Monday, January 07, 2019

Tras las numerosas protestas, la Universidad Hebrea emite un anuncio pro IDF - JNS



Cinco días después del incidente provocado por una profesora de la Universidad Hebrea, la Dra. Carola Hilfrich, quién regañó y criticó a una estudiante por usar su uniforme de las Fuerzas de Defensa de Israel en su clase (tras ser boicoteada la presencia de la soldado por algún alumno de esa misma clase ante la indiferencia y comprensión de la profesora), la universidad publicó un anuncio poco común que pedía a los estudiantes uniformados que estudiaran en la universidad.

¿Estudiantes en uniforme? ¡Bienvenido!”, se leía el  anuncio firmado por el presidente de la universidad, el profesor Asher Cohen.

Queríamos aclarar que respetamos a los soldados de uniforme. Esa es la verdad”, dijo Cohen esta mañana en la Radio del Ejército.

Cohen también se disculpó por el incidente. "Personalmente no he hablado todavía con la Dra. Hilfrich, pero su comportamiento fue un comportamiento que no debería haber ocurrido".

Cuando se le preguntó si la universidad tenía alguna intención de despedir a esa profesora, respondió que "este tema ni siquiera está sobre la mesa".

La universidad se ha enfrentado a fuertes críticas por el incidente, y muchos han pedido a la universidad que despida a la profesora Hilfrich. En los días posteriores al incidente,  se enviaron más de 45.000 correos electrónicos por iniciativa de la organización sionista Im Tirtzu a la administración de la universidad, pidiéndoles que se disculpan formalmente y despidieran a la profesora.

Mañana se planea una “protesta de uniformes” en la universidad en la que los estudiantes asistirán a la universidad vistiendo uniformes del IDF.

"Nos complace ver que después de que esa universidad rechazara la interpretación de 'Hatikvah' en una ceremonia de graduación, aprobara protestas contra los soldados del IDF y solicitara al estado que permitiera la entrada de una activista del BDS para estudiar en la Universidad, recuerde ahora la importancia de los soldados del IDF", dijo el CEO de Im Tirtzu, Matan Peleg.

"Este es un paso en la dirección correcta", continuó Peleg, "y tal vez haya aún esperanzas de que la universidad cambie sus formas y comience a combatir la actividad generalizada contra Israel en su campus".


Actualización procedente de MIDA

Las respuestas enojadas no han tardado en llegar tanto de los estudiantes como de los profesores de la Universidad Hebrea.

El Dr. Gadi Taub, profesor titular del Departamento de Comunicación y Políticas Públicas de la universidad, le dijo a Mida que "el mero hecho de que un profesor pensara que tal reprobación era legítima indica hasta dónde ha llegado la politización académica".

Según Taub, éste no es un incidente específico. "Sería un error ver este incidente como un fenómeno aislado. Los programas de 'Derechos humanos y Justicia transicional' o los estudios de género, son  en realidad ideologías bajo el disfraz de investigación académica. Aquellos que reprenden a un estudiante por ir en uniforme piensan que la polítización en la universidad está permitida, siempre claro está que sea su política. Estuvo bien que la universidad no objetara inequívocamente este acto".

Otro veterano profesor de la universidad le dijo a Mida que fue "doloroso" enterarse de este incidente. "No creí que pudiera pasar en la universidad donde estudié y obtuve diveros grados, pero desafortunadamente éste no es un caso aislado. Hoy en día el enfoque prevaleciente es la crítica, pero en realidad se trata simplemente del nombre en clave que dan a su neomarxismo o marxismo cultural".

Según él, también se puede ver en la reacción de la universidad que define como "del espíritu vigente". "Ellos intentan silenciarlo con una disculpa. Conozco personalmente a los directores de la universidad: puede que no sean de una izquierda completamente radical, pero están más cerca de ella que de un sionismo razonable".

¿Hay otros profesores que piensen como tú? "Por supuesto que sí, pero el problema es que quienquiera que actúe sobre el asunto y se desvíe del 'espíritu vigente pagará el precio".

¿A que se refiere?: "No recibirá una promoción, no recibirá fondos de investigación. Ellos te ignorarán de cualquier manera debido a tus opiniones políticas. Si usted es un profesor y un mal investigador, pero tiene las opiniones políticas correctas, nadie te tocará, pero si sospechan que votas por un partido de la coalición gubernamental o si dices que el primer ministro tiene derecho a la presunción de inocencia, el abuso es inmediato. Necesitas coraje para ser sionista y decir la verdad. Lo más ridículo es que están convencidos de que son tolerantes, pero creen que cualquiera que no piense como ellos es un asqueroso racista".

El Dr. Danny Orbach, profesor de historia y estudios asiáticos en la universidad, comentó en su conversación con Mida que se trataba de un "incidente vergonzoso". "No fui testigo del incidente y todo lo que sé es lo que leí en los medios de comunicación y de las conversaciones con otros profesores, pero cualquier hostigamiento a un estudiante por llevar puesto un uniforme es vergonzoso. En lo que a mí respecta, no hay diferencia entre la intimidación a un soldado con uniforme y a una estudiante árabe con un hijab. Nadie tiene el derecho de interferir en la forma en que visten los estudiantes".

El Dr. Orbach también dice que estos casos son regalos para organizaciones como Im Tirtzu, que están tratando de presentar a la academia como un lugar inseguro para los soldados. "Esta afirmación simplemente no es cierta. Veo soldados en el campus todo el tiempo y muchos de ellos también vienen a mis clases. Nunca vi a nadie molestando a los soldados. Las llamadas a despedir a la profesora tampoco son sabias. Estas organizaciones no tienen derecho a intervenir en los procedimientos disciplinarios".

Refiriéndose a la respuesta de la universidad, Orbach dice que cuando vio la primera reacción sintió que era insuficiente y que había espacio para pasos más severos, pero que la carta del Rector que obligó a la profesora a pedir disculpas públicamente fue correcta. "Para esta primera vez una reprimenda y una disculpa podrían haber sido suficientes. Si vuelve a hacerlo, habrá una justificación para las medidas disciplinarias".

La Dra. Carola Hilfrich es una importante profesora de literatura y cultura en el Departamento de Literatura General y Comparada y en un programa de Estudios Culturales. Estudió filosofía y literatura en universidades alemanas, y en 2000 se unió al personal de la Universidad Hebrea.

Según el movimiento Im Tirtzu, la Dra. Hilfrich firmó una petición en 2005 para apoyar a los estudiantes y profesores que se niegan a servir en Judea y Samaria. Los firmantes de la petición señalaron que "por la presente expresamos nuestra disposición a ayudar tanto como podamos a los estudiantes que, debido a su negativa a servir en los territorios, se encuentren con dificultades académicas, económicas o administrativas, y pedimos a la comunidad universitaria que apoye a estos refuseniks".


En 2014, durante la Operación Escudo Protector, la Dra. Hilfrich firmó una petición que afirmaba que "el gobierno israelí está perpetrando una masacre de inocentes y oprimiendo al pueblo palestino".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home