Sunday, May 25, 2014

Muy bueno: 5 nuevos hashtag para Michelle Obama (y los famosos acólitos de Hollywood) - Robert Spencer - PJ Media



El hashtag # BringBackOurGirls de Michelle Obama, aunque muy popular entre los famosos, ha sido ridiculizado como un emblema de la debilidad de su marido y de su falta de voluntad a la hora de enfrentarse a la yihad islámica. Sin embargo, esto resulta injusto, no sólo para la señora Obama, sino también para Sylvester Stallone, Harrison Ford, Wesley Snipes, Mel Gibson y los otros destacados activistas de derechos humanos que han respaldado esta campaña. Después de todo, no es la única respuesta de la administración Obama ante el secuestro, la conversión forzosa al Islam y la esclavitud sexual de estas niñas (de acuerdo con el Corán 4:03, 04:24, 33:50, etc.) El gobierno ha anunciado que va a enviar tropas estadounidenses para ayudar a encontrar a estas chicas. Bueno, a unos ochenta soldados... a Chad.

Yo no estoy a favor de wilsonianas aventuras militares en los países musulmanes que no tienen tradición o deseos de una sociedad pluralista, de otorgar igualdad de derechos a las mujeres y a los no musulmanes, o de un gobierno democrático que apruebe leyes que no sean las estipulados por Alá en el Corán y la Sunnah. Sin embargo, sería difícil oponerse a un destacado esfuerzo dirigido hacia la erradicación de los Boko Haram - es decir, el Partido del Pueblo de la Sunnah para Dawah y Yihad - de la faz de la tierra.

Eso, por supuesto, no es lo que está haciendo Obama. Él va a enviar a un pequeño número de tropas a un país donde no se encuentran esas niñas, a fin de participar en reconocimientos aéreos para tratar de encontrarlas. Pero ¿qué se puede hacer desde el aire con una colegiala secuestrada que ha sido convertida por la fuerza al Islam y casada con su comprador yihadista? Los funcionarios estadounidenses saben que a estas chicas las han dispersado, por lo que hacer hincapié en esta iniciativa tiene más de publicidad que de sustancia, al igual que la campaña del hashtag de Michelle.

Pero si eso es lo que la diplomacia de EEUU entiende como la auténtica Obamanation, vamos a intentar ayudar para reforzarla. Aquí están cinco hashtags más que Michelle (y Rocky, y Han Solo, y Nino Brown) pueden usar para declarar su indignación ante el mundo:


5.- # StopMarryingOurChildren (Dejen de casar a nuestras hijas). El Consejo de Pakistán de la Ideología Islámica (CII) declaró el jueves que las niñas de tan sólo nueve años de edad "podrían casarse​​ si los signos de la pubertad eran visibles". Los apologistas islámicos en Occidente afirman rutinariamente que Muhammad no se casó con una niña y que el matrimonio infantil no está permitido en el Islam, pero en realidad pocas cosas están más abundantemente atestiguadas en la ley islámica que la permisibilidad del matrimonio infantil. La tradición islámica registra que la esposa favorita de Muhammad, Aisha, tenía seis años cuando Muhammad (de cincuenta y cuatro años en esos momentos) se casó con ella y nueve años cuando consumó el matrimonio:
El Profeta escribió el (contrato de matrimonio) con Aisha mientras ella tenía seis años y consumó su matrimonio con ella mientras ella tenía nueve años de edad y permaneció con él durante nueve años (es decir, hasta su muerte) (Bujari 7.62.88).
Casarse con chicas jóvenes no era tan inusual para su época, pero como en el Islam Muhammad es el ejemplo supremo de conducta (cf. Corán 33:21), es considerado ejemplar en este tema aún hoy en día.

¿Pero que podrían hacer 1.400 años de tradición islámica y el ejemplo del Hombre Perfecto (al-al-kamil insan) frente a un hashtag de Michelle Obama? Es hora de averiguarlo.

4.- # StopBlowingUpOurMarkets (Dejen de poner bombas en nuestros mercados). También el jueves, en la ciudad noroccidental china de Urumqi, los yihadistas islámicos hicieron explotar unos todoterreno en un mercado al aire libre repleto de compradores. Una vez allí, lanzaron sus todoterremo llenos de explosivos contra los puestos asesinando a 31 personas e hiriendo a más de 90.

Este tipo de ataque de la jihad podría ocurrir en cualquier mercado al aire libre en cualquier parte del mundo. Es hora de que un hashtag corte en seco este tipo de acciones.

3.- # StopArrestingPeopleForDancing (Dejen de arrestar a la gente por bailar). Según AFP, la policía iraní "arrestó a seis iraníes sospechosos de subir a la red una versión del hit del cantante norteamericano Pharrell Williams 'Happy' ". El clip muestra a tres hombres y a tres mujeres bailando y cantando la canción juntos. El jefe de la policía de Teherán Hossein Sajedinia echaba humo:
Después de que un vulgar vídeo que perjudicaba la castidad pública fuera subido al ciberespacio, la policía decidió identificar a los involucrados en él. Tras una serie de operaciones de inteligencia y de policía, y después de coordinarse con el poder judicial, fueron identificados y detenidos todos los sospechosos.
Después de su detención, fueron obligados a hacer declaraciones de "arrepentimiento" en la televisión estatal y luego liberados bajo fianza, aunque todavía se encuentra detenido el director del vídeo. Aunque los arrestos han generado críticas internacionales a la mullahcracia iraní, e inclusive el "moderado" presidente Rouhani ha criticado ligeramente la guerra de Irán contra la felicidad, los cargos no se han retirado. Los mulás parecen decididos a hacer cumplir los principios que el ayatolá Jomeini expresó tan memorablemente en el comienzo de la Revolución Islámica:
"Allah no creó al hombre para que pudiera divertirse. El objetivo de la creación era que la humanidad fuera puesta a prueba a través de las dificultades y de la oración. Un régimen islámico debe ser serio en todos los campos. No hay bromas en el Islam. No hay humor en el Islam. No hay diversión en el Islam. No puede haber diversión y alegría en todo lo que es grave".
Esa declaración sin duda merecería unos buenos hashtags de parte de las élites progresistas y liberales de EEUU.

2. # StopHatingJews (Dejen de odiar a los judíos).  Muhammad Badie, el guía principal de los Hermandad Musulmana, estuvo presente antes los jueces de Egipto la semana pasada y rechazó enérgicamente los cargos de que la Hermandad había cometido actos de violencia contra el pueblo egipcio. "Hemos luchado solamente contra los judíos", declaró Badie, "y Kamel Al-Sharif puede atestiguar sobre la conducta de los Hermanos Musulmanes en la guerra de Palestina [1948]. Luchamos contra los judíos".

La idea de que Badie pudiera pensar que la participación de los Hermandad en la guerra contra "los judíos" (nada de utilizar "los israelíes") sería un factor de descargo, y que sus acusadores lo tomarían como tal, muestra la profundidad y amplitud de antisemitismo islámico. Eso no resulta del todo sorprendente, teniendo en cuenta que el Corán designa a los judíos como "las personas que más intensa animosidad tienen por los creyentes" (5:82), pero ciertamente milita en contra del "proceso de paz" que el marido de Michelle ha apoyado tan ardientemente, haciendo caso omiso de la intransigencia y unilateralismo palestino, y del gusto por la retórica genocida.

Sin duda, un hashtag bien redactado haría trizas las sugerencias de Badie y de otros antisemitas islámicos.

1.- # Don'tBoastOfConqueringUs (No se jacten de conquistarnos). Recientemente salió a la luz un vídeo de yihadistas islámicos de varios países que combaten en Irak como miembros del Estado Islámico de Irak y del Levante (ISIS). Citando el Corán y cantando "Allahu akbar", declararon "a los tiranos y a los infieles, dondequiera que se encuentren":
"Nosotros les decimos a ustedes, como anunció el Profeta Muhammad: Hemos traído la masacre sobre vosotros". Mientras quemaban sus pasaportes cantaban "Somos musulmanes, somos musulmanes". Después de que uno de ellos blandiera una espada, exclamó: "Sepan esto, oh infieles: Por Alá, vamos a limpiar la Península Arábiga de ustedes, ustedes son suciedad. !Vamos a conquistar Jerusalén de vosotros, oh Judíos! Vamos a conquistar Roma y Andalucía, Alá está llegando".
Esta declaración de conquista y de sacrificio islámico contrasta con esa comprensión del Islam como benigno, tolerante y pluralista que obligatoriamente debemos aceptar en los EEUU, si no queremos ser acusados de "fanatismo" y de "islamofobia". Así pues, ellos conquistarán Jerusalén, Roma y España, ¿verdad? No si nuestros hashtags tendrán algo que decir al respecto

Me estremezco al pensar en la vergüenza que sentirán estos yihadistas cuando consulten sus feeds de Twitter.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home