Saturday, April 29, 2017

Los "amigos alemanes": Indignación por el supuesto desprecio del ministro alemán de Exteriores al Holocausto - Benjamin Weinthal - JPost



El canciller alemán Sigmar Gabriel fue atacado por el Centro Simon Wiesenthal y por ONG's alemanas este mismo viernes por su supuesta banalización del Holocausto, ya que escribió que las víctimas judías y las socialdemócratas eran víctimas iguales de los nazis.

Gabriel escribió un artículo de opinión en el Frankfurter Rundschau donde decía que "los socialdemócratas fueron, al igual que los judíos, las primeras víctimas del Holocausto. Los socialdemócratas fueron víctimas de la persecución política, mientras que los otros [los judíos] fueron víctimas de la locura racista".

El jefe de la oficina en Jerusalén del Centro Simon Wiesenthal, Dr. Efraim Zuroff, le dijo al The Jerusalem Post que "cualquier persona con conocimiento de la solución final es consciente del hecho de que el destino de los judíos europeos bajo los nazis fue completamente diferente al de cualquiera de los otras víctimas de los nazis".

Zuroff, el principal cazador de nazis del Centro Wiesenthal, comentó que la afirmación de Gabriel era un "abuso de la memoria del Holocausto".

El artículo de Gabriel apareció en periódicos de Colonia, Frankfurt y Berlín.

La Dr. Elvira Grozinger, la dirigente de la sección alemana de Académicos por la Paz en el Oriente Medio Oriente, comentó que "nuestro ministro de Asuntos Exteriores parece no tener ni idea de lo que significó el Holocausto de los judíos. Los socialdemócratas alemanes eran adversarios políticos, y por lo tanto - como en cualquier otra dictadura -, eran indeseados y encarcelados, pero nunca fueron gaseados ni asesinados sistemáticamente como las seis millones de víctimas judías, entre ellas más de 1 millón de niños".

"La comparación de estas víctimas judías, que fueron asesinadas simplemente porque nacieron como judías, y los socialdemócratas, perseguidos por ser oponentes políticos del Tercer Reich, no es por lo tanto aceptable. Es un síntoma de la falta de diferenciación social y histórica que descalifica a un miembro del gobierno".

Un portavoz de la cancillería de Alemania reaccionó diciendo que el mensaje del "ministro de Asuntos Exteriores es un amigo cercano de Israel y siempre ha asumido de manera inequívoca la responsabilidad alemana por el Holocausto y la seguridad de Israel. No puede haber ninguna duda sobre esto. El canciller lo volvió a refrendar en su visita a Yad Vashem en Yom HaShoah".

Gabriel fue objeto de un escándalo en Israel esta semana porque se negó a cancelar sus reuniones con las ONG israelíes de extrema izquierda que buscan, según el primer ministro Benjamin Netanyahu, deslegitimar al Estado judío y al IDF. Netanyahu reaccionó ante la reunión de Gabriel con las ONG's Breaking the Silence y B'Tselem con la cancelación de su reunión con el jefe de la diplomacia de Alemania.

La supuesta equiparación de Gabriel con respecto al Holocausto provocó críticas en los medios y entre los historiadores. En el popular Spiegel, el columnista Sascha Lobo twitteó "Nosotros también fuimos las víctimas del Holocausto!!!, ha escrito el ministro socialdemócrata de Exteriores dirigiéndose a Israel".

Wolfgang Wippermann, profesor de historia en la Universidad Libre de Berlín, definió el paralelo de Gabriel como "terrible".

Michael Spaney, el director ejecutivo del Foro de la Libertad del Oriente Medio en Berlín, comentó que "la declaración del ministro de Exteriores demuestra claramente qué mal entiende el Holocausto, como si fuera una especie de catástrofe general que le puede pasar a cualquiera, y donde no se tiene en cuenta la centralidad del antisemitismo en la ideología nazi.

"No es de extrañar pues que no se tenga en cuenta el antisemitismo de los enemigos de Israel. No es de extrañar que solamente se haga responsable a Israel del fracaso de las negociaciones para una solución de dos estados".

Y añadió: "Gabriel dijo que Netanyahu rechazó la reunión de esta semana por razones internas, mientras que él mismo está utilizando ese escándalo para la campaña electoral socialdemócrata en Alemania. Utilizó sus reuniones con las ONG's israelíes con el fin de obtener el apoyo de su electorado, mientras esperaba reunirse sin problemas con sus colegas israelíes. Teniendo en cuenta su nueva declaración sobre el Holocausto, se puede asegurar sin duda que no está capacitado para trabajar en el más alto puesto diplomático de Alemania".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home