Friday, January 06, 2017

¿Por qué el sargento Elor Azaria es más bien un peón que un villano? - Shmuel Rosner



Como el Jewish Journal, y todos los demás medios de comunicación informaron ayer, un tribunal militar israelí ha condenado a un soldado israelí por homicidio. Hace diez meses el sargento Elor Azaria, un soldado de 19 años de edad, disparó y mató a un palestino herido que minutos antes había atacado y herido a unos soldados en la ciudad de Hebrón utilizando un cuchillo. La corte encontró que el palestino no representaba una amenaza para el soldado o sus amigos en el momento en que Azaria disparó. El veredicto reabrió un debate feroz en Israel sobre este caso. Aquí están cinco puntos sobre el veredicto y el debate.

1.- Los hombros de Elor Azaria para el "affaire Azaria" son demasiado pequeños para llevarlo. Él es un joven soldado que cometió un serio y grave error. Él debe ser castigado por ello, pero difícilmente puede ser percibido como un ejemplo de nada.

Desde el principio, el ejército cometió un error al presentar a Elor Azaria como un villano mucho mayor de lo que realmente es. Los partidarios de Azaria también fueron irresponsables al presentarlo como una víctima inocente, mucho más de lo que realmente es. El caso Elor Azaria - como un caso legal - es simple y sencillo: el veredicto no es sorprendente, ya que la culpabilidad de Azaria estaba probada fuera de toda duda. El caso Elor Azaria - como la tormenta política y el debate público - no es tan sencillo. En este caso, Azaria no es un jugador, él es un peón.

2.- En agosto pasado escribí que, independientemente de "ganar o perder el juicio, el IDF estropeó el caso Elor Azaria". Ayer, el ejército israelí ganó el juicio, pero todavía estaba en el lado perdedor. Las manifestaciones contra los militares que incluían un lenguaje duro y mensajes repugnantes contra mandos del IDF, dominaron los medios de comunicación. Las encuestas de opinión mostraron que el público israelí tiene sus dudas sobre si Azaria ha recibido un juicio justo. El 51% de los israelíes no estuvo de acuerdo con la condena de Azaria, y el 67% quieren que sea indultado. Mi conclusión de hace unos meses se destaca: en lugar de hacer que los israelíes se sintieran orgullosos de que su ejército es moral, tal como se llevó el caso hizo que los israelíes sospecharan que sus mandos militares mantienen un aura de moralidad a expensas de sus miembros de base.

3.-  ¿Debe ser perdonado? El ministro de Educación Naftali Bennett fue ayer el más decidido en exigir que Azaria sea perdonado. El primer ministro Netanyahu fue rápido en pedir lo mismo, con una sugerencia similar aunque con un lenguaje más tímido.

Hay buenas razones para indultar a Azaria: es un soldado, su acción la hizo poco después de un ataque a sus amigos, fue condenado por sus superiores y por los medios de comunicación mucho antes de que el tribunal revisara al caso y mucho antes de llegar a una condena. Azaria fue la persona equivocada, en el momento equivocado, en el lugar equivocado. Pero nosotros somos los que le enviamos allí.

Desde luego no se merece ninguna medalla. Por otra parte, hacer de él un caso ejemplar de mala conducta es un exceso. La persona que mató no era un santo precisamente, ni tampoco un espectador inocente.

4.- Los políticos que han expresado en voz alta su apoyo de Azaria son, al igual que todos los políticos, muy rápidos para discernir en qué dirección sopla el viento y para responder a los sentimientos de sus votantes. Ellos se preocupan profundamente por su índice de aprobación, pero sólo muy poco por Azaria. Tampoco están preocupados con la cara desagradable del movimiento pro-Azaria, y por el lenguaje áspero de sus seguidores contra la corte y en contra de los comandantes del IDF.

Encarcelando a Azaria por algún tiempo le enseñará a estos políticos, y al público, que el sistema legal no se subordina a la actitud del público. En mi opinión, sólo entonces posteriormente podría ser perdonado.

5.- Una manera de terminar el asunto Azaria sería tomar un enfoque de dos puntos que hay que tomar ahora:

Uno: encontrar, arrestar y castigar severamente a algunos israelíes que descaradamente han incitado contra los comandantes del IDF y el tribunal (unos israelíes ya fueron detenidos , pero hay más, y deben pagar un precio más duro que una breve detención). Esto enviará un mensaje claro de que la ley y el orden siguen siendo una característica esencial de la cultura política de Israel.

Dos: sólo cuando el primer punto se haya completado de forma visible, y sea apoyado públicamente por los principales líderes políticos de Israel, incluido el Primer Ministro y el Ministro de Educación, considerar el posible perdón de Azaria.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home