Saturday, June 01, 2013

El "reality" de una gran boda hasídica - Ronen Zvulun - Reuters













Volviendo a casa al amanecer,a las 5 de la mañana, comencé a digerir el gran evento que tuve la suerte de presenciar y cubrir: la boda del nieto de uno de los líderes espirituales más influyentes de la comunidad ultra-ortodoxa de Israel.

La boda, a la que asistieron unas 25.000 personas, fue un evento masivo que se llevó a cabo como si fuera una operación militar. ¿Cómo organiza el cuidado y la atención de miles de personas, darles de comer, acomodarlos, sentarlos y proporcionar la seguridad necesaria para todo ese numeroso público? Se necesitó un stand de 20 pisos para albergar a miles de danzantes hombres hasídicos.

"Un millón de vasos de plástico", se jactó uno de los ultra-ortodoxos próximos a mí. Un equipo encargado de la gestión del evento se apresuraba alrededor, comunicándose a través de auriculares de radio. Una sala de control revisaba todos los rincones del lugar y una productora se encargaba de la cobertura en vivo de la celebración, que se mostraba en grandes pantallas colocadas por todo el barrio, dando así la oportunidad a toda la gente que no pudo acudir en persona a presenciar la boda.

Las invitadas se sentaron a unos dos kilómetros (1,2 millas) de distancia de los hombres, en una sala aparte, donde siguieron la celebración de los hombres en grandes pantallas.

Alrededor del 50% de la televisión israelí en horario estelar está ocupada por programas de "reality". A menudo los miembros de la comunidad hasídica están aislados de la sociedad secular y no ven los programas de televisión más populares. Esto me hizo pensar que esta celebración, que atrajo la atención de un gran número de esos hogares, representó a una especie de programa de máxima audiencia de la comunidad hasídica. Se podría considerar como una especie de "reality" de la comunidad hasídica.

Al final del día, la participación masiva de varias sectas de la comunidad ultra-ortodoxa que vinieron a mostrar su respeto por el legado de la comunidad Belz y por su líder espiritual, el rabino Dov Yissachar Rokeach, también dejó su huella en mí.

Labels: , , ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home