Saturday, March 29, 2014

Expertos y antiguos oficiales israelíes están de acuerdo en su pesimismo sobre las conversaciones de paz - Ariel Ben Solomon - JPost


Expertos israelíes y ex funcionarios gubernamentales de alto rango expresaron su pesimismo respecto a las posibilidades de cualquier acuerdo de paz con los palestinos en una conferencia celebrada el jueves en el Centro Begin-Sadat de la Universidad Bar-Ilan de Estudios Estratégicos (BESA).

La conferencia, titulada "Las negociaciones entre israelíes y palestinos: ¿Hacia dónde?", pareció concluir que la realidad actual dicta que ningún acuerdo es posible y lo mejor que se puede esperar es algún tipo de acuerdo paso a paso que no busque resolver los puntos fundamentales del conflicto.

Efraim Inbar, director de BESA, dijo que no habría ningún acuerdo de paz, pero que muchos estados quieren relaciones con Israel a causa de sus propios intereses. Por ejemplo, los países musulmanes asiáticos quieren relaciones con Israel y no están demasiado preocupados por la cuestión palestina.

La economía palestina también está en mejor situación que muchas otras en gran parte del mundo árabe. "La economía de Gaza es mejor que la de Egipto", dijo Inbar. También recalcó como Asia no está ayudando a los palestinos. "Nuestra situación es buena", resumió, "y el resto del mundo árabe está en crisis".

El general mayor en la reserva Uzi Dayan, ex jefe adjunto del IDFy asesor de Seguridad Nacional del primer ministro, afirmó que "los palestinos nunca firmarán un acuerdo que de por finalizado el conflicto". Cuando The Jerusalem Post le preguntó si estaba a favor o en contra de la liberación del cuarto grupo de terroristas para así mantener las conversaciones de paz en marcha, dijo que estaba en contra de esa liberación: "No debe haber más medidas de fomento de la confianza".

El general de división en la reserva Yaacov Amidror, también un ex consejero de seguridad nacional del primer ministro y jefe del Consejo de Seguridad Nacional, se ha unido al Centro BESA como investigador principal. Señaló que Israel necesita prepararse para una situación en la que un acuerdo de paz podría romperse, y por esa razón es necesario tomar las necesarias medidas de seguridad.

"Aunque la cuestión palestina no es importante para la mayoría de los líderes árabes, es importante para las masas", afirmó, señalando que hoy en día son un factor importante. "Cuando se mira a las negociaciones, es interesante ver cómo las posiciones de las dos partes se han movido. Aunque Israel se ha movido hacia los palestinos, éstos no se han movido un pulgada".

"Israel ha realizado dos importantes concesiones. En primer lugar, el gobierno aceptó un Estado palestino, y en segundo lugar, acordó tener fuerzas en la frontera con Jordania, y no en el valle del Jordán. Los EEUU no se dieron cuenta de este cambio de posición hasta que nosotros se lo indicamos".

Sobre el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijo que "él es diferente de Yasser Arafat, quien trabajó para construir la infraestructura terrorista. Abbas se dio cuenta de que el terrorismo es malo para los palestinos y decidió concentrarse en la arena internacional. Sin embargo, aún así otorga los nombres de las plazas a terroristas".

"No puedo nombrar una sola concesión de los palestinos desde 1994", dijo el profesor Uzi Arad del IDC Herzliya. Arad fue presidente del Consejo de Seguridad de Israel, un ex jefe de la Consejo Nacional de Seguridad y un asesor de seguridad nacional del primer ministro. "Ahora es meridianamente evidente que no es probable ningún acuerdo sobre un estatuto definitivo (de fin del conflicto)".

Arad recorrió la historia del proceso y dijo que había habido dos enfoques para las negociaciones de paz: uno que busca poner fin al conflicto con un acuerdo de paz integral, completo y final de un solo golpe, y un segundo que busca un enfoque por etapas. El acuerdo de Oslo en 1993 fue un enfoque por fases que consistió en un acuerdo provisional y unas negociaciones posteriores sobre el estatuto definitivo. Camp David, en el año 2000, fue un esfuerzo para lograr un acuerdo final, pero los palestinos rechazaron la oferta del ex primer ministro Ehud Barak.

Luego, en 2002-2003 el Cuarteto propuso un enfoque por fases con la Hoja de Ruta. El primer paso de esa Hoja de Ruta para la paz en Oriente Medio llamaba a los palestinos a desmantelar la infraestructura terrorista, algo que nunca lo hicieron. Por lo tanto, no hubo ningún movimiento para una segunda etapa, que daría lugar a un Estado palestino con fronteras provisionales.

"De hecho, la retirada unilateral de Gaza en 2005 convirtió a la Hoja de Ruta en aún más irrelevante, ya que Gaza se convirtió en un centro de terrorismo masivo para Hamas". Dos años más tarde, bajo el proceso de Annapolis, de nuevo la discusión pasó a enfocar un estatuto final, pero "cuando Olmert propuso incluso mayores concesiones, unas que Barak nunca hizo, fue rechazado por Abu Mazen [Abbas]".

"El Secretario de Estado de EEUU John Kerry está de vuelta otra vez en el marco de un esfuerzo por conseguir un estatuto final, pero por otra parte, los palestinos rechazan esencialmente cualquiera de las condiciones israelíes para un acuerdo completo: aceptar a Israel como un Estado judío; reconocer que no habrá, tras el acuerdo, nuevas reclamaciones y por lo tanto acordar que éste sería el final del conflicto; y resolver fundamentalmente los problemas de los refugiados sin ningún retorno a Israel".

"En otras palabras, respecto a las posibles concesiones que Israel daría para un acuerdo final de paz, Abbas está ofreciendo un acuerdo aún abierto y no final. Y ciertamente mantiene más reclamaciones y quejas para su uso futuro.  No existe aquí ningún deseo de poner fin al conflicto". Así que esto nos deja esencialmente con la parte palestina deseando un acuerdo parcial y no final. Esto nos lleva de nuevo al enfoque gradual que "es más pragmático".

Uzi Arad está en contra de "acciones unilaterales, de realizar más concesiones de forma gratuita, pues sería una tontería y es desestabilizador. En su lugar, debemos buscar acuerdos parciales, si son factibles. No está en el interés de Israel tomar riesgos de seguridad por un acuerdo si no está en el contexto de un final del conflicto. Trágicamente, en sus escuelas enseñan a sus hijos a perseverar en el conflicto".

Concluyó diciendo que "Los palestinos pueden perder oportunidades. Esa ha sido siempre su tragedia. En consecuencia, también es la nuestra".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home