Sunday, February 25, 2018

Rusia a Israel: Os defenderemos si os ataca Irán , pero también defendemos la presencia de Irán en Siria - Debka



"Si Irán ataca a Israel, Rusia se unirá a los Estados Unidos para defender a Israel", dijo el embajador ruso en Israel Alexander Shein en la conferencia de seguridad de Munich la semana pasada, en un mensaje mixto de Moscú. Esta seguridad es parte del esfuerzo que Moscú lleva realizando durante algún tiempo para disipar las preocupaciones de Israel y evitar que el gobierno de Netanyahu se movilice en contra del peligro que representa la presencia militar iraní en Siria. El ministro de Defensa ruso, Sergey Shoigu, transmitió este mensaje cuando realizó una visita sin precedentes a Jerusalén en octubre pasado.

Las fuentes de Debka señalan, sin embargo, que dado que el Kremlin está transmitiendo mensajes contradictorios, las preocupaciones de Israel están lejos de haber sido disipadas. Por un lado, los rusos, sabiendo que no pueden alterar la implacable aspiración de Teherán de "borrar a Israel del mapa", prometen defender al Estado judío e incluso alinearse con los Estados Unidos para este fin. Pero por otro lado, los dirigentes rusos parecen creer que Israel debería estar satisfecho con su garantía de seguridad y comprender que no tienen nada que temer del  hecho de que el ejército iraní se asiente permanentemente en su patio trasero sirio. Siendo así, Israel no debería tener una causa razonable para atacar a objetivos iraníes en Siria. Por lo tanto, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán podría continuar estableciendo bases bajo su mando en Siria.

La afirmación de Moscú de la presencia iraní en Siria como "un hecho de la vida" también pretende llegar hasta Washington. Si las bases militares iraníes en Siria no son una amenaza para Israel, debido a la garantía de Moscú, tampoco deberían afectar a los Estados Unidos.

Nuestras fuentes informan que Moscú, al igual que Teherán, está profundamente preocupada por el despliegue del gobierno de Trump de más de 2.500 marines para mantener el control estadounidense de una línea de defensa en las fronteras sirias de 1.320 km que afecta a Iraq, Jordania y Turquía. La línea se extiende hacia el norte desde la intersección de la frontera sirio-iraquí-jordana, a lo largo de la frontera iraquí en el este (1.000 km) y gira en Hasakah y Manbij para correr paralela a la frontera norte de Siria con Turquía (320 km). Esta línea estadounidense bloquea el paso de las fuerzas chiíes iraquíes pro iraníes para ser trasladadas a Siria. También corta el corredor terrestre codiciado por Irán para unir Teherán vía Irak a Siria y Líbano.

Los rusos y los iraníes están decididos a no permitir que los Estados Unidos se salgan con la suya en sus planes de mantener el control del este de Siria mientras están asentados en la frontera iraquí para interrumpir la influencia iraní en Bagdad, y eso antes de las próximas elecciones en Irak. Ali Velayati, el consejero estratégico del líder supremo Ayatollah Ali Khamenei, ha dicho sin rodeos: "La resistencia islámica debe evitar el despliegue de las fuerzas estadounidenses al este del Eufrates en Irak".

Irán y sus aliados rusos y sirios intentaron romper la línea estadounidense el 7 de febrero y fueron repelidos. Seguros de que este intento se repetirá, Moscú desplegó la semana pasada un fuerte elemento de disuasión: cuatro sigilosos aviones rusos Su-57, de la élite de su aviación y que están ahora en la base aérea Khmeimim en Latakia. Por lo tanto, un escudo aéreo ruso está listo para defender las operaciones iraníes en Siria, capaces de enfrentarse a los aviones furtivos que poseen los EEUU, los F-22 Raptors, y los F-35 de la Fuerza Aérea de Israel. Irán podrá continuar expandiendo su presencia militar en Siria bajo la protección rusa.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home