Saturday, April 22, 2017

Patriotas al estilo Haaretz: Un columnista del Haaretz afirma que los sionistas religiosos son peores y más peligrosos que Hezbolá



El columnista del Haaretz Yossi Klein provocó una gran tormenta política al afirmar en un artículo que el movimiento sionista religioso era “más peligroso que Hezbolá”.

En su artículo titulado “Más peligrosos que Hezbolá", cuyo titular fue cambiado posteriormente por los editores del Haaretz por el de "Nuestra supuesta élite justa", Klein escribió:
Los sionistas religiosos son peligrosos. Más peligrosos que Hezbolá, más que los conductores palestinos que tratan de atropellarnos, más que los jóvenes palestinos que tratan de apuñalarnos con cuchillos y tijeras. A estos árabes los podemos neutralizar, pero no podemos hacer lo mismo con los sionistas religiosos. 
¿Qué quieren? Gobernar el país y limpiarlo de árabes. Si se les pregunta, lo negarán… Ellos saben que es demasiado pronto para ser tan obvios. No crean en sus negativas. Su nacionalismo religioso es un nacionalismo extremista envuelto en un envoltorio religioso. Su impronta en el sistema educativo, su presencia cada vez mayor en el ejército, y su entrada en la Corte Suprema. Ellos ya están en camino, y en cualquier momento pueden echar la puerta abajo. 
No tengo más en común con todos sus líderes y todo lo que representan que con los esquimales de Alaska. ¿Qué tengo que ver con Smotrich (un diputado)? ¿Qué tengo que ver con Israel Harel? (un columnista del Haaretz de derechas) ¿Qué tengo que ver con aquellos que quieren alcanzar la libertad para sí mismos a expensas la libertad de otras personas? Ellos aún no quieren decirlo, pero nos obligarán a acostumbrarnos a ellos. 
Somos los campeones del mundo cuando se trata de 'acostumbrarnos a ellos’, y así nos hemos acostumbrado a la privación de la libertad de Palestina. Entonces ¿por qué deberíamos ser utilizados para la privación de nuestra propia libertad? Van a hacer con la 'libertad lo que hicieron con la paz'. A partir de ahora en Pascua no debemos decir 'de la esclavitud a la libertad', sino de la "libertad a la dominación’ ”.
En una entrevista posterior con la Radio del Ejército, Klein no expresó ningún remordimiento por su artículo. "Mi sensación es que hay una voz que no está siendo escuchada. No estoy haciendo generalizaciones inadecuadas. Estoy expresando mi opinión sobre ese cuerpo llamado sionismo religioso". En cuanto a la reacción furiosa al artículo, respondió con sarcasmo: "Todo lo que puedo decir es que estoy sorprendido por la uniformidad de las opiniones. Estoy contento de ver a una gran nación feliz y unida".

Klein añadió: “No puedo pasar por alto el hecho de que este artículo de opinión me presenta con una luz que no es cierta. Me veo como un patriota. Te voy a decir más: Me veo como más patriotas que ellos, porque sinceramente creo que las cosas que están haciendo - y todos los que las critican son etiquetados de antipatriotas o incluso antisemita - me hacen daño, también a  este país, y este país es mi tierra".

El Haaretz publicó una declaración diciendo: "La pieza refleja las opiniones de su autor. El mensaje, como su enunciado, es una opinión legítima. Las llamadas al boicot del Haaretz son un testimonio del hecho de que nosotros, como sociedad, tenemos una largo camino por recorrer antes de que una plena libertad de expresión y de pluralidad de pensamiento puedan existir. Invitamos a los escritores que deseen publicar una pieza que exprese una posición diferente a la de Yossi Klein a presentar sus artículos. Vamos a considerar seriamente cada artículo bien escrito y digno de impresión".

Sin embargo, en el sector sionista religioso la reacción fue feroz.

"No sé cómo puede dormir por la noche después de escribir tales cosas", comentó Hagit Rhein, cuyo hijo Benaya murió luchando contra Hezbolá en la Segunda Guerra del Líbano de 2006, refiriéndose al columnista de Haaretz Yossi Klein.

"No puedo creer que haya podido escribir esas cosas, y no voy a disculparle. Y tampoco al Haaretz", comentó Rhein "Estoy muy dolido... no he podido dormir toda la noche. No sólo se trata de que 'los colonos somos el cáncer del país', sino que encima 'somos más peligrosos que el enemigo'. ¿Qué Hezbolá? Hezbolá, que mató a mi hijo. Klein vive seguro en Tel Aviv debido a esos soldados sionistas religiosos muertos y todos aquellos que ahora ya no están".

Moshe Moskal, cuyo hijo Refanel también murió en la Segunda Guerra del Líbano, dijo que el artículo de Klein era "vulgar y miserable"

"¿Qué puede decirse de alguien que arroja ese tipo de tonterías? Estas personas no merecen una respuesta... Ellos temen que como el [sector] sionismo religioso envía a sus hijos a servir en el ejército, también puedan servir en los medios de comunicación y también tengan aspiraciones de llegar a otros puestos clave. El camino sionista religioso es el camino correcto, y con el tiempo se convertirá en el movimiento dominante", añadiendo que pensaba que el artículo de opinión fue motivado por el miedo.

Asimismo, el artículo de Klein recibió una dura condena de todo el espectro político.

El presidente Reuven Rivlin criticó el artículo por su "sin sentido malicioso, revelando un profundo odio que socava cualquier posibilidad de diálogo o de crítica. El sionismo religioso forma parte inextricable de la tierra de Israel, y es de tanta calidad y está tan profundamente arraigado [en la sociedad] que muchos tratan de debilitarlo".

El primer ministro Benjamin Netanyahu comentó que el artículo era "vergonzoso y loco. Han perdido el norte por completo", escribió Netanyahu en su página de Facebook. "El público sionista religioso es fundamental. Sus hijos sirven en las Fuerzas de Defensa de Israel y en los programas nacionales de servicio para el beneficio y la seguridad del Estado de Israel. Estoy tan orgulloso de ellos como de la gran mayoría de los ciudadanos del país. Insto al Haaretz a emitir una disculpa".

El ministro de Defensa Avigdor Lieberman llamó a boicotear el diario Haaretz. "Insto a todos los ciudadanos de Israel a dejar de comprar y de leer Haaretz inmediatamente. El Haaretz ha proporcionado durante mucho tiempo una amplia plataforma de opinión a los enemigos de Israel, pero la columna de Yossi Klein - un periodista frustrado que carece de importancia y que también fracasó como editor - , cruzó todas las líneas. Klein, descaradamente, ataca e incita contra el público sionista religioso, una gente maravillosa y loable que contribuye en gran medida a la fuerza y ​​la seguridad del Estado de Israel, mucho más de lo que Klein y sus amigos del Haaretz jamás podrán contribuir".

"Cada vez que piensen que el Haaretz ha ido tan bajo como se podía, se las arregla para sorprender con un nuevo mínimo", Ministro de Educación y Presidente habait Hayehudi Naftali Bennett dijo en respuesta al artículo de opinión.

"Nadie merece tan horrible calumnia, ni los sionistas religiosos, ni los izquierdistas, ni los árabes, ni cualquier otro sector. Esto nos llega un minuto antes de que pueda acabar con sangre. Haaretz, detente".

La ministra Hotovely  catalogó ese artículo como una "insignia de vergüenza para un diario donde está tan arraigado el auto-odio". Comentó que el sionismo nacional "no necesita un certificado de kashrut del editor del Haaretz [Amos Shocken]".

El diputado del Habait Hayehudi, Bezalel Smotrich, apoyó las llamadas del ministro de Defensa Avigdor Lieberman a boicotear el Haaretz. Dijo que sería apropiado cancelar las suscripciones al periódico de los oficiales del IDF y de los diplomáticos israelíes en el extranjero.

El ministro de Educación Naftali Bennett, que dirige el partido que se ve como el hogar político de muchos dentro de la comunidad sionista religiosa, le dijo al Canal 2 que había recibido quejas de dos familias de los soldados caídos diciendo que el artículo era claramente perjudicial.

"Cada vez que pensamos que el Haaretz ha caído más bajo que nunca, se las arregla para sorprendernos con un nuevo mínimo. Nadie se merece tan horrible calumnia, ni los sionistas religiosos, ni los izquierdistas, ni los árabes, ni cualquier otro sector. Antes de que esto alguien tenga que pagarlo con su sangre, Haaretz detente", comentó Naftali Bennett.

El rabino David Stav, que dirige la organización rabínica ortodoxa moderna Tzohar, comentó: "Toda generalización es inadecuada y superficial por naturaleza. El diálogo interno dentro de la sociedad israelí debe prevalecer",

También se ha conocido que en los últimos días activistas sionistas religiosos han empezado a compilar una lista de todas las empresas y organizaciones que se anuncian en el Haaretz, y planean emitir un llamamiento a su sector para a boicotear esas compañías.

El rabino Shmuel Eliyahu, una de las personas que están detrás del movimiento, comentó: "Después de promover un boicot del Hashachar Haoleh [un chocolate para untar que se fabrica en unos asentamientos] por parte del Haaretz, vamos a responder de la misma manera".

Matan Peleg, que dirige la organización de derechista Im Tirzu, se unió al llamamiento a un boicot y exigió a la Agencia de Publicidad del Gobierno de Israel que detenga la publicación de anuncios en el diario y proporcione fondos adicionales al Haaretz: "Ustedes tienen el poder para detener esta incitación rabiosa ... antes que se acelera y crezca".

Yair Lapid, líder del partido centrista Yesh Atid, tildó al artículo de “antisemita”, preguntándose retóricamente si "los israelíes sionistas, incluidos sus diputados, también eran más peligrosos que el grupo terrorista chiita".

Sin embargo, la reacción a la columna por parte de la oposición también se utilizó para atacar a otros grupos.  El líder de la oposición Isaac Herzog y la dirigente Shelly Yachimovich, ambos de la Unión Sionista, aprovecharon para acusar a Netanyahu de usar un lenguaje similar contra los árabes, los miembros de los sindicatos y otros. Herzog, sin embargo, comentó que la columna se merecía “cada condena” y Yachimovich la tildó de “incitadora, exasperante y llena de un odio indiscriminado”.

No obstante, Tamar Zandberg, del izquierdista Meretz, criticó las respuestas uniformes de los políticos de todo el espectro político: “Me gustaría estar más emocionada si Bennett o [Netanyahu] respondieran cuando los izquierdistas son acusados de traidores o mierdas”.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home