Saturday, May 11, 2013

A.B. Yehoshua agita el patio nuevamente - Rachel Marden - JPost



El novelista AB Yehoshua volvió a crear nuevas marejadas la noche del domingo pasado diciendo a un grupo de más de 200 judíos estadounidenses que si realmente quieren ser judíos, deben trasladarse a Israel, ya que los israelíes son judíos "totales", mientras que los que viven en la diáspora son solamente judíos "parciales". El laureado escritor con el Premio Israel entregó el mismo controvertido mensaje que en el simposio anual del Comité Judío Americano (AJC) en el 2006, el cual ha repetido desde entonces durante los últimos años en intervenciones y artículos de opinión dirigidos principalmente a un público judío estadounidense.

No ha existido escasez de rabinos y pensadores judíos que han respondido que Yehoshua se equivoca y que debería cesar de insistir en ese tema, tal como le respondió el año pasado el Dr.Yehuda Kurtzer, presidente del Instituto Shalom Hartman de EEUU.

"Un (judío) israelí es, referente a la cuestión de la identidad, un judío total, es decir, las cosas que estaban vacías en la definición de un judío se cumplen totalmente y de forma automática por estar aquí, en Israel", afirmó Yehoshua, el orador principal en el tercer simposio anual del Avi Schaefer Fund, celebrado en el InstitutoYad Itzjak Ben Tzvi.

Yehoshua pronunció su conferencia titulada "¿Cuál es la continuación de la revolución sionista?" de un modo enérgico, agitando las manos casi constantemente, y su voz llegando a través del auditorio.

"Todo a mi alrededor es judío", dijo Yehoshua. "Al igual que todo alrededor de los estadounidenses es americano. Los valores no son algo que venga en un libro. Los valores son el trabajo y las acciones de todos los días.... Las cuestiones de la vida aquí, en Israel, son judías”.

De acuerdo a Yehoshua, la judeidad es determinada y vivida cada día por los judíos de Israel por la forma de hablar y por la práctica de su lengua (hebreo), por su manera de comportarse e inclusive por el ángulo en el que los soldados sostienen sus armas .

En una crítica apenas velada de la “existencia judía parcial” de los judíos de la diáspora, Yehoshua afirmó que lo "judío no es (solamente) lo que los rabinos comentan en la sinagoga los sábados sobre los valores judíos. Los valores judíos son puestos a examen aquí (en Israel) para lo bueno y para lo malo todos los días, y eso sin infravalorar lo estimulante e interesante como pueda ser el judaísmo de fin de semana", dijo entre risas. "El de aquí (el del día a día) es real y no imaginario".

Yehoshua se refirió a su ya legendario discurso ante la AJC en el 2006, defendiendo su punto de vista principal y afirmando que se le malinterpró. "Estaban enojados", dijo, "pero nunca he utilizado la expresión ‘buen judío’ o ‘mal judío’”. “Los judíos de la diáspora”, aclaró, “por supuesto que llevan vidas judías activas, visitan Israel y envían a sus hijos a las costosas escuelas judías”.

Ustedes están haciendo mucho", les dijo Yehoshua, "pero aquí toda mi vida es judía", continuó. "Así como los activos judíos estadounidenses llevan una vida judía más intensa que sus compatriotas judíos seculares estadounidenses, también vivir en Israel permite realizar la misma suposición”. "¿Acaso no puedo decir que mi identidad judía resulta más intensa y más completa cuando diariamente y en todo momento - en Israel - debo decidir sobre la cuestión de la judeidad de los valores?”. “Los valores judíos son determinados por cómo decidimos tratar a los terroristas en la cárcel, por cuáles son nuestras reglas sobre la tortura y cuales son los asentamientos que debemos evacuar o defender”. Yehoshua agregó que "todas estas cosas representan la totalidad de nuestra vida (en Israel)".

Además, Yehoshua basó su argumentación en la evidencia histórica. “El primer nombre del pueblo judío en la Biblia es Israel, no judío”, señaló a la ausencia. “Ese término - judío - no fue utilizado hasta que los judíos estuvieron en la Diáspora y fueron mencionados en el Meguilat Ester. El nombre de la tierra es Israel, no Judea ni Sión”.

Ser judío simplemente significa haber nacido de madre judía o autoidentificarse como judío. No hay necesariamente ningún componente religioso o cualquier otra definición, y nada fundamentado en la creencia, en hablar hebreo o en vivir en Israel". "La definición de judío está casi vacía, En la definición de judío observamos dos componentes: vaciedad y libertad".

Al resumir su conferencia, concluyó: "Si quieres ser realmente judío, ven aquí. Pero aviso que no será  fácil,  supondrá estar lleno de dilemas".

La profesora Rachel Elior, una estudiosa de la filosofía judía y del pensamiento místico judío, no estaba de acuerdo con los comentarios tan críticos de Yehoshua. "Todos los judíos son igual de miembros de una comunidad de memoria", señaló durante un panel de discusión tras la conferencia.

"No hay tal cosa como un ‘judío parcial’. De hecho, ni siquiera debemos hablar de ‘judíos parciales’ debido a que un judío es un ‘judío completo’ allí dondequiera que viva, aquí o en cualquier otro lugar", continuó. "No debemos decir que hay mejores tipos de judíos o judíos menos judíos. Todos los judíos son iguales en su responsabilidad con el pasado, con el presente y con el futuro... Ustedes son muy buenos judíos donde quieran que estén, siempre y cuando su identidad sea única".

Durante su conferencia, Yehoshua también definió lo que para él significa ser un sionista, un término que se ha cargado con muchas connotaciones políticas a través de las diversas batallas dialécticas: izquierda y derecha, religiosos y no religiosos, pro-Israel y anti-Israel.

Según él, un sionista es simplemente una persona que, a partir de finales del siglo XIX, quería crear un estado judío en la Tierra de Israel. El "sionismo se ha convertido en los últimos años en el centro de la diana de todos aquellos que están en contra de Israel", y agregó que los miembros del público, muchos de los cuales eran participantes estadounidenses en programas a largo plazo de Israel, saben de ese tipo de experiencias en sus campus universitarios.

Pero "el sionismo no es la ideología", enfatizó. "Esta es una frase que quiero que tengan en su mente. Cada uno tiene su propio sueño. El sionismo es una plataforma para diferentes y contradictorias ideologías como el socialismo, el fascismo y el liberalismo, aunque todas ellas estén de acuerdo en el derecho de retorno de los judíos a su estado (en la Tierra de Israel). El sionismo no tiene nada que ver con las fronteras o territorios. Si Israel terminara anexionándose Cisjordania, no sería más sionista que si no lo hiciera".

Ser sionista y ser judío tampoco van de la mano”, argumentó Yehoshua, “ya que muchos grupos judíos en el siglo XIX no apoyaron el sionismo”. "El éxito del sionismo se debió al hecho de que los judíos sionistas no pidieron permiso a los otros judíos. Ellos hicieron la revolución sionista, por así decirlo, fuera del pueblo judío".

El simposio del Avi Schaefer Fund honra la memoria de Avi Schaefer, quien a los 21 años fue asesinado por un conductor ebrio en el campus de la Universidad Brown en Rhode Island donde estudiaba.

Schaefer, quien sirvió en el ejército después de la escuela con su hermano gemelo Yoav, era un defensor de Israel, de la paz y del diálogo.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home