Sunday, May 01, 2016

El inevitable "complot sionista" para echar a Corbyn del liderazgo del partido Laborista británico - Marc Goldberg - Times of Israel



Ya está confirmado, los sionistas están actualmente en medio de una campaña para eliminar a Jeremy Corbyn como jefe del partido Laborista británico. O por lo menos esto es lo que usted cree si es Ken Livingstone, Ali Abunimah o uno de los miles de activistas radicales del partido Laborista.

Si usted ha estado alejado de Internet y de cualquier medio de comunicación desde hace varias semanas, quizás no sea consciente de lo que está pasando en el partido Laborista británico en estos momentos. Voy a resumírselo brevemente diciendo que tienen un problema con el antisemitismo. Un gran problema. A saber, que muchos de sus miembros y de sus principales dirigentes están locos por soltar chorradas y estupideces cuando se trata de hablar de los judíos y del sionismo.

Las razones de por qué el partido Laborista se ha encontrado en este lío proceden de que un núcleo no necesariamente pequeño de sus militantes piensan que los "sionistas son los modernos nazis de hoy, y de que el judaísmo y el sionismo no sólo son completamente diferentes, sino que son incompatibles entre sí", Esta posición sin sentido les conduce a ridículas teorías de conspiración que utilizan todo tipo de gimnasia intelectual para evitar la admisión de dos simples verdades:
1.- La mayoría de los judíos son sionistas y la mayoría de los sionistas son judíos.
2.- El sionismo no es más que la ideología que pretende asegurar la autodeterminación nacional del pueblo judío.
La razón de que estas dos obvias ideas resulten tan completamente incomprensibles para muchos miembros del partido Laborista radica en que "significa aceptar que Israel es un país nacido de la voluntad judía de decidir su propio futuro, de determinar su propia realidad en un mundo que les dio la espalda en su momento de mayor necesidad, y de que todo esto es completamente opuesto a su obsesión de que se trata de un proyecto colonial creado para dominar Palestina y matar palestinos". Dado que dentro de la izquierda se ve el mundo a través de unas lentes marxistas donde casi todo lo que acontece sucede como consecuencia "del imperialismo occidental, tener que aceptar al sionismo como mucho más que un síntoma de una agresión occidental, les resulta algo casi imposible e insoportable".

Antes de la elección de Jeremy Corbyn como líder del partido Laborista, este punto de vista provenía de las aguas estancadas del radicalismo izquierdista dentro del partido Laborista, pero la candidatura de Corbyn dio lugar a una ola de apoyo desde la franja radical, que lo vio como su auténtico representante, y que ahora con Corbyn están a la vanguardia del partido.

Para estas personas, "los sionistas, los zios y los zionazis se pueden encontrar en el centro de casi cualquier cosa mala que pueda suceder y que no les gusta". Sin embargo, a estas personas nunca se les ocurriría verse a sí mismos como enemigos de los judíos. Al contrario, se ven a sí mismos como defensores apasionados de los derechos humanos. Sin embargo lo que hacen constantemente es atacar a Israel y a los sionistas con todo tipo de extrañas reclamaciones que no se pueden sostener sobre ninguna base real. Ellos se perciben a sí mismos como antifascistas del siglo XXI, y dado que según su visión del mundo los sionistas son los nazis del siglo XXI, ellos son apasionadamente antisionistas.

Los mensajes antisemitas en Facebook de la miembro, ahora suspendida, del Parlamento, Naz Shah, sirven para ilustrar este punto de vista perfectamente. Durante la operación Muro Protector de Israel, uno de los memes que compartió en Facebook contenía estas palabras;
Nunca olviden que todo lo que hizo Hitler fue legal 
Shah es una apasionada defensora de los palestinos. Pero esto no tiene nada que ver con los palestinos y tiene todo que ver con la fabricación de que los judíos parecen nazis.

La ex candidata parlamentaria laborista para Woking, Vicki Kirby, fue aún más lejos cuando dijo en Facebook:
¿Quien es el Dios sionista? Estoy empezando a pensar que podría ser Hitler. #Palestina libre
Ella posteriormente subió el nivel diciendo:
Inventamos a Israel cuando los salvamos de Hitler, el cual parecer ser ahora su profesor
Y así llegamos a una situación en la que los judíos son un objeto regular de ataques por parte de miembros del partido Laborista de Jeremy Corbyn, acusándolos habitualmente de ser nazis. Por otra parte, si reaccionamos y criticamos sus ataques antisemistas, eso solamente conduce a que verse acusados ​​de "difamar a personas con acusaciones sin fundamento de antisemitismo, y ello como parte de algún tipo de siniestro complot contra el partido".
La Prensa, el Laborismo derechista  e Israel no van a parar esta caza de brujas hasta que tengan la cabeza de Corbyn, o bien sea derrotado - Asa Winstanley, el 28 de abril de, el año 2016.
Así que cuando Lord Levy habló de antisemitismo en el partido Laborista sus preocupaciones fueron despedidas de inmediato como procedentes de un malvado sionista más que de un judío británico. De hecho, cada vez que alguien plantea sus temores acerca del antisemitismo en el partido Laborista, esas mismas preocupaciones son despedidas "como sionistas o por formar parte de una conspiración destinada a herir a los laboristas".

Para estas personas, a no ser que haya alguna sinagoga quemada por cabezas rapadas de extrema derecha, no se puede hablar de antisemitismo. Para ellos no hay tal cosa como un odio exclusivo contra los judíos, y no puede existir tal tipo de antisemitismo, ya que solamente puede existir el odio contra los musulmanes, los negros, o cualquier otra minoría. Basta con observar lo que dice el propio Jeremy Corbyn. Cuando se le preguntó por los comentarios realizados por Lord Levy con relación al antisemitismo en el partido Laborista, comentó lo siguiente;
Lord Levy claramente no me ha escuchado las siete veces, desde que me convertí en líder del partido, en las que condené absolutamente el antisemitismo, la islamofobia o cualquier forma de racismo. Eso es un hecho. Y estoy decepcionado de que Lord Levy haya realizado estas observaciones".
En su respuesta anterior, mencionaba al antisemitismo al lado de la "islamofobia o cualquier forma de racismo", lo mismo que hizo cuando fue entrevistado por la suspensión de Ken Livingstone por la BBC;
"No podemos tolerar el antisemitismo de cualquier manera, o cualquier otro tipo de racismo dentro del partido. No es aceptable".
Pero las quejas contra el partido Laborista se fundamentan específicamente sobre si antisemitismo. Las quejas se refieren a activistas del partido laborista que afirman que los sionistas controlan al Estado islámico o bien han estado detrás del 11-S, o sobre la "sombría manera en que los sionistas ejercen un control sobre las instituciones del gobierno británico, controlan las guerras en el extranjero y otros tropos", y cuando la palabra "sionista" es reemplazada de manera consciente o involuntaria por la palabra "judío", se ajusta a los repugnantes abusos contra los judíos a lo largo de la historia.

Esto simplemente no es aceptable. Es antisemita. ¿Cómo lo sabemos? Debido a que casi todas las organizaciones judías en el Reino Unido lo están afirmando.

La necesidad de Corbyn de hacer referencia a otros tipos de racismo cada vez que trata de condenar el antisemitismo sirve simplemente para demostrar que realmente no entiende lo que está condenando. Además Jeremy Corbyn, tristemente, es el hombre que se ha referido a sus "amigos de Hamas y Hezbollah", un comentario que más tarde defendió:
Hablé en una reunión sobre la crisis del Oriente Medio en el parlamento y había gente de Hezbollah, y dije que daba la bienvenida a nuestros amigos de Hezbollah por entrar en la discusión y en el debate, y dije que quería que Hamás también formara parte de este debate. He conocido a Hamas en el Líbano y he conocido a Hezbolá en este país y en el Líbano"
Difícilmente puede considerarse una coincidencia que los "amigos" de Corbyn, tanto Hamas como Hezbollah, expresen habitual y consistentemente los mismos puntos de vista antisemitas que actualmente son compartidos por bastantes miembros del partido Laborista. Si Corbyn mantiene relaciones con personas y grupos que son virulentamente antisemitas, como es el caso de Hamas y Hezbollah, si defiende trabajar con ellos y conocerles, ¿"cómo es posible que se sorprenda cuando los miembros de su propio partido asumen sus mensajes antisemitas como propios"?.

En la raíz de todo esto se encuentra el hecho de no entender que ser sionista significa simplemente apoyar la autodeterminación nacional judía y que este punto de vista es celebrado con pasión por la gran mayoría de judíos, no sólo del Reino Unido, sino del mundo. Incluyendo a la gran mayoría de los judíos miembros del partido Laborista.

Hasta que no dejen claro que no existe ninguna conspiración sionista contra el partido Laborista, que los miembros judíos del partido con una conexión a Israel no son malvados nazis, sino simples y leales miembros del partido, una buena parte del partido Laborista seguirá en manos de esos militantes que consideran que los sionistas están conspirando para dominar el mundo.

La gente ya está diciendo que el partido Laborista es "estructuralmente antisemita". Bajo Corbyn lo es claramente. La pregunta sigue siendo, ¿qué hará el partido Laborista para despejar ese sentimiento cada vez más extendido?

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home