Thursday, January 18, 2018

Las mentiras del líder palestino "moderado" - Ben-Dror Yemini - Ynet



Es el líder más moderado que los palestinos podrían elegir, y esa es su tragedia.

El pasado domingo, este famoso moderado dijo que no repetiría los errores de 1948 y 1967, porque esos errores llevaron a la catástrofe palestina, la Nakba. Pero él está repitiendo exactamente los mismos errores. Más alucinaciones. Más ilusiones. Más rechazo.

En Israel, existe una disputa sobre si la fuente del problema está en 1948 o 1967. Abbas ha dejado claro que para los palestinos y para él el problema está en 1917. En otras palabras, la Declaración Balfour, que apoyó el derecho de los judíos a un hogar nacional.

Existe una discusión sobre la existencia de una línea que separa el antisionismo del antisemitismo. Abbas ha dejado muy claro que no existe tal línea. Ambas ideologías se basan en mentiras.

Es un poco vergonzoso refutar las tonterías del líder moderado de la Muqata'a, pero parece que no hay escapatoria, porque cada mentira que se repite 1.000 veces en un primer acto llega a los libros de texto y a los campus no mucho después. La legitimación de estas mentiras se basa en la afirmación de que forma parte de la "narrativa palestina".

Y desde luego hubo muchas mentiras en el discurso del domingo, pero al menos tres de ellas deberían ser refutadas inmediatamente.

En primer lugar, según Abbas, la Declaración Balfour es un proyecto colonialista. Todo lo contrario. La Declaración de Balfour se emitió como parte de un creciente reconocimiento del derecho a la autodeterminación, es decir, fue el resultado de una batalla antiimperialista que condujo a la disolución de los imperios y al establecimiento de Estados nacionales. Los judíos, que vivían bajo muchos imperios, recibieron el derecho a la autodeterminación junto con otros pueblos.

Por lo tanto, el sionismo es un movimiento de liberación antiimperialista. Los sionistas no intentaban desterrar a nadie, y la propia Nakba es el resultado del rechazo árabe a la autodeterminación judía. Y de todos modos, decenas de millones de personas experimentaron el desarraigo, la expulsión y el intercambio de población como consecuencia precisamente del establecimiento de Estados nacionales, incluidos los árabes y el judío.

En segundo lugar, Abbas creó la impresión de que el plan de paz que le había ofrecido el ex primer ministro Ehud Olmert incluía 40 años de presencia israelí en el río Jordán, razón por la cual lo habría rechazado.

Pues bien, en una entrevista realizada por Jackson Diehl, del Washington Post, Abbas dejó en claro, y en tiempo real, que había rechazado el plan porque no le había otorgado un derecho de retorno a gran escala. Esa fue también su reacción inmediata ante la exsecretaria de Estado de los EEUU Condoleezza Rice, quien le presentó los principios del plan horas después de enterarse por Olmert. El domingo, sin embargo, recibimos una nueva versión que es completamente falsa.

 En tercer lugar, según Abbas, "los europeos querían traer aquí a los judíos para preservar sus intereses en la región. Le pidieron a Holanda, que tenía la flota más grande del mundo, que moviera a los judíos".

Abbas se está superando a sí mismo. ¿Holanda? ¿Cuándo exactamente Holanda trasladó a masas de judíos? Pero si fue conquistada por los nazis. Y el mufti Haj Amin al-Husseini, el héroe de Abbas, cooperó con los líderes europeos de la época, los nazis, para expandir la aniquilación de los judíos al mundo árabe y Palestina. Entonces, ¿qué demonios está balbuceando?

El discurso de Abbas es principalmente un regalo para ese sector de la derecha israelí que quiere un gran estado judío. El líder moderado deja muy claro que no hay nada con quién y de qué hablar. Él se niega a reconocer el derecho de los judíos a la autodeterminación. Él no es un socio. Está atrapado en alucinaciones, ilusiones y mentiras.

Es posible que esto no sea realmente una alucinación sino una trama. Después de todo, él quiere guiarnos hacia un gran estado judío. Eso es exactamente lo que quieren los enemigos de Israel. Eso es lo que quiere la coalición Hamas, BDS e Irán. Así que no debemos minimizar las tonterías expresadas por Abbas. Porque si no tenemos cuidado, este discurso delirante puede convertirse en otro hito antes del cumplimiento de ese objetivo.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home