Monday, April 17, 2017

La fabricación de un libelo de sangre moderno justo antes de Pascua por activistas anti-Israel intentando falsificar la tradición judía de Pascua como una fiesta macabra - Yair Rosenberg - Tablet




Uno de los mitos antisemitas que más perduran en la historia judía es el libelo de sangre medieval de que los judíos hornear la matza de Pascua con la sangre de niños cristianos. Tal vez la rememoración más memorable fue la promovida por Osama Hamdan, el portavoz oficial de Hamas, el grupo terrorista que controla Gaza. La esencia de la calumnia, como de muchas otras formas de intolerancia, es la refundición de una inocua tradición judía como algo siniestro y perverso. Y hace dos semanas, justo cuando comenzaba la Pascua, los activistas anti-Israel en los medios sociales intentaron ofrecer una actualización de esta calumnia medieval.

Comenzó cuando la vicecanciller israelí Tzipi Hotovely publicó una foto en Twitter con unas tostadas de la Pascua anual en su departamento. Su subtítulo hebreo decía: “Una tostada para las vacaciones [de Pascua] en la oficina de la cancillería. Israel tiene la responsabilidad moral de actuar en el ámbito diplomático contra las atrocidades del régimen sirio“.

Por lo tanto, Hotovely ligaba la historia judía de persecución a la responsabilidad judía de proteger a otros en peligro, como sería el caso del pueblo sirio. Era un potente mensaje que muy pronto fue alterado como una especie de celebración de las muertes de los civiles sirios por parte de esos propagandistas anti-Israel que no pueden leer hebreo.

Este tipo de afirmaciones calumniosas fueron rápidamente retuiteadas y compartidas por muchos otros prominentes usuarios anti-Israel, incluyendo a Rania Khalek, una escritora de extrema izquierda con 112.000 seguidores en Twitter cuyo trabajo ha aparecido en medios como Electronic Intifada . (Días más tarde, después de que el engaño fuera descubierto por un blogger, removió silenciosamente su retuit sin corrección, aclaración o disculpa. Da la casualidad que esta escritora ha sido muy criticada por su defensa del régimen sirio)

Al igual que con muchos mitos antisemitas, éste libelo emigró rápidamente de un extremo al otro político, en este caso, desde la extrema izquierda a la extrema derecha.

Como con el libelo de sangre medieval, este último libelo anti-judío se basaba en una tradición de tergiversación la Pascua convirtiéndole en una celebración asesina ante personas no familiarizadas con las costumbres judías. En realidad, es una práctica muy antigua en la Pascua judía comer unas tostadas en los días previos a la fiesta con amigos, compañeros de trabajo y familia. De este modo, a través de las redes sociales, todos, desde el presidente de Israel a las empleados de las empresas, publican fotos de esta celebración.

Parecería que la celebración judía de la masacre actual siria, un conflicto intermusulmán, está más extendida de lo que incluso los peores críticos de Israel podrían haberse imaginado.

Más en serio, este último libelo de sangre es un recordatorio, si aún fuera necesario, de la naturaleza duradera de los tropos antisemitas, que de alguna manera encuentran formas de adaptarse a los nuevos medios y situaciones sin abandonar sus características esenciales.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home