Saturday, February 14, 2015

Foxman: La campaña lanzada por JStreet (lobby judío progresista pro-Obama) contra Netanyahu es "inflamatoria y repugnante" - Sam Sokol - JPost



La campaña de J Street para tratar de alistar a los judíos estadounidenses en su campaña de protesta contra el próximo discurso ante el Congreso del primer ministro Benjamin Netanyahu es "inflamatoria y repugnante", dijo el director de Liga Anti-Difamación Abraham Foxman el pasado miércoles.

Foxman, quien él mismo ha pedido a Netanyahu que se vuelva a pensar la oportunidad de dar dicho discurso, se mostró en desacuerdo con la afirmación del lobby pro-Obama que "ciertamente él (Netanyahu) no puede reclamar ningún mandato para hablar en nombre de los judíos en los Estados Unidos".

Netanyahu dijo recientemente a una reunión de activistas franceses del Likud que, así como él viajó a París, tras el ataque a Charlie Hebdo y al supermercado kosher, "no sólo como primer ministro de Israel, sino como representante de todo el pueblo judío", él también "quiere ir a cualquier lugar al que se le invite a transmitir la posición de Israel en contra de los que quieren asesinarnos", según informó el Haaretz.

En respuesta, J Street inició una campaña en la que exhortaba a los judíos estadounidenses a hacer oír su voz mediante la firma de una petición donde afirman que no creen que Netanyahu habla por ellos.

"Él está en medio de una campaña electoral bastante difícil, luchando junto con otros líderes de partidos de la derecha por su derecho a representar a los israelíes, pero desde luego no puede reclamar ningún mandato para hablar en nombre de los judíos en los Estados Unidos", se puede leer en la petición.

"El primer ministro lo ha hecho en el pasado y volverá a utilizar al Congreso de los Estados Unidos como apoyo para sus campañas políticas", escribió el director ejecutivo de J Street Jeremy Ben-Ami en la página de Facebook de su organización.

Foxman criticó la campaña lanzada por Ben-Ami a pesar de su propia y abierta oposición a los planes de Netanyahu, afirmando en un comunicado que "con el grado de controversia que rodea al programado discurso del primer ministro Benjamin Netanyahu ante el Congreso, la campaña y la petición de J Street que intenta distanciar a los judíos americanos del primer ministro democráticamente elegido de Israel, resultan inflamatorias y repugnantes, y exacerban las ya muy calientes y politizadas relaciones Estados Unidos-Israel en un momento tan crítico como este con las negociaciones de Occidente con Irán".

"Recordemos lo que está en juego: prevenir que el extremista Irán obtenga un arma nuclear que podría poner en peligro la existencia misma de Israel. Ante ese objetivo, el Sr. Netanyahu seguramente representa no sólo a los israelíes, sino también a los judíos de América".

En una entrevista la semana pasada con el diario judío Forward, Foxman calificó el plan del primer ministro de dirigirse al Congreso de "una tragedia de consecuencias no deseadas". Foxman comentó que el frenesí mediático que rodea al discurso lo ha "convertido en un circo". Foxman señaló que "hay que comenzar de nuevo, y se necesita una declaración adulta y madura, ya que esto no era lo que queríamos. Ahora es el momento de volver a calibrar todo el asunto, volver a empezar y encontrar una nueva plataforma y un nuevo calendario para evitar las distracciones".

Si bien Foxman no cuestionó la urgencia de hacer frente a las ambiciones nucleares de Irán, lo cual debería ser el foco central del discurso, "la controversia desatada le ha arrebatado el mensaje a Netanyahu dejándolo en un segundo plano".

J Street contrarrestó las críticas de Foxman citando una declaración de 1950 de David Ben-Gurion, en la que el primer ministro fundador decía que "el Estado de Israel habla sólo en nombre de sus propios ciudadanos y de ninguna manera pretende representar o hablar en nombre de los judíos que son ciudadanos de cualquier otro país; y que los judíos de los Estados Unidos, como comunidad y como individuos, no tienen un apego político a Israel".

En su réplica, la organización J Street dijo sentirse "sorprendida y desconcertada" por las palabras de Foxman y dijo que no había "nada de inflamatorio o repugnante, ya sea en la forma o en el contenido de nuestras acciones".

El llamamiento de J Street a Netanyahu para que aplace su intervención hasta después de las elecciones de Israel no fue diferente del de Foxman, afirmó el lobby pro-Obama, agregando que la única diferencia entre los dos es que J Street ha "proporcionado un mecanismo para que los muchos judíos de América que sienten que Netanyahu no habla por ellos expresen ese sentimiento".

Netanyahu ha afirmado la importancia de hablar ante el pueblo estadounidense (Congreso) el 24 de marzo. Esa fue la fecha que 10 senadores demócratas, que se mostraron de acuerdo en retrasar la votación de una legislación que contenía nuevas sanciones contra Irán, dieron al presidente Obama como fecha límite, después de la cual se comprometían a cooperar con los republicanos apoyando dicha legislación.

La lobby pro-Obama también afirmó que la inmensa mayoría de los judíos de América apoya el enfoque de la administración Obama sobre Irán frente al de Netanyahu.

J Street también afirmó que el único discurso incendiario y repugnante sobre el tema "ha venido de los grupos de la derecha, como la Organización Sionista de América (ZOA), que ha comparado a los opositores al discurso de Netanyahu a los apaciguadores de Hitler durante la década de 1930".

"Todo el mundo admitirá fácilmente en estos días que el liderazgo judío estadounidense durante la década de 1930, e incluso ya entrada la década de 1940, estuvo ausente y desaparecido en combate ante la causa y la suerte de los judíos de Alemania y de Europa", les respondió contundentemente el presidente de la ZOA, Jeff Daube,

"Los que critican a los que se muestran extremadamente críticos con el primer ministro Netanyahu, están tratando simplemente de elevar la conciencia de modo que no tengamos una repetición de lo que sucedió en 1939", explicó Jeff Daube, añadiendo que el primer ministro está "tratando de atraer la atención del mundo sobre una amenaza existencial, porque estamos hablando de los seis millones de judíos que perecieron en aquella época  y ahora estamos hablando de los seis millones de judíos de Israel".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home