Sunday, April 24, 2016

Las ya rutinarias y sesgadas "distorsiones" de las autotraducciones al inglés del Haaretz se convierten en un asunto público - Camera




En esta imagen, un meme de un grupo de Facebook dedicado a satirizar las traducciones al inglés del Haaretz. 
Arriba, en hebreo: "La receta ganadora del concurso 'Madres cocinan juntas': Un montón de cumplidos, una pizca de celos". 
Traducción al ingles del Haaretz: "El hambre en Gaza. Netanyahu: Si no hay pan, que coman pasteles de chocolate"
Desde hace más de cinco años, Camera ha estado documentando, exponiendo y obligando a corregir lo que ya se denomina "Haaretz, Lost in Translation", un fenómeno ya rutinario por el cual la influyente edición en inglés del diario, una fuente fundamental de información para los responsables políticos, periodistas, investigadores y estudiantes internacionales, resta importancia a la información generalmente más moderada que aparece en el original hebreo, sobre todo cuando hay relación con la militancia y violencia palestina, y otras acciones ilegales árabes. En algunos casos, la traducción al inglés está completamente en desacuerdo con el original hebreo, e incluye información errónea acerca de Israel, la cual no aparece del todo en el original hebreo.

La web hebrea Presspectiva, también comenta con frecuencia estos "problemas de traducción al inglés", dando a conocer al público de lengua hebrea la información errónea que el Haaretz distribuye en inglés por todo el mundo. La influencia que el Haaretz en inglés disfruta en el extranjero es completamente desproporcionada con relación a su número de lectores en hebreo, donde es una publicación marginal (solo un 6% del mercado nacional).

En los últimos días, el público israelí, junto con los medios y los políticos hebreos, ya están tomando nota. Los problemas de traducción del Haaretz se han convertido en un tema candente en los medios de comunicación social hebreos, donde ya circulan abundantes memes burlándose de esas absurdas traducciones.

En la última semana, altos representantes del Haaretz han hecho dos apariciones en los medios hebreos intentando defender el historial de su edición en inglés. El editor de Aluf Benn apareció en el popular programa de entrevistas del Canal 2, "Haolam Haboker" con Avri Gilad, y de mala gana hizo referencia a CAMERA diciendo que "es cierto que es una organización que trabaja específicamente para encontrar este tipos de errores". El relevante intercambio fue el siguiente:
GA: Existe el sentimiento, y estoy tratando de bajar el tono de mis propios sentimientos acerca de su diario, de que ustedes han adoptado de alguna manera la técnica palestina, pero con un giro interesante. Los palestinos hablan muy moderadamente al mundo en inglés, pero cuando hablan a su gente su mensaje no es nada moderado. Ustedes hacen lo contrario. En hebreo, ustedes hablan moderadamente, pero cuando hablan al mundo exterior en inglés dicen cosas terribles y horribles, muy radicales.

Benn: Yo no lo creo. No lo creo.

GA: Le mostraré, por ejemplo. "Mujer palestina disparada" [en inglés.] Ella era, como todo saben, una asesina, pero en su diario no era más que una palestina. O bien, "¿Cuántas ejecuciones por los soldados israelíes no han sido capturadas en un vídeo?", [otra vez en inglés] y cosas similares.

Benn: Escucha, yo no creo que sea... Es cierto que hay una organización que trabaja específicamente en encontrar estos tipos de errores.

Gilad: Gracias a Dios existe.

Benn: Vale. Nosotros también hemos sido atacados porque la edición en inglés supuestamente titulaba deliberadamente hacia la derecha para ganarse el favor de Yisrael Hayom, ya que utilizaba su imprenta para imprimir nuestro periódico. Escucha, si hay errores en los hechos, y somos informados de ello, los corregimos. No existe una política para atraer a un público internacional determinado con el fin de perjudicar la Hasbara de Israel o algo por el estilo.

Gilad: Su editor dice, en sus propias palabras, que apoya el movimiento de boicot contra Israel.

Benn: No, mi editor escribió una carta, una columna, en la que hablaba sobre las ventajas de una presión internacional sobre Israel. Pero es su derecho a expresarse. Ese es su punto de vista.
Es cierto, como dice Benn, que el diario a menudo corrige los errores que les plantea CAMERA. El hecho de que los editores suelen estar dispuestos a corregir esos errores plantea una pregunta: ¿qué están haciendo para evitar la continuación de ellos, hasta volverse sistémicos? En otras palabras, ¿por qué no atajan el problema?

De hecho, hace unos días hubo una reciente señal de que los editores del Haaretz no han logrado frenar las traducciones sesgadas. En un artículo de abril de Odeh Basharat en la edición inglesa, tanto en forma impresa como en línea, se avanzaba la acusación completamente infundada e inflamatoria de que el ex director del Shin Bet, Avi Dichter, ordenó el asesinato de Arafat. El artículo dice:
Todavía no entiendo, sin embargo, ¿por qué Dichter descargó su rabia contra [Ayman] Odeh, el líder de la Lista Árabe Conjunta, cuando éste en una entrevista en televisión comentó que cuando era el jefe del Shin Bet, Dichter había ordenado el asesinato del jefe de la OLP Yasser Arafat y de los fundadores del Hamas Sheikh Ahmad Yassin y Abdel Aziz Rantisi. Cuando todo está dicho y hecho, Odeh se limitó a señalar el hecho de que Dichter ordenó la ejecución de personas sin juicio. De hecho, me habría esperado que incluso Dichter reconociera públicamente estos logros en la historia de su vida. Después de todo, este tipo de acciones inspiran orgullo en la opinión pública israelí.
Sin embargo, la versión hebrea no identificaba a las presuntas víctimas de Dichter, según Odeh, y por lo tanto no sostenía que se trataba de un "hecho" que Arafat fuera uno de los que Dichter "había ejecutado... sin juicio".

Mientras tanto, Amos Schocken, el principal editor del Haaretz, ha expresado una menor inclinación a corregir los errores que Aluf Benn. En una columna de Presspectiva, su editor en jefe Hanan Amiur publicó la respuesta de Schocken a la extensa lista de malas traducciones del Haaretz denunciadas por CAMERA, muchas de las cuales fueron corregidas: "Tengo que decir que, después de haber examinado el informe de CAMERA, no estoy de acuerdo con gran parte de sus acusaciones, y si en algunos casos fueron corregidos los artículos, yo no habría hecho esas correcciones".

Schocken añadió:
Rechazo enteramente la afirmación de que existe un sesgo en la edición inglesa que la inclina hacia unas mayores críticas a Israel, y todos sus ejemplos no pueden fundamentar esta afirmación. CAMERA, por decirlo así, es una organización inclinada hacia la derecha y no es un organismo dedicado a la precisión en el periodismo. Si ese fuera el caso, sus resultados habrían sido diferentes, y aparentemente equilibrados.
Schocken nuevamente se vio obligado a defender a la edición inglesa del Haaretz en una entrevista que dio la semana pasada a la Radio del Ejército, en la que el entrevistador Yael Dan se centró en un problema documentado por Presspectiva: Mientras los múltiples titulares en hebreo se referían al "terrorista palestino" muerto por un soldado israelí en Hebrón una vez que estaba desarmado, los titulares en inglés del Haaretz solamente hacían referencia de los "disparos a un palestino".

La repetición de la respuesta que anteriormente había dado al Presspectiva, continuó con una absurda discusión de si los diarios que identificaban al palestino como un "terrorista", debían por lo mismo identificar el soldado, que ahora se enfrenta a cargos de homicidio involuntario, como un "asesino". Schocken rechazó de plano el argumento de Yael Dan de que, si bien el ataque del palestino contra el soldado era un hecho indiscutible, un tribunal está examinando las circunstancias que rodearon el tiroteo del soldado al atacante palestino.

Al reciente énfasis dado entre la opinión pública israelí a las sesgadas traducciones al inglés del Haaretz, ha seguido una amplia crítica al diario del líder centrista Yair Lapid, quien censuró la influencia desproporcionada del diario en el extranjero y tachó a la mayoría de sus articulistas como "radicales post-sionistas o antisionistas, no periodistas. La libertad de expresión no permite que se mienta y se demonice", dijo el líder del Yesh Atid.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home