Wednesday, September 30, 2015

En Siria, tanto Putin como Obama son un problema para Israel (Y Obama puede ser el peor) - Shmuel Rosner - Jewish Journal


Pensando en la participación de Rusia en Siria y su impacto en Israel, hay dos cajas negras que tienen que ser consideradas: una es el contenido de la conversación, la semana pasada, entre el presidente Vladimir Putin y el primer ministro Benjamin Netanyahu, y la otra es el contenido de la conversación entre el presidente Putin y el presidente Barack Obama en Nueva York, hace un día.

En ambos casos, los dirigentes informaron de que la conversación fue constructiva. En ambos casos no existe un acuerdo específico del que tengamos conocimiento. Los discursos en la ONU de Putin y Obama demostraron claramente que dichos líderes no son de la misma opinión en cuando se trata de los resultados deseados en Siria:
En lo que equivalía a una refutación básica de lo afirmado por Obama, el líder ruso ensalzó al líder sirio diciendo que representaba la estabilidad y que sus fuerzas necesitaban apoyo para combatir a los extremistas del Estado islámico que ahora amenazan la región - y ello a pesar de que las fuerzas de Assad están dedicadas en su mayor parte a luchar contra los grupos rebeldes dedicados a su derrocamiento, no contra los militantes del Estado islámico. "Creemos que se trata de un enorme error negarse a cooperar con el gobierno sirio y con sus fuerzas armadas que están valientemente luchando contra el terrorismo cara a cara" dijo Putin.
El comentario de Putin de que estaba "preocupado" por la acción israelí en Siria demostró que el potencial de problemas relativos entre Rusia e Israel no se ha eliminado después de la reunión Putin-Netanyahu:
El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que estaba preocupado con el ataque de Israel contra Siria que fue impulsado por el fuego transfronterizo procedente de las posiciones del ejército sirio. "Respetamos los intereses de Israel relacionados con la guerra civil siria, pero estamos preocupados por sus ataques contra Siria", dijo Putin, según la Radio del Ejército. El proyectil sirio explotó en una zona despoblada del norte de los Altos del Golán, sin causar heridos ni daños.
La temporada de vacaciones ha provocado que la información haya sido incompleta en Israel en los últimos días, pero justo antes de Sucot se publicó un artículo en el diario Maariv sobre el nuevo vecino del norte de Israel, Putin. Seguramente, Putin y Rusia serán un nuevo dolor de cabeza para Israel en la región. Con operaciones en Siria cuando sean necesarias, con las fuerzas rusas operando en el país, todo será mucho más sensible de lo que solía ser. Teniendo en cuenta los intereses de Rusia en Siria, el diseño de las políticas israelíes también será más complicado. Si Putin quiere que Assad se quede e Israel quiere que se vaya - como con cautela lo ha dejado entender en el pasado -, entonces la política de Israel estará en desacuerdo con Rusia.

Ese no es el primer caso en que las políticas de ambos países están en desacuerdo. Pero este desacuerdo es nuevo a causa de dos factores importantes:
1. Rusia tiene fuerzas en Siria, y está demostrando su voluntad de respaldar sus políticas con la fuerza.  
2. Los Estados Unidos no adecuan sus políticas a su acción, es decir, a su inacción. De hecho, mucho más que Putin y sus políticas, ese es el verdadero dolor de cabeza para Israel.
Consideren lo siguiente: desde hace muchos años, las políticas israelíes y las políticas de Rusia (antes la Unión Soviética) sobre el Oriente Medio no eran compatibles. Los rusos apoyaron a los países árabes que fueron a la guerra contra Israel. Mantuvieron relaciones con los peores enemigos de Israel y les suministraron armas con las que acosar a Israel. Pero durante todos esos años Israel tenía el respaldo de los Estados Unidos, y el entendimiento era bastante claro: Israel era lo suficientemente fuerte como para hacer frente a sus enemigos regionales, a pesar de tener a los rusos como aliados y ser una superpotencia. Sólo un ejemplo notable: En la Guerra del Yom Kipur, cuando los rusos amenazaron con intervenir, las fuerzas estadounidenses se pusieron en estado de alerta. Un acontecimiento dramático que no sucedía con frecuencia, pero ocasionado porque las reglas del juego estaban claras. Si Rusia intervenía, los EEUU también lo harían.

La preocupación actual de Israel con respecto a la situación en Siria es clara: "ya no es cierto que Washington esté preparado para jugar el mismo papel que solía jugar en el pasado, y ser de nuevo el poder restrictivo en el caso de que Rusia intensificara su participación en Siria bajo formas que fuerab perjudiciales para Israel".

¿Qué sucede, por ejemplo, si Rusia decide equipar a las fuerzas de Hezbolá que combaten junto a Assad con armas que Israel no toleraría? En el pasado, Israel no dudó en atacar las entregas de armas a Hezbolá. Pero seguramente dude en atacar las entregas de armas de Rusia.

¿Los rusos se atreverán a realizar esas entregas? Desde luego anteriormente hubieran tenido en cuenta la respuesta de los EEUU a tales movimientos, y el riesgo de una participación estadounidense. Hoy se podría pensar - y con razón - que los EEUU no va a ser tan audaces como lo solían ser en el pasado a la hora de aplicar la contención de su poder.

En Jerusalén, muchos funcionarios israelíes también piensan que los EEUU no serán tan audaces como lo solían ser en el pasado a la hora de contener el poder ruso. Por lo tanto, aquí está el dolor de cabeza: "La política de Putin es la raíz del problema, pero la política de Obama es el factor de cambio que hace que la política de Putin sea mucho más complicada para Israel".

Si usted quiere poner esto en un contexto más amplio, esta situación se remonta al debate acerca de las afirmaciones de la administración Obama de que "la seguridad de Israel no sería dañada por sus políticas". El equipo de Obama tiende a considerar una definición restringida de dicha seguridad, y en ese sentido restringido, tendría validez su reclamación de que ha reforzado los medios israelíes de seguridad: más equipos, más cooperación en algunos asuntos de inteligencia, más apoyo financiero para propone definido.

Pero en el sentido más amplio, la seguridad de Israel se ha visto fuertemente afectada por las políticas de la actual administración estadounidense, tal como los últimos acontecimientos en Siria lo demuestran claramente

Labels: , ,

2 Comments:

Blogger Marlowe said...

Sois unas divas sin bragas

2:19 PM  
Blogger José Antonio said...

Felicidades por una frase digna de un tonto contemporáneo con pañuelo palestino al cuello.

Gracias por el comentario

4:09 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home