Sunday, October 22, 2017

¿Hacia dónde se dirige la izquierda israelí? - Mazal Mualem - Al Monitor


Avi Gabbay: Mis posiciones están enraizadas en la izquierda (dos zapatos derechos)

Las recientes declaraciones "derechistas" del presidente del Partido Laborista Avi Gabbay, y la renuncia el 18 de octubre de la líder del Meretz Zehava Gal-On a la Knesset, son dos facetas de la crisis más profunda que históricamente haya experimentado la izquierda de Israel.

Ostensiblemente, no hay conexión entre estos dos eventos políticos, que ocurrieron con los dos únicos partidos sionistas de la izquierda más o menos al mismo tiempo. Sin embargo, apuntan a la confusión dentro de la izquierda y a un esfuerzo continuada por liberarse de su ya larga irrelevancia para el público israelí.

Gabbay es más que una nueva figura en la política israelí. Él también es muy nuevo en la izquierda. Creció en la casa del Likud y decidió unirse al Partido Laborista en 2016, con el propósito explícito de ser elegido su líder para poder postularse para el puesto de primer ministro. Tiene una visión del mundo muy instrumental, orientada a los negocios, en lugar de una perspectiva más bien romántica, por lo que no está enamorado ni vinculado a las posiciones económicas o diplomáticas de la izquierda. Ciertamente, no considera que el Acuerdo de Oslo de 1993 sea sacrosanto e inviolable.

Gabbay apoya la solución de dos estados como una posición pragmática que concuerda con la cosmovisión básica del electorado de izquierdas. Fue en este sentido que hizo un comentario "izquierdista" la noche en que fue elegido, el 10 de julio, diciendo que es hora de que "el liderazgo cuide y se preocupe por Dimona (una ciudad periférica), y no solamente por Amona (un asentamiento evacuado)".

Han pasado unos tres meses desde entonces. En ese momento, Gabbay se dio cuenta de que hablar en contra de los asentamientos podría ganarle apoyo desde la izquierda, pero al mismo tiempo no hay duda de que lo mantendría alejado de la jefatura del gobierno. Su declaración del 14 de octubre de que no se juntaría en una coalición con la Lista Conjunta Árabe (un grupo de partidos muy predominantemente árabes), y otra declaración dos días después durante una entrevista con el Channel 2 en la que afirmó que no evacuaría los asentamientos como parte de un acuerdo de paz, procedían directamente del léxico político de la derecha.

De hecho, con estas declaraciones Gabbay pudo adelantar sin parpadear por la derecha al presidente del Yesh Atid, Yair Lapid, mientras dejaba atónitos a los miembros más veteranos de su equipo. La co-líder de la Unión Sionista, Tzipi Livni, de la cual el partido Laborista es el socio principal, se desasoció de sus comentarios sobre los asentamientos al aclarar inmediatamente que esa no era ni su posición ni la posición de la Unión Sionista. Sin embargo, a pesar de la conmoción que se produjo dentro del partido, Gabbay no se retractó de su declaración. En cambio, explicó que si bien apoya una solución de dos estados, también está buscando formas creativas para implementarla .

Desde el asesinato del primer ministro Yitzhak Rabin en 1995, ni un solo líder del Partido Laborista se atrevió a desviarse del paradigma de la solución de dos estados, aunque el costo fuera muy claro: la partición de la tierra y de Jerusalén. En ese sentido, Gabbay acaba de cambiar de estrategia, y al hacerlo, redefinió la agenda diplomática del principal partido de izquierda de Israel.

Por el contrario, Gal-On representa la izquierda más comprometida y consistente. Ella encabeza un partido, el Meretz, con solo cinco escaños; sin embargo, en los últimos meses ha estado atrapada en una crisis de liderazgo del partido, que culminó en una convención del partido el 17 de septiembre que discutió su eliminación en un esfuerzo por traer sangre nueva. Los problemas dentro de Meretz son una expresión de la gran crisis que enfrenta un partido menor, que pasó todas las últimas elecciones luchando por sobrevivir, cuando incluso era incierto que pasaran el umbral del votante. La izquierda ideológica permanece atrapada en la crisis resultante del agotamiento del público israelí con unas negociaciones estancadas con los palestinos y la sensación de que no hay un socio del otro lado. Su electorado ha comenzado a abandonar el partido y Meretz está perdiendo relevancia.

Al darse cuenta de que tenía que hacer algo, Gal-On decidió renunciar a la Knesset y centrarse en la actividad política dentro del partido como su presidenta. Eso le permitiría convencer al comité del partido de apoyar unas primarias abiertas. Esto, piensa ella, refrescaría sus filas y rescataría al partido, que ella cree que está actuando más como un club privado.

Gal-On será reemplazada en la Knesset por el secretario general de Meretz, Moshe (Mossi) Raz, quien también es abierto de mente y es consciente de los problemas que enfrentan su partido y la izquierda. En una conversación con Al-Monitor, Raz dijo que es consciente de la necesidad de cambios en las posiciones del partido para hacer que el Meretz sea relevante. Al mismo tiempo, sin embargo, también dijo que los motivos de tales cambios deben ser más que un simple intento de complacer a los votantes. Aún así, Raz admite que se deben investigar las circunstancias cambiantes, "y hay espacio para replantearnos varias áreas clave, en un esfuerzo por perfeccionar nuestras posiciones. Entonces, por ejemplo, creo que las negociaciones con los palestinos están en quiebra, y debemos considerar otras opciones como el arbitraje internacional ".

La izquierda israelí siempre ha estado comprometida con la idea de que unas negociaciones con los palestinos es la única forma de lograr una solución de dos estados. En ese sentido, la declaración de Raz fue pionera. Representa una nueva forma de pensar, lo que también refleja la comprensión de que la izquierda ideológica debe adaptarse a las circunstancias cambiantes.

Desde la firma de los Acuerdos de Oslo, se ha dicho con frecuencia que la izquierda pierde en las urnas pero gana en la conciencia del público. El hecho es que la solución de dos estados se ha convertido en un elemento fijo entre el público como la única forma de llegar a un acuerdo de paz. Todos los primeros ministros desde Rabin han adoptado la solución de dos estados, incluido Benjamin Netanyahu. Durante su primer mandato como primer ministro Netanyahu implementó en realidad partes de los acuerdos (Acuerdos de Hebrón 1997).

En el 2000, el primer ministro Ehud Barak, que también era jefe del Partido Laborista, intentó llegar a un acuerdo con el líder de la OLP, Yaser Arafat, el cual incluía un compromiso sobre Jerusalén (segunda Cumbre de Camp David). El intento falló, y la segunda intifada estalló poco después.

Después de Barak, el primer ministro Ariel Sharon también adoptó la solución de dos estados e implementó la desconexión de la Franja de Gaza en el 2005. Como jefe del partido Kadima, el primer ministro Ehud Olmert dio el  paso más atrevido de todos. En sus negociaciones con el presidente palestino Mahmoud Abbas, Olmert acordó evacuar la mayoría de los territorios de Cisjordania y dividir Jerusalén.

Incluso Netanyahu declaró su apoyo a una solución de dos estados en su discurso de Bar Ilan, cuando regresó a la oficina del primer ministro en 2009. En los últimos años, sin embargo, con un Netanyahu más arraigado en el poder, las negociaciones con los palestinos llegaron a detenerse y el público se volvió hacia la derecha convencido de que no existía un socio palestino con quien hacer las paces. Sin embargo, los partidos de la izquierda continuaron aferrándose al viejo orden sin considerar ninguna alternativa. Y continuaron perdiendo relevancia.

Ahora que ha llegado a un punto tan bajo, la izquierda tiene el potencial de liberarse de esta crisis. Esto no significa abandonar la solución de dos estados. Sin embargo, hay espacio para hacer que su ideología se actualice. En ese sentido, Gabbay tenía razón al hacer lo que hizo. El problema es que parece obvio que en realidad le motivaron consideraciones electorales calculadoras y momentáneas, y poco más. Ahí es precisamente donde radica el riesgo.



Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home