Saturday, May 12, 2018

Sátira: Un hombre atrapado en un ascensor de Tel Aviv corre un gravísimo peligro al no tener nada que leer, salvo el Haaretz - Aaron Pomerantz y Yuval Weiss - Dailyfreier



Tel Aviv, Rothschild: La policía está corriendo contrarreloj en un intento de rescatar a un hombre atrapado en un ascensor del centro de Tel Aviv sin nada que leer, excepto la edición de hoy del Haaretz. Éste periódico, conocido por su postura de izquierdas antisionista, así como por organizar conferencias culturales en las que los artistas del espectáculo tiran naranjas a la audiencia y se ponen banderas israelíes en el trasero, se considera algo así como la personificación de la corrección política y de la buena conciencia. Las autoridades pronto se dieron cuenta de que las gruesas paredes del edificio bloqueaban la cobertura de los móviles, lo que obligó al hombre a pasar el tiempo leyendo el Haaretz en lugar de revisar su móvil. Al enterarse de esto, se apresuraron a traer a un equipo de policías, bomberos y paramédicos para rescatar al hombre, identificado como un reciente inmigrante estadounidense, Zachary F, antes de que fuera demasiado tarde. The Daily Freier se acercó a la escena para obtener todos los hechos.

"El tiempo es precioso, explicó el comandante que llevaba el caso, un teniente de policía llamado Moti. La salud mental de este hombre corre un grave peligro, tememos que una vez que lea los artículos de hoy de Amira Hass y Roger Alpher, pueda perder su voluntad de vivir. Como ese pobre chimpancé de la Universidad de Tel Aviv".

Moti continuó monitoreando la situación a través de un circuito cerrado de televisión antes de gritar órdenes repentinamente a un grupo de bomberos. "¡Dénse prisa con la escalera! ¡Está llegando a la parte en la que el artículo de Peter Beinart afirma que deben romper con Israel porque Bibi ganó las últimas elecciones!".

Si bien las gruesas paredes del edificio obligarían a Zachary a leer el Haaretz en primer lugar, Moti explicó que también podrían haber evitado una nueva tragedia. "Gracias a Diós, esos espesos muros significan que no tiene acceso a la cuenta de Twitter de Amos Schocken (el propietario del Haaretz)".

ACTUALIZACIÓN: A medida que el artículo salía a la luz, los paramédicos luchaban por insertar un tubo de respiración en el hueco del ascensor, ya que el último artículo de Gideon Levy sobre Gaza amenazaba con extraer todo el oxígeno del ascensor.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home