Sunday, July 10, 2016

La UNESCO intenta nuevamente negar la conexión judía con el Monte del Templo y convertir el sitio más sagrado del judaísmo en un lugar únicamente musulmán.



El organismo de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) realizará nuevos esfuerzos para negar cualquier conexión judía con el Monte del Templo.

La moción, que fue presentada por Jordania y la Autoridad Palestina, repite los intentos anteriores para declarar a  todo el complejo como un sitio sagrado musulmán y dejar fuera cualquier relación con el judaísmo, incluso con relación al Kotel.

Se requeriría que Israel restaurara el "status quo histórico" del lugar, lo que significaría que presumiblemente a los judíos se les prohibiría la visita, como era la situación bajo la ocupación jordana entre 1948-1967.

El documento pone a Israel bajo una luz negativa en todo lo posible, refiriéndose a Israel como una "fuerza de ocupación" que supuestamente viola los Convenios de Ginebra y de La Haya. Los redactores afirman que Israel daña severamente los edificios históricos, las puertas, las ventanas y las cerámicas, y evita los esfuerzos de reparación jordanos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí está trabajando para convencer a los países para votar en contra de la moción. "El documento que fue presentado ante la UNESCO es un nuevo intento malicioso y deshonesto de dañar la afinidad esencial de Israel con su capital", decía la declaración oficial israelí. "Esta es una moción con un texto tendencioso y esperamos que no reciba el apoyo de los estados miembros. Jerusalén es la capital eterna de la nación de Israel y únicamente de Israel".

El embajador de Israel ante la UNESCO, Carmel Shama Hacohen, comentó: "Cualquiera que crea que después de las críticas expresadas por la comunidad judía, israelí e internacional, en contra de la decisión anterior, y la retractación posterior de los jefes de Estado y ministros extranjeros de todo el mundo después de la última moción, los palestinos entrarán en razón no entienden esta complicada realidad.

"Hemos hecho una apuesta diplomática concertada, pero si la votación se llevará a cabo mediante una votación secreta las reglas del juego son bien conocidas: los palestinos casi siempre obtendrán una mayoría (por el apoyo de los países musulmanes)".

El proyecto de decisión se supone que debe ser votado por el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO que se reúne una vez al año y se compone de 21 representantes de los estados afiliados.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home