Monday, February 19, 2018

Las protestas organizadas cerca de la valla de seguridad como infraestructura para los ataques terroristas - Ron Ben-Yishai - Ynet




Los ataques del IDF contra la Franja de Gaza el sábado por la noche, en respuesta a la detonación de un artefacto explosivo en la valla fronteriza que hirió a cuatro soldados israelíes, golpearon "objetivos de alta calidad" que sirven al núcleo de la fuerza militar de Hamas.

Uno de estos objetivos era un túnel que aún no se había infiltrado en el territorio israelí, pero que el IDF había planeado atacarlo y destruirlo si cruzaba la frontera y cuándo lo hiciera.

Este conjunto de objetivos tenían como fin proporcionar a Hamas un inusualmente severo golpe militar, dejando en claro que el IDF ya no permitiría a la organización terrorista utilizar las protestas civiles con fines militares y para llevar a cabo ataques terroristas. El daño y la destrucción sufridos por la fuerza militar de Hamas fueron probablemente la razón por la que la organización disparó misiles antiaéreos contra los aviones israelíes e incluso anunció que lo había hecho.

El fuego antiaéreo fue ineficiente, pero casi no hay duda de que los misiles también fueron disparados en un intento de imitar el fuego antiaéreo sirio del pasado fin de semana, el cual derribó un avión de combate de la IAF, y posiblemente también debido a los serios problemas prácticos y morales causados por los ataques del IDF.

Los cohetes disparados el sábado contra la zona fronteriza de Gaza y la zona de Mishmar HaNegev probablemente no fueron lanzados por Hamas, sino más bien por las organizaciones "rebeldes". Sin embargo, no hay duda de que la angustia de la población civil en Gaza y los acontecimientos en el norte nos están acercando a la próxima escalada en el sur.

Hamas se ha dado cuenta hace mucho tiempo de la potencial infraestructura que representa para los ataques terroristas las protestas civiles en los alrededores de la valla. La organización rebelde que plantó el artefacto explosivo usó esta infraestructura y básicamente estaba actuando en nombre de Hamas. Lo que comenzó como furiosas protestas supuestamente espontáneas de civiles próximas a la valla después del episodio de la instalación de detectores de metales a la entrada de la mezquita Al-Aqsa, y posteriormente por el reconocimiento del presidente estadounidense Donald Trump de Jerusalén como capital de Israel, se convirtió en un fenómeno habitual en los últimos meses.

Todos los viernes, Hamas moviliza a los jóvenes palestinos contra la valla, donde prenden fuego a los neumáticos, se acercan a la valla, la cruzan a veces y cuelgan banderas en ella. Todo ese tiempo, están estrechamente supervisados ​​por hombres armados de Hamas sentados en torres de observación. Los manifestantes lanzan canicas y piedras contra las fuerzas de Tsahal, pero incluso cuando los soldados les disparan para alejarlos de la valla o les disparan a las piernas, e incluso cuando ese fuego acaba ocasionalmente matando a algunos de ellos, Hamas evita devolver el fuego y apenas responde.

Este patrón de acción probablemente provenga del deseo de Hamas de mantener la calma mientras construye la infraestructura para una actividad diferente, que ha sido expuesta por Hamas en las últimas dos semanas. Los portavoces de Hamas han declarado explícitamente que, en caso de una escalada en la situación en la Franja, planean realizar protestas masivas y conseguir que decenas o cientos de miles de personas se acerquen a la valla, la crucen y marchen hacia Israel. Saben que esto creará un dilema tanto para el IDF como para el gobierno israelí: ¿deberían abrir fuego y arriesgarse a matar a muchos de los manifestantes, o evitar disparar y arriesgarse a que los habitantes de Gaza entren en territorio israelí?

Las organizaciones rebeldes, que aparentemente prestaban mucha atención a los preparativos para este patrón de acción, decidieron acelerar su potencial antes de lo que Hamas había planeado. Vieron al IDF trabajando para neutralizar cualquier objeto sospechoso cercano a la valla, y prepararon una trampa. Llenaron la base de la bandera, que presuntamente se colgó durante la protesta, con explosivos, convirtiéndola en un dispositivo letal que hirió a los miembros de la unidad de desactivación de bombas y a soldados de la Golani.

En lo que respecta al IDF, esta es una llamada de atención que demuestra el peligroso potencial de las protestas civiles, supuestamente inocentes, cercanas a la valla. El ejército tendrá que decidir si permite tales protestas el próximo viernes y qué tan lejos de la valla fronteriza. La IDF puede informar a Hamas a través del coordinador de las actividades gubernamentales en los territorios, a través de los egipcios, a través de octavillas y eventualmente disparando a las piernas de los manifestantes, que los manifestantes no podrán moverse más allá de 200-300 metros al oeste de la valla.

Esta área, que solía llamarse "el perímetro", todavía existe tanto para los hombres armados como para los civiles. La "zona de seguridad especial" se ha reducido durante las protestas del viernes a lo largo de la valla, y el IDF ahora tendrá que aplicarla. Si muchos palestinos resultan heridos, podría provocar una escalada.

En una operación pequeña y dolorosa, los Comités de Resistencia Popular, una de las organizaciones paraguas de los diferentes grupos terroristas, lograron aumentar las tensiones y socavar la estabilidad a lo largo de la valla fronteriza.

Lo segundo que tendrá que hacer la IDF es revisar el procedimiento de manejo de dispositivos explosivos a lo largo de la valla. Hay varios procedimientos destinados a ayudar a los soldados a detectar dispositivos explosivos u objetos sospechosos y neutralizarlos desde lejos, disparándoles o enviando a un perro para que los huela.

Estos procedimientos se han implementado con éxito desde la Operación Borde Protector, y los dispositivos explosivos colocados a lo largo de la valla de vez en cuando se han detectado y neutralizado. El incidente del sábado fue la primera vez que alguien resultó herido por uno de estos dispositivos.

Por lo tanto, estos procedimientos deben enfatizarse y tal vez adaptarse a la nueva realidad, en la que cada objeto colocado a lo largo de la valla tiene el potencial de ser un dispositivo explosivo.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home