Saturday, May 21, 2016

Una mala decisión y lo que va de un Lieberman a otro: del "centrista y moderado" formando parte de la oposición a Netanyahu al "ultra y reaccionario" por unirse a él



La hipocresía de la izquierda - Dror Eydar - Israel Hayom

En primer lugar, permítanme decir esto: quería que el líder laborista Isaac Herzog se uniera al gobierno. Y creo que el primer ministro, Benjamin Netanyahu lo sentía de la misma manera. Cualquiera que haya leído el capítulo sobre Theodor Herzl del libro del padre del primer ministro, Benzion Netanyahu, "Los padres fundadores del sionismo", sabe lo importante que es la legitimidad internacional para la familia Netanyahu. Si hubiera sido nombrado ministro de Asuntos Exteriores, Isaac Herzog, habría podido reducir tanto la presión internacional sobre Israel como la presión interna de los miembros más cuerdos de la izquierda israelí, los cuales se habrían tragado su odio a Netanyahu para permitir movimientos beneficiosos para el país.

He escrito más de una vez que no hay grandes diferencias entre las perspectivas de Netanyahu y Herzog, y que si el juego político fuera más limpio, una asociación entre los dos podría ser fructífera. Pero el partido Laborista ha sido tomado por soñadores delirantes. Cualquier persona expuesta al vil discurso dirigido durante los últimos días contra Herzog por sus conversaciones con Netanyahu, podría haber pensado que habíamos vuelto a la última campaña electoral, cuando la izquierda afirmó:  "Nosotros o ellos", y la mayoría de los medios de comunicación promovieron la coalición "cualquiera excepto Bibi". La menguante tribu en que se ha convertido la izquierda en Israel se niega a cooperar con la derecha. Para muchos izquierdistas, entre ellos algunos laboristas, Netanyahu es una persona no grata, mientras que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas es simplemente un abuelo simpático y amable. Vergonzoso. Es por esto que yo dudaba de las posibilidades de seguir adelante de Herzog. Qué lástima.

Netanyahu podría haber mantenido una estrecha coalición de 61 diputados hasta el final del plazo de su gobierno, pero su capacidad para dirigir al país de manera efectiva habría estado sujeta a los caprichos de diputados irresponsables e individualistas. La saga que rodea el acuerdo marco regulatorio del gas natural era razón suficiente para reorganizar la coalición. Era el deber de Netanyahu de ampliar la coalición. El líder deYesh Atid, Yair Lapid, no quería unirse, y Herzog no pudo unirse. Así que el primer ministro se quedó con Lieberman. Doloroso, pero peor sería que Netanyahu no hubiera hecho nada.

He expresado mis puntos de vista sobre Lieberman muchas veces. Como ministro de Asuntos Exteriores, no hizo casi nada. A pesar de su etiqueta de derechista, su verdadero punto de vista político es desconocido, y no estoy seguro de que sea un auténtico derechista en el momento de la verdad. El tiempo dirá si va a ayudar a la empresa de los asentamientos en Judea y Samaria más que lo hizo el aún ministro de Defensa Moshe Yaalon. Mis amigos los colonos tendrán que comprobar los datos reales, y verán que lo comentado sobre Ya'alon está lejos de la imagen difamatoria que se ha pintado de él.

Sin embargo, no puedo pasar por alto a los políticos santurrones y a los comentaristas de los medios que hasta ayer estaban dispuestos a que Lieberman formara parte de una coalición de izquierdas. Vuelvan a los meses anteriores a la última elección y lean todos los artículos sobre la "moderación" de Lieberman y su transformación en un "centrista". Un comentarista incluso fue tan lejos como para esbozar un escenario en el que Lieberman podría servir como ministro de Defensa en un gobierno de centro-izquierda que incluía a la líder del Meretz Zehava Galon. "Lo más importante es cualquiera menos Bibi", escribía el comentarista.

Si la suerte está echada y Lieberman es el próximo ministro de Defensa de Netanyahu, a continuación Ya'alon, sin duda, podría ser una excelente canciller. [N.P,; Ya'alon ha decidido abandonar temporalmente la política)[ Ya'alon está familiarizado con el ámbito internacional y sabrá cómo formular una estrategia para proporcionar a Israel margen de maniobra diplomática. Hay demasiadas personas que quieren ver un distanciamiento entre Netanyahu y Ya'alon. Por el bien tanto de Israel como un todo y del campo conservador derechista en particular, una grieta tal no debe permitir que se desarrolle. [N.P.: Ya se ha desarrollado].

En los próximos días, vamos a escuchar tonterías sin fin sobre un extremista, loco, fascista y mesiánico gobierno derechista,  y de una gran cantidad de las teorías favoritas de los predicadores de la izquierda para quienes solo existe la democracia de un solo lado. No vivimos para escuchar sus dictados ni para disfrutar de su amargura.



Netanyahu está poniendo en peligro la seguridad nacional de Israel - Ron Ben-Yishai - Ynet

El poner fin como ministro de Defensa a Moshe Yaalon y su sustitución por el diputado Avigdor Lieberman representa un acto irresponsable perpetrado por el primer ministro Benjamin Netanyahu. El primer ministro está poniendo en peligro nuestra seguridad nacional hasta un nivel poco razonable, por conveniencia política pura, entregándose a la extrema derecha de su partido. El cambio de Lieberman por Ya'alon es también un acto inmoral. Netanyahu está señalando así al IDF, Shin Bet y a los altos mandos del Mossad que no deben expresarse en formas que puedan desafiar al gobierno, como el que se desvía de la ruta puede ser retirado de la carretera.

El daño inmediato se debe a la falta de responsabilidad del primer ministro. Él reemplaza a un experimentado ministro, a un experto de cabeza fría y a un razonable ministro de defensa cuya capacidad estratégica se ha demostrado eficaz bastante más que unas pocas veces por un diputado que no tiene prácticamente ninguna experiencia en seguridad, cuyo carácter es impredecible, y que tendrá que tomar decisiones que podría afectar a la vida de todos en un momento.

Ya'alon ha logrado muchas cosas a lo largo de su carrera militar. Al mando de la brigada de las fuerzas especiales de los paracaidistas, de la unidad del comando de élite Sayeret Matkal, siendo el Jefe de Estado Mayor, y siendo ministro de Defensa en dos gobiernos diferentes, sólo para nombrar unos pocos hechos. También cometió errores, pero son insignificantes en el contexto de un juicio coherente de su sólido desempeño como un comandante y ministro.

El ministro de Defensa de Israel no necesariamente tiene que ser un militar. Él puede ser un civil y hacer bien en el papel, como el ex ministro de Defensa Moshe Arens ha mostrado. Sin embargo, el ministro debe tener cierta experiencia, así como una comprensión de las cuestiones de seguridad de manera que le permita tomar decisiones y aprobar operaciones en cuestión de horas.

Incluso si asumimos que la experiencia de Netanyahu sobre estos asuntos puede cubrir la falta de ella de Lieberman durante cierto tiempo, tenemos que tener en cuenta que un ministro de Defensa toma decenas de decisiones de largo alcance cada semana por su cuenta y sin consultar al primer ministro. El ministro de Defensa es también el que aprueba los planes operativos, las solicitudes de adquisiciones, etc..., incluso antes de que se presenten al primer ministro y gabinete de seguridad. El ministro de Defensa es una especie de abogado del diablo y ahora pueden presentársele a Lieberman planes operativos que incluso no se alinean con sus puntos de vista políticos.

Ahora, se espera que un hombre que ha sugerido bombardear la presa de Asuán y convertir a Gaza en un campo de fútbol se siente en la sede del Ministerio de Defensa en Tel Aviv. Debemos recordar que este tipo de declaraciones volvieron a Lieberman persona non grata en Egipto durante sus días como canciller. La cooperación de seguridad con Egipto es una piedra angular de la seguridad de Israel, en un momento en que ISIS está amenazando nuestras fronteras en el sur y el norte. No es difícil imaginar la respuesta del presidente egipcio al-Sisi cuando se entere de su nuevo compañero de trabajo.

Por otra parte, la comunidad internacional, incluidos los Estados Unidos, no verá la designación de Lieberman y la salida de Ya'alon muy favorablemente. No es ningún secreto que Ya'alon no era muy querido por la administración Obama ya que tenía la tendencia de ser excesivamente expresivo con algunas de sus opiniones negativas, pero los americanos, sin embargo, respetan sus habilidades. El sabía cómo negociar con ellos y con su secretario de Defensa.

Por último, una palabra sobre el mensaje que esto envía a los militares, y el daño a la carrera de Yaalon, un hombre que no estaba demasiado lejos políticamente de Lieberman, pero que sabía cómo expresarse con respeto y mostrar respeto y dignidad desde el aparato de seguridad en Israel. Este movimiento puede provocar lo que el subjefe del ejército israelí Yair Golan nos advirtió: cambiar al comando superior del IDF haciendo que adapten sus informes y operaciones de acuerdo a los caprichos de los más extremistas y de los funcionarios más altos del partido en el poder, en vez de poner en primer lugar la seguridad nacional del país.

Este movimiento dramático envía al IDF el mensaje nítido de que los valores que usaban hasta el momento para guiar su camino ya no son aplicables. A partir de ahora, los valores que se supone deben prevalecer provendrán de las fuentes bíblicas, sobre todo "Si un hombre viene a matarte, adelántate y mátalo primero",  incluso si ese hombre no tiene la capacidad o los medios adecuados para poner en práctica sus intenciones. Esto no sólo es inmoral, sino que intensifica el peligro de que cualquier adolescente palestino que empuñe unas tijeras perezca y profundice innecesariamente el conflicto con los palestinos.

Los que pagarán el precio más alto serán los palestinos, pero los soldados del IDF y los ciudadanos de Israel también sufrirán. La comunidad internacional podría pasar a aceptar las reclamaciones de los palestinos de que Israel está realizando "ejecuciones extrajudiciales". La sustitución de Ya'alon por Lieberman también envía una señal a los exaltados de este país, creando la sensación de que están en el lado "correcto" y, reafirmándolos para los próximos choques.

Es una pena que el primer ministro esté realizando experimentos políticos a expensas de la seguridad de la población civil de su país. El día en que Lieberman se siente en la silla de ministro de Defensa, sé que dormiré mucho menos fácilmente por la noche.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home