Monday, September 15, 2014

Lo que Israel y el Estado Islámico tienen en común: El Templo de Jerusalén - Emmanuel Navon - i24news


Judíos en 1929 se esfuerzan por ver el Muro Occidental

 Mientras en los Estados Unidos se conmemora el XIII aniversario del 11-S, una paradoja surge del trágico suceso que marcó el inicio del siglo XXI. Por un lado, Osama bin Laden ha sido eliminado y Al Qaeda está más o menos neutralizada. Por otra parte, el sueño de bin Laden de restaurar el califato está tan vivo como nocivo es, como se ha demostrado recientemente por el progreso y la barbarie del ISIL (el Estado Islámico o IE en adelante). El hecho de que los Estados Unidos estén tratando de construir una coalición internacional para derrotar al propio IE es un recordatorio de que Bin Laden no ha sido derrotado.

Al igual que su predecesor George W. Bush, el presidente Obama sigue diciendo que los Estados Unidos no están en guerra contra el Islam. Obama llegó a decir que el IE "no es el Islam".

El intento de distinguir al Islam del IE por parte del presidente Obama ha sido recientemente cuestionado por el "hermano Rashid", un musulmán marroquí que pasó veinte años estudiando el Islam y se convirtió finalmente al cristianismo. Refutando la afirmación de Obama de que el IE no habla en nombre del Islam ya que sus miembros decapitan a los periodistas estadounidenses, Rachid dice lo siguiente: "La decapitación es un mandamiento del Corán en la Sura 47, versículo 4…. Además, este sura se llama la "Sura de Mahoma".

Refiriéndose a su propia educación musulmana, Rashid comentó: "Estábamos adoctrinados para odiar a todos... y para hacer del Islam la religión de todo el mundo, como dice el Corán... El IE es sólo un síntoma, si desapareciera finalmente, otro IE aparecería con otro nombre... Si el Islam no es el problema, entonces ¿por qué habiendo millones de cristianos en el Oriente Medio, sin embargo ninguno de ellos se ha inmolado para convertirse en un mártir, a pesar de que viven en las mismas condiciones económicas y políticas y por qué los nuevos conversos al Islam sí se han convertido en terroristas? Les insto a que tomen una postura... para el futuro de la democracia: decir la verdad sobre la amenaza a la que cada uno de nosotros nos enfrentamos".

Los conversos europeos al Islam mencionados por el hermano Rachid entran a Siria e Irak a través de la "autopista yihadista" de Turquía. Turquía es miembro de la OTAN, una organización en torno a la cual el presidente Obama está tratando de construir su estrategia anti-IE. La ironía no se detiene allí.

La rama del IE en el Sinaí se llama "Bait al-Ansar Maqdis". Literalmente significa "los fieles del templo de Jerusalén". Bait al-Maqdis "es la pronunciación árabe de la palabra hebrea 'Beit Ha-Mikdash', cuyo significado es "El Templo [de Jerusalén]".

Jerusalén fue conquistada por los musulmanes en el año 638, y el nombre moderno en árabe para Jerusalén, al-Quds, se remonta al siglo IX, pero no se generalizó hasta el siglo XI. "Al-Quds" deriva de "Bait al-Muqaddas", que es una pronunciación diferente de "Bait al-Maqdis".  La rama del IE en el Sinaí utiliza la palabra árabe original para Jerusalén, una palabra que en sí misma es un testimonio de que los árabes reconocieron en el pasado que Jerusalén era el lugar donde se instaló el Templo de Salomón.

Por otra parte, después de la conquista árabe de Jerusalén, a los judíos se les permitió rezar libremente en el Monte del Templo, porque los árabes sabían que allí era donde su templo se había levantado. Una guía turística publicada por el Consejo Supremo Musulmán en 1924 decía sobre el Monte del Templo: "Este lugar es uno de los más antiguos del mundo. Es, sin duda, donde una vez estuvo el Templo del Rey Salomón".

La misma negación de la existencia del Templo por parte de los líderes árabes, sobre todo palestinos, es un fenómeno reciente que no refleja la posición tradicional del Islam. Cuando Arafat conmocionó a las delegaciones israelí y estadounidense en la cumbre de Camp David en julio de 2000, al decir que nunca había existido un templo en Jerusalén, expresaba un nuevo mito palestino. Este mito ha sido repetido una y otra vez por el jeque Raed Salah (el jefe de la rama norte del Movimiento Islámico de Israel) y por los diputados (y ex diputados) árabe-israelíes Abdulmalik Dehamshe y Muhammad Barakeh; y por Shuki Khatib (Presidente del Comité de vigilancia árabe-israelí).

La "negación del Templo" es un fenómeno reciente. Incluso Araf al-Araf, un historiador palestino cercano al mufti Haj Amin al-Husseini, escribió en su libro al-Quds Tariah (1951) que "Al Aram Al Sharif [el Monte del Templo] se encuentra en el Monte Moriah, mencionado en el libro de Génesis... Fue comprado por David para erigir el templo, pero fue Salomón quien lo construyó en el año 1007 antes de Cristo".

Así que tiene toda la razón el hermano Rachid: El IE conoce bien el Islam, aunque sólo sea porque reconoce el pasado judío de Jerusalén. En Israel también hay un movimiento llamado “Los fieles del Monte del Templo", una organización que aboga por la libertad de culto judío en el Monte del Templo, una libertad negada hoy en día por el propio gobierno israelí, pero respetada en siglo VII por los líderes musulmanes.

Sobre la cuestión del Monte del Templo, la brecha es más grande entre Israel y la OLP que entre Israel y el IE.

Lástima que el IE decapite a "infieles" como nosotros, porque respecto al Monte del Templo tenemos un terreno común.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home