Wednesday, September 30, 2015

¿Futuro rumbo de colisión entre Rusia e Israel? - Putin advierte a Israel que no debe focalizarse en objetivos iraníes en Siria - Debka



El presidente ruso Vladimir Putin dice "estar preocupado por los repetidos ataques de Israel en Siria", según comentó después de hablar durante una hora y media con el presidente Barack Obama la madrugada del martes, 29 de septiembre, en el marco de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Putin reconoció que las preocupaciones de seguridad de Israel deben ser tenidas en cuenta en Siria, pero dijo estar preocupado por los periódicos ataques del IDF hacia posiciones del territorio disputado.

El domingo por la noche, el ejército israelí golpeó objetivos militares sirios con potentes cohetes de artillería Tamuz después de que dos cohetes sirios "errantes" aterrizaran en el Golán.

Según informaron a Debka fuentes militares, los cohetes Tamuz golpearon el puesto de mando de la 90 ª Brigada de artillería del ejército sirio, el cual estaba estacionado fuera de Quneitra. Fuentes sirias y libanesas dicen que el segundo comandante sirio resultó herido.

El mensaje que emitió el presidente ruso, inmediatamente después de su reunión con Obama, fue que Moscú no toleraría ataques israelíes en Siria, incluso en respuesta a un ataque.

Este comentario y la acontecimientos que condujeron a él plantean cuatro preguntas:

1. ¿Por qué Putin se tomó la molestia de responder en persona a un incidente trivial como un intercambio de fuego transfronterizo en el Golán, y esto directamente después de sus muy importantes conversaciones con Obama?

2. ¿Por qué estaba tan preocupado por este incidente? Éste sucedió una semana después de que el presidente ruso y el primer ministro israelí Binyamin Netanyahu hubieran acordado en Moscú establecer un mecanismo de coordinación para evitar enfrentamientos entre el IDF y las fuerzas rusas. Y en cualquier caso, las fuerzas rusas no estarían envueltas.

3. ¿Qué había detrás del comunicado emitido por el ministro de Defensa israelí Moshe Yaalon después del incidente, en el que destacó que su tolerancia a las infracciones de los cohetes sirios a la soberanía de Israel sería "cero", haciendo un énfasis inusual?

4. Las dos declaraciones muy cargadas fueron obviamente provocadas por mucho más que un errante fuego transfronterizo desde el lado sirio del Golán.

Según las fuentes militares y de inteligencia consultadas por Debka, las respuestas a estos interrogantes se encarnan en un individuo, el general de brigada iraní Saeed Azadi, de la Guardia Revolucionaria iraní, cuya presencia y operaciones en Siria son un secreto celosamente guardado.

O al menos así lo era hasta que Netanyahu "sacó al gato de la bolsa" en su reunión con Putin la semana pasada en la residencia presidencial rusa de las afueras de Moscú. El primer ministro israelí reveló su conocimiento de que el general Azadi había venido a sustituir el general Ali Allah Dadi, quien murió el 18 de enero en un ataque aéreo israelí contra un convoy que transportaba a guardias iraníes y a comandantes de Hezbolá que viajaban cerca de Quneitra. Estaban allí precisamente para inspeccionar el terreno desde el cual montar una campaña terrorista contra Israel.

El ataque aéreo israelí socavó este plan de raíz. Pero Irán y Hezbolá nunca se dieron por vencidos, y el general Azadi fue asignado para terminar de configurar la máquina del terror y conseguir que se pusiera en marcha y funcionara.

Hace una semana, Netanyahu avisó a Putin de que Israel no permitiría que esto sucediera, incluso si esto significaba terminar con otro general iraní. El líder ruso replicó explicando que los ataques de Israel contra objetivos militares iraníes presentan un problema ya que debilitan a Bashar Assad.

Tal como están las cosas, Rusia e Israel parecen estar en curso de colisión: mientras que Israel considera al general Azadi como un adversario amenazante, Putin lo considera como parte del eje ruso-iraní en Siria y quiere que Israel mantenga sus manos fuera de él. Este punto es de una importancia tan fundamental para los planes del líder ruso para Siria, que lo sacó a relucir en el más alto foro internacional. Casi como una secuela de su primera reunión con el presidente Obama en más de un año.

Además estaba señalando enfáticamente que la disposición de los ejércitos rusos e israelíes para coordinar sus operaciones en Siria sería inviable, y que estaba perdiendo la paciencia con los "problemas de seguridad" de Israel en la medida en que impidan sus planes con Irán en Siria.

Las fuentes militares que informaron a Debka también agregan: Los cohetes lanzados por los sirios el viernes y el sábado no fueron, de hecho, "errantes", tal como los calificó el portavoz del IDF. Los cohetes fueron disparados por orden del general iraní Azadi como una demostración de que la advertencia de Israel a Putin representaba una pérdida de tiempo y que seguiría adelante con su funcionamiento independientemente.

Por su parte, Netanyahu y ​​Ya'alon transmitieron su mensaje de resistencia a esta operación dando instrucciones al IDF de devolver el golpe con los cohetes Tamuz, un sistema lo suficientemente potente como para dejar la pausa de lado y presentar a Putin una complicación imprevista en su aventura sirio.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home