Saturday, December 24, 2016

Respondiendo a las preguntas y comentarios de los lectores sobre "No, los colonos no controlan la política israelí" - Shmuel Rosner



Como ya he realizado alguna vez siguiendo a mis columnas en el New York Times, me referiré aquí a algunas de las muchas respuestas que obtuve por mi última columna: "No, los colonos no controlan la política israelí".

Vale la pena hacerlo por tres razones: A. Algunas de las preguntas y comentarios son interesantes y dignos de respuesta o de una aclaración adicional.  B. Los recientes acontecimientos en Amona, el puesto avanzado en Cisjordania programado a ser evacuado, hacen que el tema siga siendo oportuno.
C. El nombramiento de David Friedman, un supuesto "partidario de los asentamientos" como el próximo embajador en Israel hace que el tema de la política de asentamientos sea aún más oportuna.
.
Ahora las preguntas, comentarios y mis respuestas:

- Ellos sí controlan la política israelí

Eric Zornberg escribió un comentario en mi página de Facebook y dio voz a lo que dijeron muchos de los otros comentaristas y objetores:
Las cosas han cambiado. Los colonos se han vuelto más activos e influyentes en las primarias y en el Likud actual que en el pasado. También tienen al menos 2 representantes extremistas en el partido de Bennet, además de Bennet. Sí, los colonos controlan la política israelí, incluso si Amona se traslada 100 metros. 
Mi respuesta: Zornberg hace una buena observación. Los colonos y sus dirigentes con el tiempo han aprendido a utilizar el sistema político de una forma más inteligente, y a optimizar su número limitado para maximizar su impacto. Como digo en mi artículo, no tengo ningún problema con eso: la política es el arte de lo posible, y maximizar las posibilidades es lo que todas las fuerzas políticas quieren hacer. Así que es cierto, en cierto modo, que los colonos de hoy tienen más poder que el que tenían en el pasado: debido a su sabiduría, a los cambios demográficos en Israel, pero sobre todo al derrumbe del campo de la paz que se opuso activamente a los asentamientos. Este campo de la paz se derrumbó sobre todo, no a causa del engaño de los colonos, sino porque la ideología de Paz Ahora ha hecho eclosión golpeada por la realidad.

Aún así, como digo en mí artículo, los colonos tienen una imagen de crear políticas cuando realmente no son los responsables de esas políticas. Cuando el primer ministro Netanyahu decidió congelar la construcción de asentamientos debido a las demandas estadounidenses, la construcción se detuvo. Cuando se ve obligado a evacuar Amona, la evacuará. En otras palabras: los colonos tienen una gran cantidad de energía si sus acciones no interfieren con las políticas del gobierno. Cuando sí interfieren, entonces los colonos pierden y el gobierno gana. Así que las personas que estén descontentas con las acciones de Israel no deben culpar a los colonos, el gobierno está a cargo y es capaz de ejercitar un montón de influencia sobre los colonos si quiere.

- Amona es una prueba

En Twitter, Bruce Levine hace el siguiente razonamiento:
Cuando se necesitan meses para desalojar a un grupo de "colonos" de un territorio en disputa, los colonos tienen el control.
Mi respuesta: es un buen razonamiento, pero vamos a ver lo que sucedió en Amona. El gobierno fue ordenado por el Tribunal Supremo a que evacuara Amona, una evacuación que ni solicitó ni quería. Estaba claro que el gobierno tendría que acatar la decisión del Tribunal. Los colonos trataron de impedir la evacuación proponiendo una legislación para eludir la corte (el Fiscal General estuvo muy concentrado en echarla abajo), y realizando amenazas de que no iban a dejar que la cosa ocurriera en paz (el gobierno aún no se movió). En última instancia, los colonos aceptaron un acuerdo y dejarán en paz Amona. Esto significa que el gobierno logró todos sus objetivos:
1. Acató la orden del Tribunal.
2. No se alienó a parte de su base electoral (la más a la derecha).
3. Tendrá una evacuación pacífica.
Es cierto que para que todo esto sucediera el gobierno tuvo que negociar y atraer a los colonos para que aceptaran un acuerdo. Y es posible que se vea como una victoria de los colonos. Pero recuerden: en primer lugar, el gobierno no tenía ningún interés en la evacuación de Amona, y el primer ministro considera todo este asunto como una disrupción. Su verdadera motivación era cumplir con la ley y aún así evitar la confrontación. Y esto es lo que hizo. Fue una victoria para el gobierno más que para cualquier otra persona.

- Los colonos están arruinando Israel

Esto me llegó por correo:
Los colonos están arruinando Israel cambiando la realidad sobre el terreno. Debido a que Israel será destruido al convertirse en un estado binacional.
Mi respuesta: Tal vez sea así. Mi artículo no trataba de la política de asentamientos. No se trataba de la amenaza de un estado binacional. Se trataba de la política detrás de la política, y lo que quería destacar es un simple hecho: Israel - no los colonos - supervisa la política. Israel - no los colonos - determinará el futuro de los asentamientos (y el futuro de Israel). Es decir: si algo está "arruinando a Israel", como dice mi lector (y todavía no estoy convencido de que exista algo así) no son los colonos, es el gobierno israelí.

- Y ¿qué hay de Friedman?

David Chack (en Facebook) y otros lectores hicieron una conexión entre mi artículo y el nombramiento de David Friedman como el próximo embajador de Estados Unidos a Israel:
Me gustaría tener su opinión sobre la elección de Trump para embajador en Israel, David M. Friedman.
Mi respuesta: los colonos estarán realmente satisfechos. Ellos creen que van a tener un aliado - y aún más, pueden entender que el nombramiento de Friedman podría negar al primer ministro Netanyahu uno de sus argumentos más útiles contra la extralimitación: las objeciones de la administración de Estados Unidos.

Sin embargo, es útil tener en mente cinco cosas:

1. Los embajadores no hacen la política (a pesar de que el nombramiento parece una señal de que un cierto cambio está llegando).

2. Las personas tienden a cambiar de opinión cuando se hacen responsables de las políticas. Escribir columnas es fácil, asumir la responsabilidad de la acción es difícil.

3. Los colonos podrían haber conseguido un aliado, pero también se les niega un adversario útil, el gobierno de los Estados Unidos. Criticar a Obama era popular a veces, criticar a Trump podría no serlo.

4. Incluso si la administración Trump no se preocupa por las políticas de asentamientos, el primer ministro y su gobierno todavía podrían decidir oponerse a ciertas demandas, y es que los colonos no pueden amenazar a un gobierno de la derecha. Es su gobierno, y derribarlo no les conseguiría una mejor.

5. Como digo en mi artículo: la mayoría de los israelíes no quieren un estado binacional. Por lo tanto, el principal problema de los colonos es que no tienen un buen y sólido plan para el futuro de Israel (la anexión podría ser un desastre, tal como ya he sostenido). Y cuando un plan no un imposible político, el poder deja de tener sentido. No hay nada que los colonos podrían hacer con un mayor poder político si la mayoría de los israelíes no están de acuerdo.

- ¿Apoya Israel un estado palestino?

Otra persona por correo - asumo que un artículo sobre los asentamientos plantea todo tipo de preguntas más generales, así que permítame responder brevemente a ésta -:
¿Me podría decir si Israel todavía apoya un Estado palestino?
Mi respuesta: Creo que la verdadera respuesta a esta pregunta es que Israel es agnóstico sobre un Estado palestino. Israel quiere tener territorio, quiere tener una clara mayoría judía, quiere tener la seguridad. La mejor manera de obtener la mayor cantidad posible de estas tres cosas es la forma en que Israel elija. Si un Estado palestino es la mejor manera de conseguirlos, entonces sí, Israel lo apoyará. Si otra cosa que un estado palestino es la mejor manera de conseguirlo, entonces no, Israel no apoyará un Estado palestino.

Una cosa para recordar: Israel no fue establecido para cuidar de los palestinos. Se estableció para ser la tierra natal de los judíos. Así que para Israel un Estado palestino no es un tema de vital importancia en sí, es una cuestión de consideración práctica, una herramienta mediante la cual alcanzar los objetivos de Israel.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home