar. Dentro de los próximos tres años, la monarquía islámica financiará los estudios de cientos de inmigrantes sirios en la joya académica parisina. La Sorbona ha aceptado 600.000 euros por año durante tres años.

En 2015, el Café de Flore, la meca de los intelectuales franceses, parece presta a arrodillarse ante los fanáticos barbudos, al igual que hace treinta años se arrodilló ante Stalin. Parece que a la intelectualidad francesa siempre le ha gustado arrodillarse ante el ganador, o lo que ella ve como el futuro ganador.

En el Reino Unido, el Islam también está comprando a las universidades británicas. Ocho universidades, entre ellas Oxford y Cambridge, han aceptado más de 233,5 millones de libras esterlinas (320 millones de euros) de fuentes saudíes y musulmanes desde 1995. La suma total asciende a la mayor fuente de financiación externa de las universidades del Reino Unido.

En los EEUU sucede lo mismo. Unos 20 millones de dólares fueron donados al Centro de Estudios del Oriente Medio de la Universidad de Arkansas; 5 millones de dólares fueron para el Centro de Estudios de Oriente Medio de Berkeley, en California; 11 millones a la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, y medio millones de dólares a la Universidad de Texas (la séptima universidad, en orden de tamaño, en los Estados Unidos); 1 millón de Princeton; 5 millones de dólares a la Universidad de Rutgers.

La Unión Soviética, durante la Guerra Fría, invirtió mucho menos en sus operaciones de propaganda en Occidente.

Y hay otra diferencia importante. La intelectualidad occidental luchó contra los esfuerzos de los comunistas para subvertir la democracia occidental. Sin embargo. sus actuales relativistas herederos están ofreciendo apaciguamiento ante la agenda del Islam. La gloriosa universidad francesa parece querer convertirse en un campo de refugiados islámico.

Mientras tanto, el auténtico profesor francés de filosofía utilizado por Houellebecq como modelo para su personaje de Robert Rediger, todavía se esconde por haber criticado ea Islam. Es mi amigo Robert Redeker.

Solo nos queda citar al Zaratustra de Nietzsche, "die wuste wächst". "el desierto está creciendo" en Europa.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home