Thursday, March 22, 2018

Un enigmático manuscrito del mar Muerto se convierte en un raro espectáculo en Jerusalén - AP e Ynet



Un fragmento de un enigmático manuscrito del Mar Muerto se exhibió públicamente en el Museo Israelí de Jerusalén por primera vez desde su descubrimiento hace 70 años.

El Génesis Apócrifo, la única copia de un antiguo texto judío elaborado con historias del primer libro de la Biblia, se remonta al siglo I antes de Cristo y fue uno de los primeros siete manuscritos encontrados en el desierto de Judea en 1947.

Los Manuscritos del Mar Muerto, una colección de textos judíos encontrados en cuevas del desierto en Cisjordania cerca de Qumran en los años 1940 y 1950, datan del siglo III a. C. al siglo I d. C. Incluyen las primeras copias conocidas de textos bíblicos, documentos que describen las creencias de una secta judía poco conocida, así como textos como el apócrifo Génesis Apocryphon (Apócrifo).

"Esta es la única copia de este libro en la Tierra", dijo Adolfo Roitman, el curador del Santuario del Libro del Museo de Israel, donde se encuentran los manuscritos y rollos.

Los versos arameos del Génesis Apócrifo describen las vidas de Noé, Abraham, Enoc y Lamec, personajes del libro de Génesis, y están escritos en primera persona. "De alguna manera, lo que tenemos son historias paralelas que no tenemos en la Biblia hebrea, en la que los patriarcas se presentan de formas diferentes a las que tenemos hoy en el Pentateuco", señala Roitman.

El fragmento muy dañado de esa historia que se muestra trata sobre el Arca de Noé que se posa en los picos del Monte Ararat después de la legendaria inundación. Noah cuenta cómo "expió por toda la tierra en su totalidad" al ofrecer varios sacrificios de animales.

El pergamino del Génesis Apócrifo ya estaba en un estado precario cuando fue descubierto por los pastores beduinos en 1947.

Una rara grabación de los pastores, Muhammed EDH-Dhib y Jum'a Muhammed, relatando su descubrimiento forma parte de una exposición que se acompaña con algunos de los personajes que intervienen en la búsqueda y el desbloqueo de los manuscritos del Mar Muerto.

"Estaba oscuro al principio, pero cuando pude ver delante de mí, había alrededor de 10 vasijas en la cueva en ambos lados, y las vasijas del medio estaban rotas por unas ruinas que caían desde la parte superior", comentaba EDH-Dhib hablando en árabe en una entrevista de 1961. "Solo había tres manuscritos en una vasija cubierta: dos de ellos estaban enrollados en tela y el otro no, y su color era verdoso".

El frágil manuscrito del Génesis Apocryphon permaneció desenrollado hasta casi una década más tarde, cuando tras ser llevado a Nueva York fue comprado por el Estado de Israel junto con otros tres manuscritos, y regresó a Jerusalén.

Desde entonces, solo una sección del Génesis Apócrifo estuvo en una breve exposición pública en la década de 1960.

"Es la primera vez que el público en general lo ve", nos dice el director del Museo de Israel Ido Bruno. "Hoy tenemos una oportunidad para verla por unos meses y luego volverá a las bodegas y no volverá a ver la luz por docenas de años".

Para proteger el delicado pergamino, el fragmento se presenta en una vitrina especial de "vidrio inteligente" dentro del Santuario del Libro evitando su exposición a la luz directa. Cuando los visitantes presionan un botón, el vidrio blanco opaco se vuelve transparente durante 30 segundos, lo que permite a los espectadores estudiar su textura marrón e irregular antes de que se vuelva a oscurecer.

"Cuando le echas un vistazo a este manuscrito, no es como echar un vistazo a un Botticelli", dijo Roitman, el curador de la exposición. "No se ve muy estético, ese no es el tema. El asunto en realidad es el tipo de información de este documento, como una tradición perdida, que no conocíamos antes. Abre una nueva perspectiva sobre la antigua historia y civilización judía".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home