Saturday, April 23, 2016

Judíos americanos: La insularidad (egoismo, separatismo o ceguera) de sentirse seguros - Evelyn Gordon




La revista en la web Mosaic ha puesto en marcha una serie fascinante acerca de por qué los judíos de América, en especial los jóvenes más progresistas y liberales, se están alejando de Israel. Todos los contribuyentes atribuyen correctamente esta deriva principalmente a la disolución de la identidad judía estadounidense a través de una combinación de matrimonios mixtos y de intentos rampantes de "universalizar todos los aspectos del judaísmo", tal como uno de los participantes, Jack Wertheimer, puso de manifiesto . Sin embargo, entre los factores secundarios que contribuyen a este desarrollo uno ha sido curiosamente pasado por alto: la diferencia entre la experiencia vivida por los judíos de Israel, todavía rodeado de enemigos que verdaderamente quieren matarlos, y los judíos de América, quienes actualmente gozan de una era (que posiblemente pueda ser de corta duración ) de una seguridad sin precedentes, sobre todo si nos atenemos a la experiencia de la diáspora judía. Para entender lo importante que es esta experiencia o sensación de seguridad, vale la pena comparar las actitudes judías estadounidenses con las de otras comunidades judías en Europa.

El periodista del Haaretz Anshel Pfeffer, cuyo campo de interés abarca a las comunidades judías europeas de una manera amplia, una vez resumió las actitudes hacia Israel de la siguiente manera: "Cuanto más al este se vaya, siguiendo todo el camino hasta el Cáucaso, los judíos se van haciendo cada vez más de derechas, más estridentemente favorables a Israel , y menos dispuesto a tolerar ninguna forma de concesiones que pongan en peligro a Israel o que favorezcan a sus enemigos y rivales". Tampoco es  difícil encontrar la razón: En los lugares donde el antisemitismo y la persecución se vive como una experiencia o un recuerdo bastante reciente, los judíos consideran a Israel como un poderoso activo .

Pfeffer dijo que los judíos de Rusia y Ucrania le habían dicho que "cuando Israel bombardea Gaza y mata a palestinos, nuestros vecinos aquí nos respetan y nos tienen miedo", Pero hay una razón más simple de por qué los judíos que se sienten amenazados quieren que Israel sea fuerte y poderoso: un Israel fuerte es aquel que seguirá dándoles la bienvenida si llega el día en que necesiten un lugar para huir. Y muchos judíos europeos consideran ahora que esta es una posibilidad real.

Daniel Ben-Simon, quien escribió un libro acerca de la respuesta de los judíos franceses ante el antisemitismo, estimó en 2012 que "casi uno de cada dos judíos franceses mantiene una residencia en Israel. Es una especie de póliza de seguro en caso de que la situación en Francia se convierta en aún peor". Hoy en día, algunos de estos judíos ya han comenzado a moverse: La inmigración a Israel alcanzó el máximo desde hace 15 años el año pasado, y los judíos franceses encabezan la aliyá, con 8.000 inmigrantes, una cima de todos los tiempos.

No muy lejos, sin embargo, estuvieron Ucrania y Rusia (7.000 y 6.000 respectivamente), donde los judíos están huyendo de la inestabilidad política, la inestabilidad económica y el conflicto en el este de Ucrania. Esto es particularmente notable debido a que las tasas de matrimonios mixtos en Ucrania y Rusia son aún mayores que las de Estados Unidos, y muchos inmigrantes de esos países son, o bien ellos mismos o sus hijos o nietos, fruto de matrimonios mixtos. En otras palabras, el alejamiento de Israel causada por la ausencia de endogamia en los Estados Unidos no se ha replicado en Europa del Este, y por la sencilla razón de que, al contrario que en los Estados Unidos, estos judíos y sus hijos todavía pueden imaginarse necesitar el refugio que Israel les ofrece.

La anomalía en lo referente a los sentimientos de seguridad de los judíos estadounidenses también se refleja en los patrones de votación. Hasta no hace mucho tiempo, los judíos de los otros países occidentales apoyaron a los partidos de izquierda de manera mayoritaria, tal como lo hicieron y hacen los judíos de América. Pero hoy en día, son cada vez más los que cambian su apoyo dirigiéndolo hacia los partidos de centro-derecha, siendo buenos ejemplos Gran Bretaña, Francia, Canadá y Australia, donde la mayoría de los judíos ahora votan a los conservadores.

Esto no se debe a que se han vuelto menos liberales económica o socialmente que sus pares de América, sino que se debe a que el fantasma del antisemitismo (inicialmente haciéndose pasar por antisionismo) ha aumentado súbitamente su gravedad e importancia, y se concentra principalmente en dos comunidades: los musulmanes y la extrema izquierda. Un buen ejemplo es la reciente avalancha de escándalos de antisemitismo dentro del Partido Laborista de Gran Bretaña, lo que impulsó al ex director de la BBC Danny Cohen a declarar la semana pasada que no podía imaginar que un judío normal pudiera votar al Partido Laborista actual: "Sería como ser musulmán y votante de Donald Trump, ¿cómo podrías serlo?".

Por lo tanto, y fuera de América, los judíos han vuelto cada vez más a la antigua práctica de votar por el partido que piensan que mejor pueda protegerles.

Y esto nos lleva a una tercera razón por la que los judíos que se sienten menos seguros son más propensos a simpatizar con Israel: Cualquiera que haya experimentado la inseguridad entiende que a veces te deja con no demasiadas buenas opciones: sólo una elección entre dos males. ¿Cómo, por ejemplo, a quién puede votar un judío británico si aborrece las políticas económicas y sociales de los tories, pero que también aborrece a los Laboristas por su cada vez más abierto antisemitismo? Para él, las dos opciones son malas, así que sólo puede tratar de escoger el mal menor.

Y después de haber enfrentado esta situación, también es más probable que entiendan que Israel también se enfrenta a decisiones difíciles de aceptar para hacer frente a unas amenazas muy reales. El status quo en Cisjordania claramente no es lo ideal, pero es probable que una retirada empeoraría la situación, tal como lo hizo en Gaza. El bombardeo de Gaza en respuesta a los cohetes de Hamas no es lo ideal, pero dejar que Hamas ataque al sur de Israel con impunidad sería algo peor.

Los judíos estadounidense nunca han experimentado tanto el antisemitismo como lo hicieron sus homólogos europeos, pero incluso para ellos, el miedo a la persecución fue al menos una memoria viva hasta hace poco. Tenían padres o abuelos que huyeron de la persecución en Europa, o que habían experimentado "ese gentil antisemitismo del acuerdo de caballeros", mediante el cual los judíos fueron excluidos en silencio de muchas compañías estadounidenses, hoteles, clubes e incluso colegios.

Por lo tanto, los judíos de América aún pueden imaginar que podrían necesitar a Israel como un refugio, aunque no fuera para ellos sino al menos para sus hermanos en Europa. Todavía incluso podrían sentir, como los judíos de Ucrania y Rusia de hoy, que las victorias militares de Israel los vuelve más respetados por sus vecinos (no es casualidad que el afecto de los judíos de América por Israel se disparó después de su impresionante victoria en la Guerra de los Seis Días de 1967). Y todavía podrían entender que Israel, enfrentado a unos enemigos que verdaderamente quieren destruirlo, no tiene soluciones ideales disponibles; En su lugar, debe elegir entre varios males.

Teniendo en cuenta lo que está sucediendo en los campus americanos actualmente, no estoy convencido de esos malos viejos tiempos no volverán nunca más. Pero por ahora, confiando en la seguridad que América les ha proporcionado, también muchos judíos americanos parecen haber olvidado las lecciones de milenios de historia judía. Y en el proceso, parece que también han olvidado uno de esos valores universales clave que tanto se precian en defender: el de la compasión por aquellos que no están bendecidos con similares niveles de seguridad, es decir, todos aquellos judíos que todavía pueden necesitar el refugio que Israel les ofrece, y seguro que esos judíos velarán para que ese refugio siga existiendo por si les resulta necesario.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home