Wednesday, December 07, 2016

¿Dicen que luchan contra el antisemitismo mientras financian la demonización de Israel? - Ben-Dror Yemini



La Rockefeller Brothers Fund (RBF) ha asignado una subvención especial para el New Israel Fund (NIF) para "que realice una investigación y un informe sobre el antisemitismo en los campus de los Estados Unidos". Cuando vi esta noticia no podía creer lo que veía.

Vamos a dejar de lado al NIF, la cuestionada macro Ong de la izquierda, por un momento. La RBF financia a los grupos que apoyan la campaña del BDS, y forman parte por lo tanto de la punta de lanza de la propaganda de demonización contra el Estado de Israel. El estilo, las mentiras, la predica y el lavado de cerebro son similares a los patrones de acción de las campañas anti-judías en la década de 1930.

Pero el caso es que no hay necesidad de ninguna nueva investigación por parte de cualquier organismo, incluyendo el NIF, para saber que quien está expuesto a la propaganda producida por esos grupos financiados por la RBF, rápidamente llega a la conclusión de que Israel es un monstruo que no tiene derecho a existir. Los jefes de campaña del BDS no tratan de ser justos. Y no les importa y lo dicen en voz alta. Están en contra de una solución de dos estados y están a favor de la destrucción de Israel. Estos son los grupos financiados por el RBF.

¿Son las actividades de estos grupos de carácter antisemita? Vamos a poner las definiciones israelíes a un lado y vamos a referirnos a la definición de antisemitismo del Departamento de Estado de los Estados Unidos. Pues bien, los activistas del BDS parecen encajar en casi todos los segmentos que definen al antisemitismo en ese documento. Incluye, por cierto, no sólo la demonización sino también la utilización del doble rasero, la comparación gratuita de Israel con los nazis y negar el derecho de Israel a existir, o el derecho de los judíos a su autodeterminación.

En otras palabras, el Rockefeller Brothers Fund estadounidense está alimentando la demonización de Israel, mientras que "inocentemente" dice querer examinar el crecimiento del antisemitismo. Por supuesto, hay judíos en la dirección del RBF, Daniel Levy por ejemplo, que también es uno de los líderes de J Street, pero la presencia judía siempre ha sido una excusa conveniente para evadir las acusaciones de antisemitismo. Y por lo demás, vivimos en una época en la ciertos judíos no tienen problemas en ser antisemitas, porque el antisionismo se ha convertido en la versión políticamente correcta del antisemitismo.

Con el fin de obtener una buena reputación, el Rockefeller Brothers Fund se volvió hacia el NIF. No hay necesidad de explicar este absurdo. Cabe mencionar que el RBF se "opone oficialmente" al antisemitismo. En la práctica, financia a grupos como Breaking the Silence y Adalah, que se han convertido en la carne y la sangre de la campaña de demonización de Israel. Una vez, hace cinco años, el NIF cambió los criterios para la concesión de subvenciones tras las críticas públicas recibidas. Ha llegado la hora de otro cambio.

En cualquier caso, le pregunté a la gente del NIF sobre la investigación que llevaría sobre el antisemitismo en los campus estadounidenses, si ellos la conducirían o la llevarían a cabo la gente del RBF. La cuestión sigue en estudio, me informaron tres días más tarde. Continuará (cuando me llega la respuesta).

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home