Friday, October 10, 2014

¿Así que quiere convertirse al judaísmo? No le será fácil - Uriel Heilman - Haaretz



Estimado amigo,

He oído que usted está pensando en convertirse al judaísmo. !Shalom Aleijem!

¿Qué tipo de conversión le gustaría?

Si es la ortodoxa, la respuesta es no, no y no. La tradición dicta que los posibles conversos sean rechazados tres veces como prueba de su verdadero compromiso.

Para una corriente o denominación más acogedora, pruebe el judaísmo reformista o de la Reforma. En 1978, el entonces líder del movimiento, el rabino Alexander Schindler, pidió suspender la costumbre del rechazo y en su lugar responder "abierta y positivamente a aquellos buscadores de Dios cuya búsqueda les conduzca a nuestra puerta".

Este verano - 36 años después - el movimiento conservador hizo lo mismo.

"La tradición a menudo no ha hecho mucho por fomentarla (la conversión). Eso debe cambiar", dijo Arnold Eisen, el rector del Seminario Teológico Judío del movimiento Conservador, escribiendo en julio acerca de la conversión en una columna del Wall Street Journal.

"¿Por qué? Porque el judaísmo necesita más judíos y tiene mucho que ofrecerles".

¿Están los estadounidenses preparados para encontrar más atractiva la llamada del judaísmo? No tenemos ni idea. Ninguna de las principales denominaciones judías mantiene registros completos de sus conversos.

Cerca de unos 200 convertidos a la Ortodoxia son certificados al año por el Consejo Rabínico de América (RCA), pero no todas las conversiones ortodoxas pasan por el sistema de la RCA. Del mismo modo, la colección de certificados de conversión del movimiento de la Reforma existentes en los Archivos Judíos de Cincinnati - aproximadamente unos 800-900 al año -, representa una recopilación totalmente voluntaria y no se limita a los conversos de la Reforma.

Sin embargo, hay unos pocos datos de alguna encuesta. En la encuesta del 2013 del Pew Research Center sobre 3.475 judíos americanos, se contaba (entre ellos) a 52 conversos, un 1,6% de los encuestados. El 54% de ellos se identificaba como Reformista, el 27% como del movimiento conservador y un 8,5% como ortodoxo.

Una encuesta llevada a cabo dentro de la comunidad en 2011 por la UJA (la Federación de Nueva York), encontró que menos del 2% de los encuestados se identificaba como converso. Sin embargo, más de un 5% dijo haber nacido fuera de la fe, pero que se consideraban judíos a pesar de no haberse convertido formalmente.

¿Pero la calidad, afín de cuentas, es más importante que la cantidad, no es así?

Así que… ¿por qué quiere convertirse? ¿Por la argumentación religiosa? ¿Por el humor judío? ¿Por nuestra receta secreta de pescado ahumado?

¿O es porque se ha enamorado de un judío/a y considera que está en buena compañía? Hasta un tercio de los conversos ortodoxos y dos tercios de los conversos conservadores elijen el judaísmo por esta razón, de acuerdo a los rabinos que participan en los programas de conversión.

La conversión puede resultar innecesaria si usted está abierto a una boda de la Reforma: El movimiento de la Reforma del Judaísmo permite los matrimonios interreligiosos, aunque aproximadamente la mitad de todos los rabinos reformistas todavía abjura de oficiarlos.

Muchos no judíos se convierten en "judíos por elección" porque son personas envueltas en una búsqueda espiritual. Otros ya estaban involucrados en una comunidad judía. Sobre todo en el movimiento de la Reforma, muchos conversos son miembros de la comunidad desde hace bastante tiempo y deciden incorporarse formalmente a la fe solamente años después de estar casados con un judío/a, criando a sus hijos como judíos y asistiendo a la sinagoga.

Eso no significa que los “novatos” no sean bienvenidos, por supuesto. Después de 14 semanas más o menos de un curso de Introducción al Judaísmo del movimiento de la Reforma, usted puede ser invitado a unirse al pueblo judío, incluso si usted todavía no se siente completamente judío/a.

"Un enfoque más tradicional de la conversión podría decirle que tras un período más prolongado de estudio, pasaría una prueba y entonces usted estaría listo para convertirse", dice el rabino Josh Bennett del Templo de Israel en West Bloomfield, Michigan, la mayor sinagoga reformista en los Estados Unidos. "El movimiento de la Reforma en el Templo de Israel considera que la conversión está en algún lugar en el medio de ese proceso".

Sólo asegúrese de estar comprometido: después de convertirse, no hay vuelta atrás y pasará a ser un judío (según la mayoría de opiniones).

Puede, sin embargo, “querer más”. De hecho, una proporción sustancial de conversos a la ortodoxia fueron anteriormente conversos a la Reforma o al movimiento Conservador, y luego quieren el imprimatur de una conversión ortodoxa, o bien eran unos individuos criados como judíos que posteriormente se dieron cuenta que no podían ser calificados como judíos de acuerdo a la ley tradicional judía o la Halajá.

¿Listos para entrar? Bien, van a tener que ir ante un panel de tres jueces religiosos a los que se denomina beit din, declarar su fidelidad a la fe y, probablemente, darse un chapuzón en una mikvah  (requerido por las corrientes ortodoxa y conservadora, alentado por la Reformista).

Ah, y está el pequeño asunto de su prepucio. Si usted es un hombre no circuncidado, va a tener que deshacerse de él - al menos si quiere convertirse a la corriente ortodoxa o conservadora -. Si ya está circuncidado médicamente, le harán una especie de marca simbólica de sangre en el lugar de la circuncisión, un ritual llamado dam brit hatafat.

¿Listos para pasar ahora a algunos de los beneficios de la conversión? Ya me lo imaginaba.

Por un lado, usted puede tener una boda conservadora u ortodoxa (suponiendo que usted consiga la conversión correspondiente). La pertenencia a la tribu también le da derecho a la ciudadanía israelí. Pero cuidado: dependiendo de con quién se convierta, usted podrá estar sujeto a ciertas restricciones en Israel.

El Rabinato, controlado por la corriente ortodoxa en Israel, no reconoce las conversiones no ortodoxas, por lo que no será capaz de casarse por la vía religiosa con un judío de allí si se ha convertido a través del movimiento Conservador o la Reforma. Los conversos ortodoxos deben demostrar su buena fe judía, y es conocido que el Gran Rabinato suele incluso mirar con cierta desconfianza hacia algunos rabinos (ortodoxos) afiliados al Consejo Rabínico de América.

¿Aún está interesado? Espero que usted no tenga demasiada prisa. La conversión requiere tiempo.

Tanto los movimientos conservadores y reformistas ofrecen clases de Introducción al Judaísmo en todos los  Estados Unidos, las cuales suelen ser de cerca de tres horas semanales en el transcurso de 14 a 18 semanas.

Adam Greenwald, un rabino conservador y director del programa de Introducción al Judaísmo en la universidad Americana Judía de Los Ángeles, dice que alienta a que los posibles conversos tengan por lo menos tres meses de "vida judía activa" antes de que den el paso. No se preocupen: eso no significa que usted tiene que comprometerse a observar el judaísmo conservador en todas sus facetas.

"Lo que yo le digo a la gente es que, a fin de convertirse, necesitan comprometerse con todas las áreas de la vida judía", dice Greenwald. "Si ellos me dicen algo parecido a 'de esta forma es como reflejo en la actualidad mi compromiso judío en mi dieta', y existe intencionalidad en su actitud, eso es suficiente para nuestros propósitos".

La conversión ortodoxa requiere un compromiso con todos los 613 mandamientos de la Torá y con las minucias de la ley rabínica, por lo que se suele pasar un año o más estudiando con un rabino o mentor religioso.

"Tiene que existir un sentido de fluidez en cómo vivir la vida como un judío observante: shabbat, kashrut, ciclo de vida, pureza familiar, conceptos básicos de la filosofía y la historia judía", nos dice el rabino Marcos Dratch, vicepresidente ejecutivo del Consejo Rabínico de América. "No existe ninguna expectativa de que un potencial converso pueda saber todo eso. Esto es más un desafío de toda una vida".

Una vez que usted se haya convertido, recuerde: Usted está en buena compañía.

Usted se habrá unido al patriarca Abraham, a la Ruth bíblica y Sammy Davis Jr. Tal vez hasta se encuentre con Gwyneth Paltrow en una mikvah.

Buena suerte.

Labels: , ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home