Thursday, October 15, 2015

Los anunciados planes del Islam para destruir a Israel en el 2022 - Giulio Meotti - Arutz Sheva



De frente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu no sólo se quedó mirando a los ojos y en silencio durante cuarenta segundos a los representantes del mundo, acusándolos de haber guardado silencio ante la promesa de Irán de destruir a Israel, sino que también mostró un libro en farsi. El autor era el líder supremo Ali Jamenei, y en él relataba que "dentro de 25 años no habrá más Israel".

Hay una fecha recurrentemente obsesiva en las proclamas de los líderes del mundo árabe-islámico: 2022. Es el año en que se han reservado para el fin de Israel. "Para el año 2022, posiblemente antes, Israel será destruido" acaba de decir Hassan Rahimpour Azghadi, del Consejo Supremo de Irán para la Revolución, el brazo derecho de Jamenei.

Hace un año, el ministro del Interior de Hamas Fathi Hamad dijo que los árabes palestinos liberarían toda Palestina "dentro de ocho años". Por lo tanto, en 2022. En mayo pasado, en una entrevista en el canal libanés Nbn TV, el imán de la mezquita de Al Quds en Sidón, Maher Hamoud, afirmó que "según cálculos basados ​​en el Corán, el fin de Israel será en 2022" . Sheikh Ahmed Yassin, el fundador de Hamas, comparte la misma visión.

Otro libro en Irán, publicado a principios de este año y en base a las ciencias ocultas, según la interpretación del Corán y de cálculos matemáticos, afirma que "Israel será destruido en el 2022".

Recientemente, el Estado Islámico publicó un libro afirmando que "el principio del fin de Israel será en el 2022", dos años después de la caída de Roma, el símbolo del cristianismo. "En el 2022 los cuarenta años de la paz y la seguridad de Israel ya no serán más". El texto clave de esta alucinación islámica se titula "El colapso del imperio de Israel en el 2022" y está escrito por un erudito árabe palestino, Bassam Nihad Jarrar. El libro, publicado en árabe en 1990, fue traducido al inglés y ampliamente distribuido en Malasia. Desde entonces, es un éxito de ventas en el mundo árabe-islámico.

Esta fecha, la de 2022, casi se ha convertido en una leyenda. Un periodista sirio entrevistado por la televisión de la Autoridad Palestina afirmó estar al tanto de un informe de la CIA que había informado en su momento al entonces presidente de los Estados Unidos Bill Clinton de que Israel no existiría después de 2022.

El problema es que el mundo árabe-islámico, desde las amenazas iraníes de armas nucleares a los acuchillamientos y lapidaciones de los árabes palestinos, está trabajando duro para hacer que esta fantasía se haga realidad.

Si te aproximas a Israel con una concha de mar, se oye el sonido de la soledad. La supervivencia del Estado judío parece precaria. Pero todo apunta a lo contrario. La población actual de Israel es nueve veces superior a la de 1948, el año de la creación del Estado y de la Guerra por la Independencia. Los judíos israelíes aman la vida y odian a la muerte más que cualquier otra población en el mundo.

Para el 2022, el mundo islámico está conspirando para convertir a Israel en una nación de casas vacías. Pero, por ahora, las casas de Israel están llenos de alegría y de niños. Tal como debe ser.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home