Wednesday, October 21, 2015

La propuesta pro-árabe francesa sobre el Monte del Templo: La locura francesa - Editorial JPost



¿Podría ser que dentro de pronto los cascos azules y las fuerzas de paz de las Naciones Unidas estén en el Monte del Templo? Si Francia sigue con su idea, el Consejo de Seguridad de la ONU podría aceptar una moción francesa y votar a favor de estacionar a "observadores independientes" en el lugar para "identificar posibles violaciones del status quo".

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dejó claro ayer que rechaza la propuesta francesa. Pero la ONU, una institución bien conocida por su falta de imparcialidad cuando se trata de el Estado judío, podría presionar a Israel para que aceptara la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU, si finalmente la aprueba.

Los franceses y otras naciones al parecer están bajo la impresión de que una fuerza de paz de la ONU tendría éxito en calmar las tensiones sobre un lugar que ha sido el epicentro de la violencia palestina musulmana.

Al parecer, las lecciones de la historia no han sido aprendidas.

De todos los muchos fracasos de la ONU sobre su creación hace siete décadas, las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU han destacado especialmente por ser terriblemente ineptas y corruptas.

En el período previo a la Guerra de los Seis Días, las fuerzas de emergencia (UNEF) de la ONU estacionadas a lo largo de la frontera entre Israel y Egipto fueron inútiles a la hora de prevenir la agresión egipcia que desencadenó al estallido de la guerra. Los egipcios simplemente le dijeron a la UNEF que evacuaran la zona, y el secretario general de la ONU, U Thant, asumió su petición.

A las fuerzas de paz de la ONU en la frontera norte de Israel tampoco les ha ido mucho mejor. A la denominada Fuerza Interina de la ONU para el Líbano o UNIFIL, su misión, puesta en marcha en 1978, no era particularmente provisional. La UNIFIL fue ampliado en gran medida a raíz de la Segunda Guerra del Líbano de 2006. Cuenta con un presupuesto anual de cerca de 500 millones de $ y emplea a más de 10.000 soldados y casi 1.000 funcionarios civiles.

Según la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, la UNIFIL se debía encargar de prevenir que Hezbolá se rearmara y asegurar que el sur del Líbano sería "una zona libre de cualquier ejército, bienes militares y armas", aparte de las Fuerzas Armadas del Líbano y la UNIFIL. Pero el UNIFIL ha fallado colosalmente. Desde el estallido de la guerra civil de Siria, el contrabando de armas de Hezbolá en el Líbano se ha acelerado, incluyendo los misiles anti-buque SS-N-26 Yakhont de fabricación rusa.

Y los fracasos de las misiones de paz de la ONU no se limitan a los asuntos relacionados con Israel . En 1994, en Ruanda, una Misión de Asistencia de las Naciones Unidas sabía que un genocidio podía ser inminente. Pero las fuerzas de paz de la ONU no detuvo a los hutus en su campaña previa de varios meses de duración que terminó con el asesinato de casi un millón de personas de la minoría tutsi.

En 1995, en Srebrenica, más de 8.000 hombres musulmanes bosnios fueron ejecutados sumariamente, la mayor parte por escuadrones serbios. Y esto sucedió después de que la ONU hubiera declarado a esa ciudad "zona segura" y de que la ONU enviara una fuerza de protección holandesa, precisamente para evitar tal atrocidad. Una foto del comandante holandés realizando un brindis con el general Ratko Mladic, el comandante de los serbios, demolió sin remedio la reputación de la ONU.

Más atropellos recientes incluyen la revelación en el 2005 de que las fuerzas de paz de la ONU realizaron proxenetismo y violaron a mujeres y niñas en la República Democrática del Congo en lugar de protegerlas de los traficantes sexuales. Denuncias similares se han realizado contra las fuerzas de la ONU desplegadas en Camboya, Bosnia y Haití.

¿Son estos los "cascos azules" a los que los franceses quieren confiarles guardar un lugar considerado por los judíos religiosos como su lugar más sagrado del mundo y que es santificado también por los musulmanes?

¿Creen verdaderamente los franceses que las fuerzas de paz de la ONU, con un historial tan horrendo, tendrán éxito a la hora de calmar las tensiones, o es qué los franceses tienen otra agenda?

Como Netanyahu señaló en su rechazo a la propuesta francesa, ésta no hacía mención de las mentiras e incitación descargadas a mansalva por los funcionarios de la Autoridad Palestina, como por ejemplo que Israel está tratando de cambiar el status quo en el Monte del Templo.

 De hecho, el movimiento francés parece tener menos que ver con el restablecimiento de la seguridad en el Monte del Templo y más con aprovechar el reciente conflicto para "internacionalizar los lugares sagrados" en un intento de apoyar la presión musulmana y así obligar a Israel a ceder el control sobre el Monte del Templo.

La introducción de una inepta, y potencialmente corrupta fuerza de paz de la ONU, sólo agravaría una situación ya volátil. El verdadero problema en el Monte del Templo no es una falta de capacidad de aplicar la ley, sino la irresponsable incitación palestina.

 Los franceses emplearían mejor su tiempo si trataran de persuadir a los líderes palestinos de detener la difusión de mentiras y de promocionar los conflictos.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home