Saturday, October 28, 2017

¿Cómo puede alguien culpar a Netanyahu por un posible futuro conflicto con Irán? - Ben-Dror Yemini - Ynet



Debemos remontarnos a los días anteriores de que se lanzara la Operación Escudo Protector y antes de que tres adolescentes judíos fueran secuestrados  en el verano de 2014. Hamas aprovechó el acuerdo logrado después del conflicto anterior, en la Operación Pilar de Defensa, para fortalecerse. Aumentó el rango de sus cohetes y construyó túneles que llegaban hasta Israel. Israel ejerció su moderación y restricción.

Incluso antes de que los adolescentes fueran secuestrados, Hamas lanzó casi 70 cohetes en marzo de 2014. La contención continuó. Pudo haber sido un error.

Después del secuestro de los adolescentes, Hamas incrementó las tensiones. Esos fueron días difíciles. La derecha presionó para una invasión terrestre a gran escala. El primer ministro Benjamin Netanyahu respondió con una política de "calma para lograr la calma". Fue casi una petición a Hamas para que dejara de lanzar cohetes. Pero Hamas insistió en continuar.

La Unión Europea emitió una dura declaración exigiendo la desmilitarización de las organizaciones terroristas, es decir, Hamas. Incluso después de que se lanzó la operación, Netanyahu continuó con iniciativas de alto el fuego. Actuó contra lo que parecía ser su instinto político. Después de todo, las críticas sobre la moderación de Israel provinieron principalmente de la derecha.

Así fueron las cosas. Mucho se puede decir de él, y no soy uno de sus seguidores o votantes, pero el hombre no es de gatillo fácil.

Así que las recientes afirmaciones del Mayor General Amiram Levin en un artículo de opinión en el Yedioth Ahronoth, en el que argumenta que Netanyahu nos está guiando a una guerra con Irán, carecen de fundamento. Netanyahu no inició una sola operación, aunque Hamas se fortaleció principalmente cuando la Hermandad Musulmana llegó al poder en Egipto. Netanyahu no respondió cuando el cemento para construir bunkers comenzó a fluir hacia Gaza desde Egipto. Netanyahu ejerció moderación cuando el arsenal de cohetes siguió creciendo y su alcance siguió aumentando.

Lo que Irán está haciendo ahora en Siria es mucho peor. El régimen del ayatolá está declarando a voz en cuello, y en manifestaciones masivas, al igual que Hamas, que su objetivo es destruir a Israel. Bajo la protección del vergonzoso acuerdo nuclear facilitado por Obama, Irán se está convirtiendo en una gran potencia del Oriente Medio. El jefe de gabinete iraní viaja a Damasco para dejar bien claro quién es el jefe. Teherán, total o parcialmente, controla Líbano, Yemen, Irak y Siria.

Uno tiene que estar completamente ciego para no darse cuenta de que se está creando un problema estratégico. El hecho de que Israel sea el país más fuerte de la región, tal como lo menciona Levin, no hace que la amenaza iraní sea menos grave. Como nadie planea un conflicto bajo la forma de una abierta batalla entre las fuerzas armadas, las organizaciones terroristas, al igual que el estado terrorista de Irán, se han dado cuenta hace mucho tiempo de que el punto débil de Israel es ser atacado con misiles y cohetes.

En este contexto, la afirmación de Levin de que "el gobierno nos está arrastrando a la guerra" es más que desconcertante. Por qué es Irán el que realiza los movimientos. Por qué es Irán quien está tomando medidas para cambiar el mapa estratégico. Por qué es Irán el que declara repetidamente su intención de destruir a Israel. Pero al diablo con los hechos.

Levin apunta con un dedo acusador a Israel porque el primer ministro israelí está tratando de establecer líneas rojas. Se necesita una lógica particularmente distorsionada para acusar a Netanyahu de todas las cosas, mientras Irán está realizando cada vez más movimientos que pueden considerarse causus belli.

Podemos, y debemos, estar en desacuerdo con muchas de las acciones de Netanyahu. Comparto las críticas de Levin sobre la respuesta oficial al acuerdo entre Fatah y Hamas. Israel, escribí recientemente, podría haber aprovechado el acuerdo para obtener muchos puntos, para dejar bien claro que busca la paz mientras que Hamas busca continuar la yihad a expensas de los residentes de Gaza.

Sin embargo, las disputas políticas son la base de todo régimen democrático. Una afirmación como "hay que informar a cada madre judía que el gobierno nos está arrastrando a la guerra" es una afirmación peligrosa e infundada. Los palestinos lanzaron una intifada a pesar de que el ex primer ministro Ehud Barak les ofreció, mientras rompía un tabú, un estado palestino y una Jerusalén dividida. E Irán está declarando la aniquilación aunque Israel estaría dispuesto a firmar un acuerdo de paz con Teherán, mañana mismo. Pero Levin está anunciando de antemano que en el próximo conflicto la culpa será de Israel. Tal afirmación no se corresponde a un miembro del Partido Laborista.

Hay algo alentador en el hecho de que casi todos los ex funcionarios de defensa que respondieron al artículo de Levin, incluidos Giora Eiland y Amos Yadlin, y que no están entre los fanáticos de Netanyahu, rechazaran sus afirmaciones. Se pueden decir muchas cosas sobre Netanyahu, y deberían decirse, pero al culpar a Netanyahu por el próximo conflicto con Irán o Hamas, Levin cruzó una peligrosa línea roja.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home