Sunday, June 04, 2017

¿Jerusalén está realmente dividido? Piénselo de nuevo - Shmuel Rosner



Todo lo que voy a hacer es llamar su atención sobre un informe provisional del Instituto de las Políticas del Pueblo Judío (JPPI) sobre Jerusalén y el pueblo judío. Este breve resumen de un informe mucho más extenso que se presentará al final del verano se le presentó hace dos semanas, justo antes del Día de Jerusalén, al alcalde de Jerusalén Nir Barkat.

El informe no es muy larga, pero me gustaría señalar algunos de los hallazgos de una encuesta que se publicó hace dos días por la web de noticias Walla.

El informe del JPPI, basado en el Structured World Jewish Dialogue en Jerusalén, es que “la mayoría de los judíos en Israel y los participantes de todos el mundo de este Diálogo creen que el desarrollo de Jerusalén se está moviendo hacia una dirección equivocada". Es decir: los cientos de los participantes en los debates celebrados por el instituto con las comunidades judías de todo el mundo estuvieron de acuerdo con la afirmación: “Jerusalén se está moviendo en la dirección equivocada”. Del mismo modo, un estudio del JPPI realizado en Israel mostró que también la mayoría de los judíos israelíes creen que Jerusalén se está moviendo en la dirección equivocada .

¿Así que tenemos un consenso? No, no lo tenemos. Como hemos informado, hay de hecho “tres círculos de referencia” cuando se habla de la dirección que debe tomar Jerusalén.

Los judíos del mundo “están altamente preocupados por la dirección hacia la que se dirige la ciudad”. El 70% de ellos - y por “ellos” nos referimos a los 500 participantes en el diálogo - afirman que se está moviendo hacia una dirección equivocada.

Los judíos de Israel “también tienen una visión relativamente inquieta por la trayectoria actual de la ciudad”. Sobre la base de nuestra encuesta, el 60% de ellos argumentan que se dirige hacia una dirección equivocada. Sin embargo - y creemos que esto es importante - “los residentes judíos de Jerusalén tienen una valoración mucho más positiva de la dirección que está tomando la ciudad”.  En resumen, “las personas que están más familiarizadas con la ciudad también tienen una visión más positiva de la dirección hacia la que se está moviendo“.

Aquí está el gráfico con los números. Tengan en cuenta que las cifras relativas a los judíos del mundo son de un grupo autoseleccionado de los participantes en el diálogo promovido del JPPI, mientras que las cifras relativas a los judíos de Israel se han extraído de una muestra representativa de todos los judíos israelíes.

El informe también sostiene que todos los judíos están muy conectados con Jerusalén. El JPPI pidió a los participantes del Diálogo que acuñaran consignas destinadas a fortalecer la conexión con Jerusalén de los judíos del mundo, y muchas frases propuestas eran del estilo “Jerusalén,  bienvenido a casa” y “Jerusalén, nuestra ciudad”. La mitad de ellos estaban “completamente de acuerdo" con la afirmación “durante la visita a Jerusalén me siento como en casa“, y un 30% estaba "algo de acuerdo" con esta afirmación. Y por supuesto, no todos los judíos se conectan a Jerusalén con una intensidad similar. El sentido de conexión entre los judíos del mundo es más fuerte para los judíos religiosos que para los judíos seculares, y más fuerte entre los judíos ortodoxos que entro los judíos de la Reforma.

En Israel, y basándonos en una encuesta a los israelíes del JPPI, ese sentimiento es más fuerte entre los judíos que se definen como de “derechas” que entre aquellos que se identifican como de “izquierdas”.

Lo que no aparece en los datos del JPPI pero que sí tenemos ahora, gracias a la web de noticias Walla (que utiliza el mismo encuestador que utilizamos en el JPPI, Menachem Lazar de Panels Politics), es el número de cuántos judíos israelíes visitan las zonas de Jerusalén que hacen de la ciudad un lugar especial - es decir, la Ciudad Santa, la Ciudad Vieja, o si se quiere describir en términos políticos, la parte oriental de la ciudad.

La encuesta preguntó a los judíos israelíes cuando fue la última vez que visitaron Jerusalén Este. El 50% de los judíos israelíes informó que han estado en la parte oriental de Jerusalén en el año pasado. Me sorprendió este número. Parece alto. Un 30% adicional de los judíos israelíes informaron que habían estado en Jerusalén Este en los últimos cinco años. Sólo el 3% dice que nunca han estado en esa parte de Jerusalén (un 12% han estado allí en la “última década”).

¿Qué aprendemos de esto? Nos enteramos de que al menos cierpa parte del eslógan "la ciudad ya está realmente dividida", no es exacta. El 80% de los judíos israelíes han visitado la parte oriental de Jerusalén en los últimos cinco años. Es difícil de creer que un número similar hubiera visitado estas zonas si no hubieran estado bajo la jurisdicción israelí. ¿Cuantos de ellos permanecen bajo la jurisdicción israelí? La mayoría de los judíos israelíes dicen que sí. Pero su respuesta no siempre es coherente, como tampoco lo es la de los participantes en el diálogo del JPPI (es decir, los judíos del mundo altamente comprometidos).

Como el JPPI informó: “cuando se trata de los matices del conflicto palestino-israelí y la cuestión de quién debe controlar la ciudad, y si debe haber un compromiso que divida la ciudad entre israelíes y palestinos, entonces los judíos son más ambivalentes, y a veces incluso contradictorios. Por un lado, una clara mayoría de más del 70% están de acuerdo en que "el Monte del Templo debe permanecer bajo la jurisdicción israelí. Un 55% está de acuerdo en que "Jerusalén nunca debería dividirse”.

Sin embargo, “cuando se le presenta una declaración más matizada con respecto a un teórico acuerdo de paz respondieron de manera diferente”. El 61% de los judíos del mundo que entrevistamos estaba de acuerdo o bastante de acuerdo con la afirmación: “En el marco de una paz permanente con los palestinos, si está satisfecho con el resto del acuerdo, Israel debe estar dispuesto a ceder en el estatus de Jerusalén como una ciudad unida bajo la jurisdicción israelí“.

Por lo que “a pesar de que la mayoría se opone a una división de Jerusalén, y aunque la mayoría se opone a que no haya un control israelí sobre la 'Cuenca del Santo', una clara mayoría todavía está dispuesta a un 'compromiso sobre el estatus de Jerusalén como una ciudad unida bajo la jurisdicción israelí pero bajo las circunstancias antes mencionadas de un acuerdo de paz satisfactorio y duradero". En suma, una confusa cuando no contradictoria posición. Tan confusa como el estado de Jerusalén.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home