Sunday, August 13, 2017

Una sopa de letras en los Manuscritos del Mar Muerto abre ventanas al antiguo mundo del hebreo - Nir Hasson - Haaretz





Los Manuscritos del Mar Muerto son famosos por contener textos bíblicos y escritos de la comunidad judía esenia del antiguo Qumran, cerca del Mar Muerto. Pero los manuscritos también contienen decenas de miles de fragmentos, a veces ofreciendo sólo unas pocas palabras o letras, lo que ha obstaculizado a los investigadores durante décadas.

El manuscrito conocido como 4Q124 (que significa el manuscrito 124 de la cueva número cuatro en Qumran) es uno de esos enigmas. Está escrito en el antiguo alfabeto paleo-hebreo, considerado desde hace tiempo una variante del alfabeto fenicio. Los eruditos lograron descifrar sólo unas cuantas palabras y letras, pero no obtuvieron sin nada significativo.

Entonces Alexey (Eliyahu) Yuditsky, un investigador que trabaja en el Historical Dictionary Project (proyecto de diccionario histórico) en la academia hebrea de la Universidad Hebrea, decidió echarle otra mirada.

El Historical Dictionary Project es un gran intento de catalogar y analizar cada palabra hebrea escrita en decenas de miles de fuentes desde la antigüedad hasta nuestros días. Yuditsky cataloga las palabras de los Manuscritos del Mar Muerto, examinando todos los manuscritos y fragmentos de más de una palabra. Así es como se encontró con el 4Q124.

"Llegamos a este manuscrito y tratamos de descifrarlo. Cualquier persona que estudió el manuscrito en el pasado logró descifrar tres palabras: la palabra adama [tierra], alguna forma del verbo shin lamed het [la raíz de 'enviar'] y la palabra garshu [expulsado]", comenta Yuditsky.

"Busqué en la base de datos de la Biblia donde aparecían juntas estas tres palabras... Resulta que está en la historia de la expulsión de Adán del Jardín del Edén, capítulo 3 del Libro de Génesis. El problema era que las palabras todavía no eran lógicas, las combinaciones no tenían sentido".

Yuditsky dice que su esposa propuso que si se trataba de la historia del Jardín del Edén, entonces una de las palabras que él no entendía, dalal (dispersar) debería ser kalal (maldición). El problema era que la letra implicada parecía un dalet (ד) o un resh (ר), no un qoph (ק), tal como kalal parecería requerir.

Efectivamente, las cosas tenían más sentido cuando se sustituía un qoph por un dalet o un resh en algunos casos. El qoph que encontró formaba parte de un alfabeto hebreo poco conocido. Más tarde, los investigadores vieron las nuevas fotografías de la Autoridad de Antigüedades de Israel de los Manuscritos del Mar Muerto - un producto de la fotografía multiespectral que puede revelar marcas o letras invisibles para el ojo humano -.

Comprender el uso del qoph y examinar las nuevas fotografías permitió a Yuditsky descifrar 25 palabras del manuscrito.

Este análisis arroja mucha más luz sobre la comunidad de Qumrán. Según Yuditsky, una parte del manuscrito está dedicada a la historia de la expulsión del hombre del Jardín del Edén, mientras que la otra es un sermón sobre la moralidad o una interpretación de un maestro o líder de la secta.

"En mi opinión, explica que el hombre en el Jardín del Edén recibió sólo un mandamiento: no comer del fruto del Árbol del Conocimiento", dice Yuditksy. "Y por violar este mandamiento, recibió un gran castigo. Tú, les dice a los creyentes, tenéis muchos más mandamientos, así que piensa en el castigo que recibirás si los violas".

Al igual que el resto de los manuscritos escritos en la escritura paleo-hebrea, el 4Q124 está fechado al final del período de la comunidad de Qumrán, alrededor del siglo I d.C. Hasta ahora, el manuscrito se consideraba como una fuente muy poco clara. Algunos estudiosos han dicho que debido a que estos fragmentos contienen solamente secciones bíblicas escritas en un alfabeto poco común en Qumran, provienen de una fuente diferente. Por ejemplo, de la biblioteca de los saduceos en Jerusalén.

La lectura de Yuditsky contradice esta teoría, porque está claro que el texto incluye secciones no bíblicas que son muy similares a las existentes en otros textos indiscutiblemente de la comunidad de Qumrán.

Sin embargo, un cambio en la escritura hebrea del manuscrito en cuestión demuestra que la comunidad de Qumrán no estaba aislada del mundo exterior, como algunos afirman, dice Yuditsky.

"Vemos que el guión cambia", agrega. "Dice que esta no es una secta verdaderamente aislada: son personas educadas, una élite que está involucrada en lo que está pasando".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home