Sunday, June 12, 2016

Un tardío artículo sobre la división o no división de Jerusalén - Shmuel Rosner



El Día de Jerusalén se celebró hace una semana. El Día de Jerusalén se supone que es un día feliz, y lo es, para algunos israelíes. Para la mayoría de los israelíes fue sólo un domingo, un domingo de Israel, es decir, un día normal de trabajo. Para un buen número de ellos fue otra oportunidad de tener el mismo viejo debate sobre Israel y los palestinos, el proceso de paz y los asentamientos, la ocupación y la realidad demográfica de Israel.

No hay nada nuevo en este debate, pero es una función sagrada durante el Día de Jerusalén.

Usted dice: Jerusalén está unida. Yo digo: Jerusalén está dividida.

Usted dice: Jerusalén nunca será dividida. Yo digo: para salvar a Jerusalén se tiene que dividir.

Para una celebración del Día de Jerusalén hay algunos puntos que deben considerarse para tomar parte en este debate, un debate que es probable que continúe en medio de la decisión de hacer planes de estudios centrados en la unificación de Jerusalén.

¿Por qué mantener una Jerusalén unida?

Esa es una pregunta equivocada, ¿por qué no mantenerla unida?

Jerusalén fue dividida solamente durante un tiempo muy corto, y no fue un momento feliz. Durante la mayor parte de su larga historia fue una ciudad. La ciudad de Jerusalén, y no las ciudades de Jerusalén. La ciudad santa, no las ciudades santas. Jerusalén, no los Jerusalén.

Manteniéndola unida se garantiza un entorno plural en el que personas de todas las religiones y denominaciones pueden celebrar sus diferencias. Manteniéndola unida se la protege contra una toma de control por parte de extremistas. Manteniéndola unida es necesario para preservar la vitalidad económica.

La división de las ciudades no suele funcionar. Es un recurso que tiende a terminar fallando. No va a hacer más atractivo a Jerusalén. No hará que sea más bella. No va a hacer que sea más pacífica.

¿Por qué dividir Jerusalén?

La división de Jerusalén es una idea que no se defiende para mejorar la vida de sus habitantes. Una división no garantiza ni una mejor educación para los niños jerusalemitanos, ni garantiza unas rutas más limpias, ni más jardines, ni un paisaje más impresionante, ni un agua más sabrosa, ni unos festivales culturales más vibrantes. Todos estos hechos pueden ser el resultado de una mejor gestión de una Jerusalén unida. Si la ciudad es menos pobre, menos rígidamente religiosa y políticamente radical, menos absorbida por el conflicto nacional, menos obligada por afinidades y lealtades tribales, Jerusalén se convertiría en un lugar más agradable en el que vivir (agradable, pero no del todo, y no para todos).

Entonces, ¿para qué dividir Jerusalén? La división de Jerusalén es una idea con el único propósito de servir al ego de dos pueblos. Los israelíes quieren que Jerusalén sea la capital de Israel. Los palestinos quieren que sea la capital palestina de su futuro estado

¿Su división resolverá algún problema?

Uno tiene que preguntárselo. Una división podría potencialmente resolver algunos problemas. Por ejemplo: los barrios árabes - que ya no estarían bajo la jurisdicción israelí - estarían a cargo de un gobierno palestino, y por lo tanto, en teoría, probablemente serían menos objetos de discriminación y de abandono a causa de su nacionalidad. Otro ejemplo: los judíos en Jerusalén estarán liberados del temor a un potencial alcalde árabe elegido por la tercera parte de la población que no es judía. Otro ejemplo: será más difícil para los árabes que viven en la zona apuñalar o agredir a los judíos. También será menos probable que los judíos que viven en la zona se encuentren y hostiguen a los árabes que pasan por allí.

Por otra parte, la división podría crear muchos problemas nuevos. ¿Qué pasa si la prospera Jerusalén judía y la Jerusalén árabe se convierten en ciudades precarias y mal administradas? ¿Qué pasa si los extremistas árabes utilizan la parte palestina de Jerusalén a la manera de los extremistas árabes de Gaza? ¿Qué pasa si Hamas toma el control de la parte árabe?


Ah bueno, se podría decir, que todo esto puede que no suceda y que los judíos y árabes coexistieran en paz. Entonces yo replicaría: si pueden vivir en paz, ¿por qué separarlos? Se les podría permita vivir en paz sin dividirlos.

¿Es posible la  división?

Díganme lo que van a hacer con la Ciudad Vieja, y le diré si su plan es factible.

En otras palabras: la división de la mayor parte de Jerusalén es relativamente fácil y no va a resolver el conflicto central sobre el futuro de Jerusalén. El conflicto no trata acerca de tal o cual barrio, se trata de la Ciudad Vieja.

La Ciudad Vieja tiene que tener un gerente. Tiene que estar bajo el control de alguien. Los palestinos no quieren que sea bajo control israelí por una cuestión de orgullo nacional y de desconfianza general. Los israelíes no quieren que esté bajo control palestino, también una cuestión de orgullo nacional y de desconfianza general.

Ah, se podría decir: la Ciudad Vieja debería estar bajo el control de una fuerza internacional. Oh claro, pero entones yo les diría: ¿Se refieren a una fuerza internacional tal como la que patrulla la frontera en el Líbano, o como la que huyó de Siria tan pronto como comenzaron los problemas?

¿Tienen alguna  idea mejor?

Quienes se oponen a una división de Jerusalén tienen un gran as de la baraja. Una división es una idea poco atractiva.

Pero, ¿cuál sería la alternativa? Hay que admitirlo: la alternativa también es poco atractiva.

Jerusalén es actualmente una ciudad en problemas. Sólo el 52% de sus residentes son parte de la fuerza de trabajo. Es una ciudad pobre con muchos niños. Entre las ciudades más grandes de Israel es la que tiene los ingresos más bajos. Jerusalén (con los barrios árabes adyacentes) tiene una población árabe que representa al 37%. La mitad de sus judíos son religiosos, en su mayoría haredis. Más israelíes laicos abandonan Jerusalén que llegan a Jerusalén. Ellos saben por qué. Jerusalén no es una ciudad limpia. Ellos piensan que el número de parques es demasiado bajo. Se sienten menos seguros "a la hora de caminar solos durante la noche" que los demás habitantes de otras ciudades.

Una división absolverá a la Jerusalén judía de tener que preocuparse de las necesidades de los árabes pobres y de sus áreas mal gestionadas. Una división podría, potencialmente, volver más seguro

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home