Sunday, January 31, 2016

El lenguaje de las élites políticas progresistas prescinde del sufrimiento judío para ser "más universalista"



El comunicado oficial  dado a conocer por el primer ministro de Canadá en el Día Internacional de Conmemoración de las Memoria de las Víctimas del Holocausto está causando una tormenta en los medios de comunicación social por su omisión de las víctimas judías del genocidio nazi.

Comentarios publicados en Facebook por figuras como el analista del Oriente Medio con sede en Londres Jonathan Sacerdoti, el consejero de Cristianos Unidos por Israel (Canadá) Frank Dimant y el productor de i24News D'vora Charness señalaban que veían como una parodia la declaración del primer ministro Justin Trudeau, la cual está cosechando cientos de furiosos comentarios de inclusive seguidores suyos.

Sacerdoti prologó su crítica con: "Estimado Sr. Trudeau, Judí. Judíos. Judaísmo. Antisemitismo. Saludos, Jonathan".

Dimant escribió su propia crítica de la declaración de Trudeau: "No se hizo una sola mención de los seis millones de judíos asesinados por los nazis. También es interesante notar que no hubo ninguna referencia al antisemitismo que barre Europa y el mundo islámico".

Charness, un canadiense, escribió: "Esto es lo que sucede cuando usted elige a un adolescente como primer ministro... las palabras que le faltan: Judío / Judíos / Antisemitismo.  # Disgustedcanadian"

De hecho, la muy escueta declaración de Trudeau mencionando al Holocausto, los nazis y el peligro de permitir que el odio se propague, ocultaba en todo momento la identidad de las víctimas. Decía lo siguiente:
En este día, rendimos homenaje a la memoria de los millones de víctimas asesinadas durante el Holocausto. Honramos a los que sobrevivieron a las atrocidades a manos del régimen nazi, y celebramos sus valientes historias de esperanza y perseverancia. 
El Holocausto es un crudo recordatorio de los peligros y riesgos de permitir que el odio, los prejuicios y la discriminación se extiendan sin respuesta. También nos recuerda que el silencio no debe ser una opción cuando se ve amenazada la humanidad. 
Cuando hacemos una pausa para educarnos a nosotros mismos y a nuestras familias en las amargas lecciones del Holocausto, también fortalecemos nuestra determinación de trabajar con nuestros socios nacionales e internacionales para seguir defendiendo los derechos humanos y condenar la intolerancia.
Las respuestas críticas no tardaron en producirse, especialmente - aunque no exclusivamente - de los propios canadienses (y ex canadienses) que expresaron su "vergüenza" por el nuevo gobierno de su país, que fue elegido hace tres meses.

Entre las muchas respuestas estaban las siguientes:

Stuart Lewis: "Tenemos a un eunuco de primer ministro. Esto es muy preocupante".

Dinah Kutner: "¿Por qué no esperamos nada bueno de este primer ministro?"

Inna Rogatchi: "Dice muy claro lo que [Trudeau] es en realidad. ¿Alguna otra pregunta?"

Olivier Cohen: "Definitivamente es una declaración muy inane. Teniendo en cuenta el impacto del Holocausto tenía sobre el pueblo judío, y el tamaño y la influencia de la comunidad judía en Canadá, podría haber hecho bien mencionándolos. Tal vez esto forme parte de la nueva política líberal de 'no ofender a los musulmanes'. Quizás los 25.000 potenciales nuevos votantes de los liberales, los refugiados musulmanes que Trudeau ha decidido acoger, han provocado que se lo piense dos veces. No puede permitirse el lujo de perder sus votos con alguna declaración favorable sobre los judíos con ocasión del Holocausto".

Natalie Erlich: "La cuestión de quién eran las víctimas es difícilmente discutible, a menos, por supuesto, que usted sea Jamenei o comparta sus ideas"

Bernie Berel Shuster: "Tengo mucho miedo ante lo que se avecina con este primer ministro. ¿Dónde están esos judíos prominentes que ayudaron a que fuera elegido con dinero y consejos?"

La declaración de Trudeau se produce tres días después de que el ministro de Exteriores canadiense Stephane Dion lanzara una advertencia al Estado judío.

"Como firme aliado y amigo de Israel, Canadá pide que se hagan todos los esfuerzos para reducir la violencia y la incitación, y así ayudar a crear las condiciones para un retorno a la mesa de negociaciones", escribió Dion el domingo, provocando reacciones adversas por parte de personas que interpretaban que estaban equiparando moralmente la política israelí y el terrorismo palestino.

El lunes, el portavoz de Dion, Joe Pickerill, respondió a los críticos diciendo, "No estamos equiparando necesariamente la violencia por cualquier medio de ambas partes".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home