Sunday, December 07, 2014

Bibi vs Netanyahu - Ben-Dror Yemini - Ynet



Benjamin Netanyahu tiene dos almas: la de estadista y la de político. Con la primera, Netanyahu honró los acuerdos de Oslo que heredó de sus predecesores y luego llegó a un acuerdo sobre Hebrón. También demostró una flexibilidad asombrosa moviéndose hacia adelante, paso a paso, para asegurar un proyecto de acuerdo con el secretario de Estado de los EEUU, un hecho más reciente. Con la segunda, Bibi es un intrigante incansable, un político pequeño, uno que es arrastrado por Zeev Elkin y Uri Ariel, y donde lidera a Israel hacia una realidad binacional.

El problema es que, por lo general, Bibi supera a Netanyahu. Los últimos meses han visto como el estatus de Israel en el mundo ha llegado a un mínimo histórico. En ese aspecto, los palestinos están derrotando a Israel a pesar de la descarada obstinación de Mahmoud Abbas. Uno puede culpar a los medias del mundo y a la campaña de odio contra Israel, y este periodista denuncia esa realidad todas las semanas, pero a fin de cuentas, la responsabilidad y la culpa recae sobre el primer ministro. Él decidió posicionarse entre Elkin y Ariel, una catástrofe de unas proporciones sin precedentes para Israel.

Las encuestas pronostican una victoria del bloque derechista y ultra-ortodoxo, pero no hay necesidad de dar el resultado como finiquitado por el momento. Encuestas como éstas aparecieron en anteriores elecciones y los resultados fueron otros. Sin embargo, estas mismas encuestas están indicando también otra tendencia: a pesar del giro hacia la derecha de Bibi, los votantes más derechistas parecen preferir una encarnación más fiel y original. Bibi está reforzando a Naftali Bennett.

Los miembros derechistas del Likud lo son al menos tanto como los de Bait Yehudi (liderado por Bennett), y tal vez incluso un poco más que ellos. No obstante, en el Likud todavía se incluyen miembros que han estado en la Knesset y que políticamente están en el centro-derecha, alejados de la extrema derecha. Algunos fueron echados a un lado en las anteriores primarias, y eso quizás puede volver a repetirse. Pero cuanto más derechista es el Likud, quizás incluso superando al Bait Yehudi, más pequeña será su estatura política y más parecerá que Bennett viene por detrás como un verdadero estadista.

Todo es relativo. Si la facción más derechista del Bait Yehudi, el Tkuma encabezado por Uri Ariel, se separa finalmente de Bait Yehudi, puede que tenga un lugar asegurado dentro del Likud, entre Danny Danon y Moshe Feiglin. ¿Pero donde estará entonces la diferencia entre ellos?

Cuando estamos ante una crisis, los sionistas, los patriotas, los nacionalistas con mentalidad israelí, deben decidir qué dirección quieren que tome el país: una que conduzca a un Estado judío y democrático, o tal vez otro camino que conduzca a un Estado binacional. Netanyahu, el estadista, está a favor de un Estado judío y democrático; Bibi, el político, nos está llevando hacia un Estado binacional

Una coalición derechista y ultra-ortodoxa se traduciría en una mayor erosión del Estado de Israel y en cada vez más pequeños éxitos de la campaña de BDS. Netanyahu, el estadista, podría llevar a Israel hacia una era de esperanza. Podía sacar a Israel del aislamiento. Él podría presentar al público un plan político razonable que preservara los intereses de Israel y que a la vez expusiera ante el mundo la actitud de rechazo a un final del conflicto y a llegada de la paz de Abbas y del liderazgo palestino. Pero el hombre de Estado parece haber desaparecido. Bibi, el político, parece estar creciendo día a día. Eso es malo para el Likud. Eso malo para Israel.


PD. Puede suscribir amplias partes del artículo, también desearía contemplar una evolución de Bennett hacia unas posiciones más lógicas, lo que no me creo nada es que el "mundo finalmente reaccione" ante la actitud de rechazo a un final del conflicto en el que Israel siga existiendo como un Estado judío y democrático por parte de Abbas y de los palestinos en general. El mundo no desea comprender, solamente desea exigir a quien cree que puede (y debe) ceder.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home