Sunday, August 12, 2018

Netanyahu: "Muchos de los árabes que protestan contra la ley del estado nacional quieren que Israel sea un estado palestino"






El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo el domingo que los manifestantes en la manifestación en contra de la ley del estado nacional que ondeaban banderas palestinas estaban tratando de destruir a Israel y probando que la polémica legislación era necesaria para consagrar la naturaleza judía del país en la ley

"Tenemos [aquí] la evidencia concluyente del desafío contra Israel y la necesidad de la ley del Estado-nación", dijo al comienzo de la reunión semanal del gabinete, refiriéndose a la manifestación encabezada por los árabes en la Plaza Rabin de Tel Aviv el sábado.

"Muchos de los manifestantes quieren abolir la Ley del Retorno, el himno y la bandera, y convertir a Israel en un estado palestino", dijo. "Está más claro ahora que nunca que la ley del Estado-nación es necesaria para garantizar el futuro de Israel como un estado judío".

Por otra parte, algunos participantes en la manifestación también corearon en apoyo de Palestina y en contra de Israel, incluyendo gritos de: "Con sangre y fuego, redimiremos a Palestina".

Mientras tanto, dirigentes drusos han manifestado su oposición a la presencia de banderas palestinas en la manifestación celebrada en la Plaza Rabin de Tel Aviv  en contra de la recientemente aprobada Ley de Nacionalidad.

"Estamos en contra de agitar la bandera palestina. Creo que es innecesario", dijo el ex diputado Shachiv Shnaan, cuyo hijo, el policía fronterizo Kamil Shnaan, fue asesinado el año pasado en un ataque terrorista perpetrado por árabes israelíes en el Monte del Templo en Jerusalén.

La ley ha causado controversia desde que se convirtió en ley en la Knesset el mes pasado. La cláusula que establece que solo los judíos tienen el derecho a la autodeterminación en el país ha sido objeto de duras críticas y ha causado ofensas entre la minoría drusa, muchos de los cuales sirven lealmente al país en el IDF

"Si protestas porque quieres igualdad en tu país, ¿por qué ondea banderas de otro estado?", se preguntó. "Pero no es nada nuevo que los árabes israelíes tengan un problema continuo de identidad. Están divididos entre la identidad nacional palestina y sus vidas reales en Israel en asociación con el estado".

"Nosotros solo agitamos dos banderas: la bandera israelí y la bandera drusa, lo que no disminuye nuestro carácter israelí", enfatizó Shnaan, haciendo una distinción entre las manifestaciones del sábado por la noche y la sostenido por la comunidad drusa la semana pasada.

El diputado Saleh Saed (Unión Sionista) también se hizo eco de la desaprobación de Shachiv, diciéndole a Ynet que agitar la bandera palestina no tenía lugar en la protesta. "Fue un desafío innecesario que perjudica nuestra justa campaña contra la Ley de Nacionalidad", dijo el político druso. "Tampoco hay lugar para declaraciones que condenen a Israel, pero seguiré luchando por los derechos de las personas y para expresar mis opiniones diferentes", agregó. "Eso es legítimo, eso es democracia y ese es también el bello Israel que siempre demuestra que es la democracia más fuerte del mundo".

Sin embargo, y dentro de la izquierda israelí, Amnon Be'eri Sulitzeanu, el codirector general de Abraham Fund Initiatives que trabaja por un "futuro compartido para los ciudadanos judíos y árabes de Israel", señaló que las banderas no tuvieron un impacto negativo importante.

"A pesar de la importante decisión del comité de seguimiento de no ondear banderas nacionales, las banderas palestinas fueron agitadas, y algunas banderas israelíes junto a ellos, y no ocurrió ningún desastre", dijo Sulitzeanu.

"Así como la bandera israelí es la bandera de los judíos y es agitada con orgullo por los judíos en manifestaciones en diferentes lugares del mundo, también debería ser aceptable ondear la bandera nacional palestina por ciudadanos árabes palestinos israelíes, ya que es su bandera", según expresó.

No obstante, los manifestantes árabes expresaron su enojo el sábado por la noche por lo que dijeron fue una pobre participación en la que se suponía manifestación masiva contra la Ley de Nacionalidad, afirmando que la manifestación debería haber atraído a más de las dos decenas de miles de personas que se presentaron.

"Esta protesta debería ser la primera oportunidad de una ola de protestas, incluso a nivel parlamentario, público y de medios", dijo Kamil Agbariyah, un residente de Jaffa que asistió a la protesta.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home