Saturday, January 14, 2017

La penúltima "Lost Translation" del Haaretz: no informa deliberadamente en su edición en inglés de la utilización por parte de Hamas de los pacientes con cáncer de Gaza - CAMERA



Por dos veces en los últimos seis meses, sendos artículos del Haaretz en su edición inglesa acerca de unas restricciones cada vez más rígidas para pacientes con cáncer desde Gaza que tratan de cruzar a Israel para recibir tratamiento en hospitales de Israel o de Cisjordania, omiten deliberadamente la respuesta israelí: que Hamas está explotando a pacientes con cáncer muy enfermos para realizar contrabando de dinero e información con agentes terroristas.

En ambos casos, en julio y también esta semana, la versión hebrea del mismo artículo sí incluía esta información clave sobre la coacción de Hamas a ciertos pacientes con cáncer. La omisión de la información proporcionada por el Shin Bet con relación a la explotación por parte de Hamas de dichos pacientes con cáncer es la última manifestación de ese fenómeno ya muy bien documentado que es la "Lost in Translation en el Haaretz", por la cual su edición en inglés resta importancia u omite por completo la violencia palestina y otros actos desfavorecedores.

En ambos casos, desde CAMERA se contactó con los editores del Haaretz de su edición en inglés agregando  la información esencial proporcionada por el Shin Bet acerca de cómo Hamas se aprovecha de los pacientes con cáncer. Pero la pregunta sigue siendo la misma: ¿cómo es posible que estas omisiones se sucedan una y otra vez?

Más recientemente, a principios de esta semana, el Haaretz publicó en su edición impresa y en línea un artículo de Jack Khoury ( "Pacientes de cáncer de Gaza: la negativa de Israel a dejarles entrar para un tratamiento es una 'sentencia de muerte'") sobre pacientes femeninas de Gaza que lanzaron una protesta contra las restricciones israelíes. "Las mujeres dicen que la protesta sigue a un fuerte aumento de los pacientes - especialmente los pacientes con cáncer - que no pueden salir de Gaza para recibir tratamiento médico en Israel, Jerusalén Este o en Cisjordania después de años de ser autorizados a hacerlo", señala el artículo.

El artículo también incluye acusaciones de pacientes específicos. Por ejemplo, la líder de la protesta Iman Shanan, que sufre de cáncer de mama, y que según el artículo afirma: "Ella pidió ir al hospital para un examen tres veces, pero cada vez su solicitud fue denegada". Del mismo modo, y con respecto a una tercer paciente, Sihan al-Tatri, el artículo comenta que Tatri entró en Israel dos veces y recibió los tratamientos, pero cuando ella quiso entrar para la tercera ronda de tratamientos le negaron la entrada. Su solicitud se "está estudiando" y ya ha perdido dos citas para tratamiento.

El artículo en inglés originalmente no proporciona ninguna respuesta, explicación o información de las autoridades israelíes. En sorprendente contraste, la edición hebrea lo hacía encomiablemente incluyendo la necesaria respuesta de las autoridades israelíes. Por otra parte, se informaba de la información clave para refutar las reivindicaciones específicas de las pacientes Iman Shanan, Majar Naizi y Sihan al-Tatri.

A raíz de la comunicación de CAMERA, los editores añadieron rápidamente la siguiente información que había aparecido solamente en hebreo y que se había omitido en la edición en inglés:
En respuesta, el Shin Bet dijo que "permite a los residentes de la Franja de Gaza entrar en Israel para recibir tratamiento médico de acuerdo con las políticas que determinan el movimiento de personas entre el Estado de Israel y la Franja de Gaza, y en ausencia de cualquier impedimento de seguridad. En los últimos tiempos, hemos sido testigos de repetidos intentos por parte de la organización terrorista Hamas de aprovecharse de la voluntad de Israel a la hora de autorizar la entrada a algunos pacientes por razones humanitarias para llevar a cabo ataques terroristas en Israel". 
Según el comunicado, "en este contexto, vale la pena recordar que han existido una serie de casos recientes en los que la organización terrorista utilizó cínicamente a pacientes que buscaban tratamiento médico fuera de Gaza y a los que se les proporcionó permiso de entrada a Israel, y entre cuyas posesiones se encontraron utensilios y dinero diseñados para su uso en ataques terroristas. Por lo tanto, las solicitudes que reciben de Gaza para los permisos de entrada a Israel son investigadas a fondo antes de emitir cualquier permiso".  
La declaración del Shin Bet también se relacionaba con las mujeres mencionadas en el artículo anterior. "Iman Shanan pidió permiso para entrar en Israel para asistir a una conferencia en apoyo de los pacientes con cáncer. Ella no presentó una solicitud para entrar en Israel para recibir tratamiento médico. No tenemos ningún registro de cualquier solicitud de Majar Naizi. Sihan al-Tatri presentó su solicitud para entrar en Israel para recibir tratamiento médico en noviembre y se le concedió su petición".
En julio, la periodista del Haaretz Amira Hass escribió un artículo similar sobre pacientes con cáncer que sufren retrasos a la hora de cruzar la frontera. Mientras que el artículo en la edición en inglés no contenía originalmente ninguna respuesta por parte de las autoridades israelíes, afirmando que "al cierre de esta edición no había habido respuesta a las consultas realizadas por el Haaretz ante el coordinador ni el Shin Bet", la versión en hebreo del mismo artículo sí publicaba ese mismo día una larga y detallada respuesta desde el Shin Bet.

Después CAMERA hizo un llamamiento a los editores del Haaretz para que también incluyeran la respuesta del Shin Bet en la edición en inglés, y en la cual se afirmaba lo siguiente:
El Shin Bet respondió que Hamas "una y otra vez intenta pasar fondos y / o instrucciones a los elementos terroristas en Cisjordania a través de los residentes de Gaza que entran en Israel... e incluso mediante los pacientes gravemente enfermos"
De acuerdo con el Shin Bet, funcionarios médicos de alto nivel en Gaza están involucrados en la emisión de certificaciones médicas falsificadas por dinero y otros motivos. "En algunos casos, el paso de impostores a Israel se hizo en ambulancia ... y por lo tanto las autoridades de defensa de Israel deben tener sospechosas ante su uso".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home