Wednesday, August 24, 2016

Sátira: Un escritor del Haaretz sufre una hernia por abstenerse de utilizar analogías nazis en sus artículos - Preoccupied Territory



Tel Aviv, 21 de Agosto - Un escritor del diario Haaretz ha sido sometido hoy a una cirugía para reparar una hernia que se le produjo como resultado de esforzarse en no utilizar los logros olímpicos israelíes como una evidencia de que el país se ha convertido en estos últimos tiempos en un símil de la Alemania nazi, ha comentado un editor del diario.

Julius Streicher, un conocido columnista del Haaretz, ingresó esta mañana en el Hospital Ichilov de Tel Aviv después del esfuerzo realizado consistente en no emplear analogías del Israel actual con la Alemania de los años 1930 en su comentario sobre los resultados del equipo olímpico de Israel, provocándose él mismo una lesión en su pared abdominal a través del cual pasó una parte de su intestino grueso al canal inguinal. Los médicos han restaurado satisfactoriamente el tejido intestinal a su posición correcta y repararon la mencionada lesión. No obstante, Julius Streicher permanecerá bajo observación y se estima que volverá al trabajo esta misma semana.

En un artículo sobre las dos medallas de bronce conseguidas por atletas israelíes en judo, Streicher terminaba su artículo con una frase en la que afirmaba que los logros de los dos atletas de ascendencia no asquenazi (mizrahim) no encarnaban las actitudes racistas, eurocéntricas, que el sionismo representa. La siguiente expresión retórica habitual para la mayoría de los escritores del Haaretz  implicaría insertar el nombre de un nazi prominente y una vinculación directa o indirecta de Israel con ese régimen. Sin embargo, por razones desconocidas, esta vez Streicher se contuvo, produciéndose la lesión al abstenerse.

El editor en jefe del Haaretz, Aluf Benn, comentó que el uso excesivo de estas comparaciones con los nazis de los colaboradores del Haaretz normalmente no causaba este tipo de problemas. "Es evidente que la cuestión más importante aquí es la salud de Julius Streicher", enfatizó Aluf Benn. "Cuando vuelva, ese será el momento de abrir un debate sobre lo que pudo o no pudo ser, por su parte, un acto de indisciplina periodística. Está claro que no deseamos que nuestro personal se haga daño a sí mismo por el bien de la variedad. Pero hasta entonces, el enfoque de Julius Streicher debe dirigirse a una pronta recuperación".

Aluf Benn señaló que "el periódico de la gente que piensa", tal como el propio Haaretz se define a si mismo, no puede permitirse el lujo de tener pelos en la lengua. "Ninguna otra publicación en este país está dispuesta a llegar a los extremos a los que nosotros llegamos, periodísticamente hablando", se jactó Benn. "Hemos alcanzado unos logros significativos mediante la adhesión a estas valerosas normas una y otra vez. Nadie más tiene periodistas como Amira Hess, que en realidad vive en Ramallah, y Gideon Levy, cuyas opiniones son a menudo indistinguibles de la propaganda palestina".

"Nuestro enfoque ha sido reivindicado por nuestros lectores, los cuales nos han otorgado casi el 4% de la cuota de mercado", añadió. "Eso nos pone solamente por detrás del Israel HaYom, Yediot Aharonot, Maariv, Makor Rishon y probablemente algunos periódicos locales, tales como el Boletín Comunitario, un folleto publicitario bimensual del área de Jerusalén".

Julius Streicher no estaba disponible para hacer comentarios. Un miembro de su familia que no quiso ser identificado reprendió a un reportero que le hizo llegar una serie preguntas, diciendo que era igual que la "prensa Zionazi" que critica a los oponentes al régimen de Netanyahu.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home