Saturday, September 10, 2016

Por qué la paz no está cerca y en nuestra mano - Elliott Abrams - National Interest



Una de las cosas que sin duda no va a suceder durante los últimos días de la administración Obama, o incluso en la próxima administración, es la conclusión de un acuerdo de paz entre Israel y Palestina. Una nueva encuesta, el "Pulso palestino-israelí: Una encuesta conjunta" llevada a cabo recientemente por el Instituto Israelí de Democracia (IDI) en Jerusalén y el Centro Palestino de Investigación Política en Ramallah, nos muestra el por qué.

Los optimistas implacables han sostenido durante mucho tiempo que Israel y los palestinos están a una pulgada de distancia y, como el ex secretario de Defensa Leon Panetta lo expuso en el año 2011, la paz puede alcanzarse si "simplemente llegamos a la maldita mesa de negociaciones". Totalmente equivocado.

Los encuestadores preguntaron a palestinos y a judíos de Israel si soportan una solución de dos estados. La respuesta fue un débil "": Sólo el 53% de los judíos de Israel y el 51% de los palestinos soportan ese principio. Pero el IDI quiso ir al grano y se fijó en los detallas. Un acuerdo requeriría un compromiso, por lo que los encuestadores preguntaron a cada parte por esos compromisos específicos.

Tomen el caso de Jerusalén, por ejemplo: ¿La gente aceptaría una división de Jerusalén en virtud de la cual el oeste de Jerusalén sería la capital de Israel y Jerusalén Este sería la capital de un nuevo estado palestino? Sólo el 30% de los palestinos apoya tal disposición y el 32% de los judíos de Israel. Las mayorías se oponen. Las mayorías de ambas partes dijeron que la soberanía sobre el Monte del Templo o Haram al-Sharif era crítica para ellos: el 55% de los judíos de Israel dijeron que sería la causa de no aceptar el acuerdo, al igual que el 57% de los palestinos (en otras palabras, un compromiso en el que los judíos conservarían el Muro Occidental o Kotel y los palestinos el Monte del Templo, compromiso al que opondrían las mayorías en ambos lados.)

¿Y qué sucede con el tema de los refugiados? Los encuestadores preguntaron acerca de un compromiso donde los refugiados palestinos regresarían mayoritariamente a Palestina, no a Israel, a excepción de unos 100.000 que podían regresar a Israel bajo algún tipo de acuerdo de "reunificación familiar". ¿Aceptable? No: aceptable para solamente el 17% de los judíos de Israel y para el 49% de los palestinos - y solamente para el 43% de los palestinos que viven en Cisjordania -.

Un tercer elemento clave que no hace feliz a nadie era la soberanía palestina sobre su espacio aéreo, la tierra y los recursos hídricos, en las que se permitía a Israel mantener dos estaciones de alerta temprana en Cisjordania durante 15 años. Los judíos israelíes encontraron que era entregar demasiado, con sólo el 38% de apoyo, mientras que los palestinos pensaron que era demasiado poco y sólo el 33% lo respaldó.

Y en otros temas, como era previsible, un lado dice que sí y el otro dice que no. Un acuerdo que marcaría un punto final al conflicto y el fin de las reclamaciones fue apoyado por el 64% de los judíos de Israel, pero sólo por el 40% de los palestinos. Hacer que el nuevo estado palestino fuera totalmente desmilitarizado obtenía el respaldo del 61% de los judíos de Israel, pero sólo del 20% de los palestinos.

Por lo que "simplemente si llegamos a la maldita mesa de negociaciones" no va a resolver el problema, porque los israelíes y los palestinos están profundamente divididos sobre todas las cuestiones importantes. Por otra parte, las mayorías simplemente no confían en la otra parte. El 89% de los palestinos piensan que los judíos israelíes son de poca confianza y el sentimiento es mutuo: el 68% de los judíos de Israel piensa que los palestinos son poco fiables.

Hay dos puntos sobre los que judíos israelíes y palestinos están de acuerdo. En primer lugar, sólo el 43% en cada lado piensa que el otro lado quiere la paz. En segundo lugar, el 77% de los israelíes y el 73% de los palestinos creen que existen pocas posibilidades de un acuerdo de paz que lleve a un estado palestino en los próximos cinco años.

Hay algunas otras conclusiones interesantes. Si un acuerdo de paz israelí-palestina incluye una oferta de la UE de que Israel podría unirse a ella, sólo el 12% de los escépticos judíos de Israel cambiarían de opinión y aceptarían el acuerdo. Europa, con su antisemitismo y sus comunidades musulmanas en crecimiento, hoy en día no es mucho más que un señuelo. Pero si un acuerdo de paz significaría la paz con todos los estados árabes, el 26% de los escépticos judíos de Israel cambiarían su inicial punto de vista negativo.

Y aquí hay un hallazgo sorprendente: el 29% de los palestinos podría cambiar de opinión y aceptar una oferta si el nuevo estado palestino y Jordania se convirtieran en una confederación. Es interesante que los encuestadores incluyeron esta cuestión tan sensible y que la confederación con Jordania sea vista positivamente por tantos palestinos. El liderazgo de la Autoridad Palestina / OLP en Ramala no quiere hablar de tal posibilidad, y por muchas razones. Su tren de vida terminaría si el gobierno jordano interviniera. Y la idea de que cada corazón palestino late por la soberanía de un Estado palestino independiente, que ha sido la demanda clave de la OLP durante décadas, es obviamente socavada por el descubriendo de que los palestinos pueden ser más pragmáticos que sus "líderes" acerca de lo que puede deparar el futuro.

Lo que no se sostiene es un rápido viaje de vuelta a una mesa de negociaciones para firmar un acuerdo de paz. El próximo año se cumple el 50 aniversario de la victoria de Israel en la guerra de 1967, cuando conquistó Cisjordania y Gaza. La gente ha estado diciendo "la ocupación es insostenible" durante medio siglo, pero no parece que vaya a terminar pronto.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home