Sunday, June 15, 2014

Muy buen artículo: No anexionar Cisjordania – Shmuel Rosner - NYTimes



No es fácil marcar el momento exacto en que una idea periférica de repente se convierte en la corriente dominante. Pero ahora es seguro decir que en el Israel actual, la inquietante idea de la anexión de territorio de Cisjordania, ya no es marginal o considerada tan extrema como lo era antes.

La idea tienen diferentes nombres, y los detalles del plan - cuando hay uno - varían. A menudo se llama "la aplicación de la ley israelí", que presumiblemente suena más atractivo que "una anexión". A veces es denominada “anexión parcial”. Sin embargo, la tendencia no se puede negar: prometedores dirigentes del Partido Likud, el presidente de la Knesset y varios ministros han salido en apoyo de algún tipo de anexión. El lunes, la idea se planteó en el gabinete en un debate sobre las medidas de castigo por las transgresiones de palestinos.

La anexión del territorio que fue arrebatado a Jordania en la guerra de 1967 (aparte de Jerusalén Este y la Ciudad Vieja, ambas declaradas por Israel legalmente bajo su jurisdicción) ha sido durante mucho tiempo una opción. Sin embargo, durante décadas no se ha considerado seriamente. Dos razones la hacen poco atractiva: la indignación que se espera que suscite en la comunidad internacional, la cual nunca ha aceptado a Israel como el gobernante legítimo de la Ribera Occidental, y las implicaciones demográficas que la anexión tendría sobre el carácter "judío y democrático" de Israel. El territorio está habitado en gran parte por los palestinos. Si Israel concediera la ciudadanía a todos ellos, se erosionaría fuertemente la mayoría judía de Israel. ¿Por qué entonces se ha convertido de repente la anexión en una política kosher?

La razón obvia es el fracaso del proceso de paz. Durante 25 años, israelíes y palestinos han tratado de negociar una separación de mutuo acuerdo - la llamada solución de dos estados -. Ellos no han fracasado por falta de profesionalidad, sino más bien porque no pudieron ponerse de acuerdo sobre los términos de la separación. Un número creciente de líderes israelíes están llegando a la conclusión de que esa vieja idea está muerta. Dado que ellos piensan que el status quo es insostenible, están buscando nuevas ideas.

Esas dos nuevas ideas disponibles obligan a Israel a renunciar a dos elementos básicos en la construcción del viejo proceso de paz: sacrificar el elemento del "acuerdo", o sacrificar el elemento de la "separación", o ambas cosas. Renunciar a la idea de un acuerdo ha llevado a muchos israelíes a apoyar la adopción de medidas unilaterales hacia una separación y un dibujo de las fronteras. Renunciar a la idea de la separación llevó a otros israelíes a apoyar la anexión.

Apoyando estas ideas, los derechistas han redibujado el mapa político de Israel: la derecha dura de Israel y la izquierda radical israelí han pasado ambas a optar por una "solución de un estado" en el que todos los palestinos que residen al oeste del río Jordán (con exclusión de los de la Franja de Gaza) se convertirían en ciudadanos israelíes, mientras que la derecha moderada, los centristas y la izquierda israelí aún apoyan el principio de la separación.

Curiosamente, los partidarios de la anexión a menudo pretenden ocupar el terreno moral más elevado. Reuven Rivlin, el principal candidato para reemplazar a Shimon Peres como presidente de Israel [N.P.: ya ha ganado), es un partidario de una plena anexión. Él cree que es la única solución realista y moral. "Es sorprendente para mí escuchar a la gente hablar de una amenaza demográfica", dijo una vez Sr. Rivlin, un liberal del Likud de la vieja escuela. Él habla de igualdad de derechos y lo dice en serio. Del mismo modo, Uri Elitzur, una figura destacada del movimiento de los colonos, publicó recientemente un artículo días antes de su muerte, en el que advertía que la anexión es la única opción si Israel quiere evitar convertirse en un "estado de apartheid".

Los partidarios esperan que si la comunidad internacional puede convencerse de que Israel realmente dará a los palestinos anexionados plenos derechos, podría entrar en razón y apoyar la idea.

El otro obstáculo que los defensores tienen que superar es el miedo a perder la mayoría judía de Israel, y abordarlo afirmando que hay menos palestinos en Cisjordania lo que comúnmente se cree (algunos demógrafos están de acuerdo). Por lo tanto, argumentan que la anexión erosionaría la mayoría judía pero no la destruiría.

Y la idea ha pasado a ser atractiva para un gran número de israelíes.

Potencialmente podría atraer a una mayoría de los que, como yo, tienen poca fe en las perspectivas de un acuerdo de paz razonable. Es especialmente tentador porque sus oponentes no tienen una alternativa satisfactoria que proponer - la retirada unilateral de los territorios perdió su encanto después de la retirada israelí de la Franja de Gaza en 2005, lo que llevó al gobierno de Hamas y a los ataques con cohetes -.

Pero esta fascinación es peligrosa. El sionismo trata de tener un Estado judío y democrático. Anexión significa poner lo sagrado de la tierra antes que el objetivo de Israel, o poner los problemas de seguridad por encima del carácter de Israel.

Israel puede, aunque sea un farol, abandonar sus ideales democráticos y tratar de conseguir la anexión sin conceder derechos a los palestinos, en un camino que le llevaría al aislamiento internacional y a una crisis de identidad nacional. O bien podría buscar un único estado en paz para dos pueblos en guerra, una elección que destruiría la esencia de Israel, pondría en peligro la mayoría judía y perpetuaría un conflicto sangriento.

Labels: , ,

2 Comments:

Blogger Fabián said...

La verdad la verdad yo no entiendo como se puede discutir sobre algo y no entender nada del asunto.

Cuando se habla de anexión -incluso cuando Bennett habla de anexión- se habla de anexión parcial. Bennet pensará en todo Area C. Yo pienso en unos bloques grandes de asentamientos como medida paso a paso para asustar de muerte a los palestinos.

Pero casi nadie está hablando de una anexión total de Judea y Samaria y eso nunca pasaría por la Knesset. Verdaderamente, escribir tantas palabras y no ir al grano de la discusión...

4:44 PM  
Blogger José Antonio said...

Rivlin y algunos otros (tanto en el Likud como dentro de los colonos) sí piensan en una completa anexión, o al menos en una muy significativa.

Me temo que Rosner habla más de esta última que de una total. La idea de una anexión de la zona C es estúpida, pues provocaría más problemas y más Zoabis.

Creo que se avanza hacia una desconexión cuasi unilateral lo más controlada posible, lo cual me parece lo más lógico a pesar de las malas experiencias previas, pero se debería tratar de una que no fuera solamente territorial y nacional, también debería ser económica, no tiene sentido querer una separación para alejarse de unos hipotéticos problemas binacionales y luego fomentar un El Dorado económico en Israel y un polo de atracción palestina (qué más da que sea territorial, nacional o económico).

En otro sentido, y ante la problemática de una kosovización de ciertas partes del territorio israelí, el redireccionamiento de la población que viva en los asentamientos que serían abandonados, debería dirigirse hacia esos lugares.

La propuesta de Lieberman, anteriormente propiedad de la izquierda, de un traspaso de ciertas áreas fronterizas de población árabe (triangulo de Sharon), que se siente públicamente palestina y árabe (y enarbola las banderas de todos los enemigos de Israel), me parece totalmente razonable.

Uno de los problemas que permanece agazapado para Israel, y que aparecerá nada más conseguirse un acuerdo y un estado palestino, es que la misma izquierda israelí e internacional que ahora habla de peligros demográficos para que Israel se "mueva", los olvidará al minuto después y presionará para que Israel se convierta en un estado binacional.

Más que de un Estado de sus ciudadanos defenderán una desjudeización del Estado y un Estado de todas sus nacionalidades. Si antes de un acuerdo las preocupaciones demográficas eran válidas y legítimas, después serán racistas.

Y en ese mismo proceso estarán los palestinos como nuevo objetivo

6:34 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home