Sunday, October 25, 2015

La principal contribución de la Lista Árabe Conjunta: Los judíos religiosos israelíes no tienen fe en los árabes de Israel según muestra la última encuesta - Kobi Nachshoni - Ynet



Una nueva encuesta de opinión pública publicado sobre el telón de fondo de la reciente ola de terror, apunta a una animosidad real entre los judíos religiosos de Israel y el sector árabe musulmán, dando un nuevo significado al término "guerra religiosa".

De acuerdo con cifras dadas a conocer por el Instituto Miskar, especializado en el público nacional religioso, el 70% de tratar de evitar la compra de productos y servicios de árabes musulmanes, y sólo el 14% se opone a tal boicot y un 16% no tiene opinión al respecto.

El 67% piensa que el gobierno israelí debe preparar un plan práctico para fomentar la emigración de los árabes musulmanes de Israel, mientras que el 13% está en contra y un 10% se muestra indiferente.

Además, el 53,5% cree que la opción de realizar un traslado forzoso de esa población árabe debe incorporarse al discurso público, mientras que el 19% está en contra de ello y el 27,5% no tiene opinión al respecto.

El 69% está a favor de imponer un juramento formal de lealtad al Estado de Israel como condición para que los árabes reciban la ciudadanía israelí, mientras que el 16% está en contra y el 14% se muestra indiferente.

El 81% está de acuerdo con la afirmación de que "la mayoría de los musulmanes árabes son hostiles al Estado de Israel y a los ciudadanos judíos de Israel", mientras que sólo el 10% no comparte esa opinión y el 9% se muestra neutral.

El 85% cree que el sector árabe musulmán plantea una amenaza existencial para el Estado de Israel a largo plazo (y el 70% cree que plantea una amenaza a corto plazo). El 8% está en desacuerdo y el 7% es indiferente.

Preguntados si había expresiones significativas de racismo hacia los árabes en la sociedad israelí, el 40% de los judíos nacional-religiosos dijo que no las había, mientras que el 34% dijo que sí y un 26% no tenía opinión.

El 60% se negaba a aceptar la afirmación de que la mayoría de los árabes musulmanes de Israel se oponían a las revueltas y los disturbios en el sector árabe y querían formar parte del tejido social israelí. Sólo el 18% estaba de acuerdo con esa afirmación, y el 22% era indiferente.

Del mismo modo, el 61% rechazaba la afirmación de que los árabes tenían mayores dificultades para integrarse en la sociedad israelí en general debido a la discriminación y a las pocas oportunidades, mientras que el 21% estaba de acuerdo con la afirmación y el 18% no tenía opinión.

En general, sólo el 30% de los judíos nacional-religiosos creían que los árabes de Israel sufrían de "una mala o de una falta de inversión del sector público en todos los niveles de la vida". El 40% no lo creía y el 26% no tenía opinión.

El 38% opinaba que era importante que judíos y árabes cooperaran en el área económico-comercial con el fin de reforzar el sentimiento de una vida normal. El 35% estaba en contra y el 27% era indiferente.

El 46% de los judíos nacional-religiosos estaban convencidos de que el liderazgo político y religioso de los árabes israelíes estaba fuera de contacto con lo que querían sus votantes, mientras que el 23% estaba en desacuerdo  con esa afirmación y el 31% no tenía opinión.

La encuesta, que se realizó bajo la guía profesional y científica del Dr. Ido Liberman, incluyó a 480 hombres y mujeres mayores de 16 años, quienes constituían una muestra representativa de la población nacional-religiosa de Israel. El error máximo del muestreo era del 4.5%.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home