Sunday, October 18, 2015

Un característico y emblemático "tonto contemporáneo" de la izquierda israelí. Por supuesto, escribe en el Haaretz



El título de su artículo dice: "Una disculpa a mi asesino (NP.: palestino, por supuesto) en el caso de mi muerte en la actual ola de violencia".

Con eso lo dice todo. Conocí a este "personaje" hace un tiempo, cuando amenaza desde otro de sus artículos con irse de Israel porque "no era lo que el quería que fuese". El típico narcisista de la izquierda israelí que, pretendiendo ser mejor que los demás y conocer mejor que el resto lo que es bueno y malo, le adjudica a los demás la culpa de no ser o no actuar como él quiere que lo hagan, y al hacerlo frustrar su existencia, de ahí su deseo de abandonar Israel.

Recuerdo también haber leído un artículo sobre él donde, con ocasión del acuerdo nuclear de Obama con Irán, y haciendo referencia a una intervención de Eli Wiesel en favor del discurso de Netanyahu ante el Congreso americano, comentaban su aparente obsesión en uno de sus artículos con el abundante cabello de Wiesel, que a la vista del de nuestro "genio de la izquierda", parecía traslucir cierto trauma.

Pero no se entristezcan, este emblemático "tonto contemporáneo" de la izquierda actual sigue viviendo en Israel y largando sus bobadas biempensantes típicas del Meretz y similares.

Hoy también en el propio Haaretz, dos de sus lectores le ponen a caldo y le dejan con el culo al aire a este narcisista pretencioso de la izquierda más estúpida.

Los lectores

- Eric Feig - Gracias
Gracias por recordarme que hay judíos que piensan como tú lo haces.  
Yo sólo puedo ver el comienzo de este artículo en la secuela de la Kristelnacht. 
"Solamente los judíos de Europa tienen la culpa de la violencia que sufren y de la persecución y discriminación contra ellos. Si no fuera por su preocupación por sí mismos, su curiosa ropa, su cabello y sus costumbres, y sus prácticas comerciales predatorias, etcétera, los judíos serían bienvenidos en la sociedad y no serían los parias que son. Yo soy judío, no creo en Dios, como jamón y realmente entiendo por qué ellos odian a los judíos y por qué nos lo merecemos. Siento que soy judío y realmente hago lo que puedo para no ser como ellos. ¿Podrían al menos no confundirme con ellos?". 
Hay bastantes cosas que criticar al gobierno israelí y al pueblo israelí, seguro. ¿Pero que es lo que propone en su artículo disculpatorio y lleno de odio de si? 
No reconoce de ninguna manera la complejidad del problema o la responsabilidad que ambas partes tienen, y el hecho de que a pesar de las acciones de Israel, no es con un diálogo con la AP o Hamas cuando llegará la paz.  
Lo que demuestra su artículo (y sus otros artículos), al menos para mí, es algo más profundo, tal vez algo más personal, una cuestión que va más allá de un artículo de opinión de geopolítica en el Haaretz, y lo que comunica es un profundo malestar con su propia identidad, su herencia y religión.

- JJ Gross - Ya hemos tenido bastante con este estúpido
El año pasado, Rogel Alpher prometió que se iba de Israel para siempre.  
La mayoría de nosotros nos regocijamos por ello, aunque prematuramente, ya que aparentemente sigue por aquí goteando el pueril veneno de su pluma poco maligna. Vamos Rogel, mantenga su palabra.  
Estoy seguro de que en Suecia le darán la bienvenida con los brazos abiertos.


Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home