Saturday, September 05, 2015

Estos modernos antisemitas que no se reconocen como tales II - Los antisionistas no son tan diferentes de los antisemitas, tal como les gustaría creer - Brendan O'Neill - JewishNews



No hay evidencia de que Jeremy Corbyn sea un antisemita. Pero la tormenta desatada sobre sus muy dudosos socios ha promovido la considerable evidencia de que la izquierda moderna no toma el antisemitismo en serio.

Y esto resulta extraordinario. La nuestra es una era de super-sensibilidad hacia la raza y los prejuicios. Un político que haga comentarios equívocos sobre la gente de color puede esperar una tormenta de reprobación en Twitter y en las otras redes sociales. Criticar el Islam y supone que te diagnostiquen la enfermedad mental de islamofobia. Compartir una plataforma con grupos derechistas o evangélicos cristianos que odian a los gays te expulsan de la buena sociedad.

Sin embargo, ¿cuál ha sido la respuesta de la izquierda a las revelaciones de que el candidato radical Jeremy Corbyn se ha estado codeando con antisemitas? En pocas palabras: "Calma, relájense. No hagan un alboroto por nada".

Todas esas sensibilidades raciales a flor de piel propias del este siglo XXI en Gran Bretaña parecen volar por la ventana cada vez que los judíos están involucrados. Corbyn, lejos de verse cuestionado del conjunto de la gente guay y progresista por haberse mezclado con racistas antisemitas, está protegido de las críticas por esa misma gente guay y progresista de su partido. Han erigido un campo de fuerza moral que le rodea y protege.

Así Yasmin Alibhai-Brown, que con tanta frecuencia esta preocupada acerca de la islamofobia y que tantas disculpas exige por ello, calificó las críticas a Corbyn como un "engaño político". Ella incluso ha vendido una teoría bastante chunga acerca de la resonancia de los ataques a los que se enfrenta Corbyn. Una "alianza impía" de "la derecha, los Blairites (seguidores de Tony Blair) y los sionistas duros" se han lanzado claramente a manchar su buen nombre. Todo es cosa de esos sangrientos sionistas y de sus pestilentes aliados. Y todo esto proviene de una observadora que se ha convertido en un azote de los racistas.

La diputada laborista Diane Abbott, normalmente muy poco tímida a la hora de criticar en voz alta el racismo, también trató de cubrir las espaldas de Corbyn. "Los diputados están demasiado ocupados para comprobar los antecedentes de todos aquellos con los que comparten una plataforma" afirmó, antes de acusar a los críticos de Corbyn de "exagerar unos pocos incidentes en una carrera muy larga".

Un escritor de Electronic Intifada ha escrito que los "partidarios organizados de Israel" - lo que ya suena bastante siniestro - están tirando barro sobre Corbyn porque no les gusta su crítica del militarismo israelí.

Llama la atención que para algunos pro-Corbyn, gente muy anti-Israel de hecho, la gente realmente nociva no son los antisemitas a los Corbyn ha dado la mano, sino las "poderosas alianzas súper-organizadas de sionistas duros" que utilizan su poder para desprestigiar a cualquiera que se interponga en su camino.

Así que, no contentos de extremar la vigilancia sobre las preguntas que se realizan a Corbyn acerca de algunas de las personas con las que se ha asociado, resucitan la desagradable afirmación de que cierto sector de la sociedad utiliza su considerable influencia y sus críticas para silenciar a ciertos críticos. "Las personas que odian a Israel no tienen prejuicios", nos dicen, antes de hablar oscuramente de "grupos extraños que tratan de controlar la política británica".

¿Podrían estas personas oírse a sí mismos?

Mientras tanto, gran parte de la esfera izquierdista en Twitter - y que normalmente acosa a esos usuarios que se niegan a denunciar sentencias o comentarios racistas o sexistas - ha formado un anillo virtual del acero alrededor de Corbyn, censurando a cualquier persona que le ha interrogado sobre sus amistades y alianzas. Un concejal laborista ha llegado a decir en twitter que Corbyn es "anti Estado de Israel, no anti judío".

¿Pero tal vez estar completamente en contra de Israel - y no hablamos de críticas de sus políticas, sino estar "en contra como una idea y una entidad" - implica en sí mismo una especie de prejuicio?

Es por esto que al ver como una gran parte de esa izquierda altanera y autoaduladora ignora las críticas a Corbyn de una forma tan exagerada, o siniestra, nos confirma la idea de que la izquierda tiene un gran problema de antisemitismo: "se trata del antisemitismo como el menos malo de todos los prejuicios".

Si un político británico compartiera una plataforma con un supremacista blanco o con unos misoginos, se desataría la indignación general. Pero parece que mezclarse con aquellos que odian a los judíos no está tan mal, o al menos es excusable, y en todo caso sería mucho menos malo de alguna manera.

¿Qué hay detrás de este extraordinario doble estándar en lo referente a los prejuicios?

Surge de esa frase "anti Estado de Israel". Lamentablemente, hoy en día los antisionistas no son tan diferentes de los antisemitas tal como a ellos les gusta creer. Ambos comparten en común la urgencia de encontrar una cosa en el mundo a la que puedan echar la culpa de todos los problemas mundiales, políticos y sociales.

El antisemita culpa al judío y el antisionista culpa a Israel, viéndolos, y a sus aliados occidentales, como la causa de los conflictos, esas siniestras personas influyentes que controlan los medios de comunicación, y tal como deja claro todo el alboroto desatado alrededor Corbyn, como controladores de la suerte de los políticos aspirantes británicos.

La notable falta de una verdadera agitación (y de interés) entre la izquierda ante el resurgir y la existencia del antisemitismo contemporáneo, aunque sea vagamente, implica un vínculo común entre antisemitas y antisionistas. La izquierda moderna piensa que fuerzas oscuras controlan todos los aspectos de nuestras vidas. Lo mismo ocurre con los antisemitas.

La izquierda no puede condenar convincentemente el antisemitismo porque, y resulta terrible, ve un poco de él en sí misma.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home