Thursday, August 04, 2016

Las historiadoras antisionistas están equivocadas acerca de Israel - Rabbi David Wolpe - Time



El difunto rabino Shlomo Carlebach solía decir: "Si me encuentro con una persona que me dice que es protestante, sé que es protestante. Si me encuentro con una persona que me dice que es católica, sé que es católica. Si me encuentro con una persona que me dice que es un ser humano, sé que es un judío".

Los judíos tienen una tradición, que nace de una combinación de persecuciones y el auto escrutinio, que a veces los hace sentirse incómodos con la particularidad de formar parte de un pueblo. En estos días se puede ver a personas judías que repudian al estado donde se salvaron millones de judíos, el Estado de Israel. La última aportación a esta execrable actitud de huir de sí mismo es un artículo en el periódico izquierdista israelí Ha'aretz de dos historiadoras judías, Hasia Diner y Marjorie Feld, sobre por qué "han abandonado el sionismo".

Diner escribe que es imposible apoyar a un estado que sea "judío y sionista". ¿Por dónde empezar? ¿Por el hecho de que han existido y existen decenas de estados musulmanes, cristianos y solamente un estado judío? ¿Es debido a que Israel es un Estado judío donde millones de judíos de Rusia, Yemen, Siria, Etiopía, Irán, Irak y otros países fueron salvados? ¿Dónde piensan estas liberales y progresistas historiadoras judías americanas que vivirían mejor las mujeres y los gays de todo el Oriente Medio para así salvarse de las leyes draconianas de sus tierras natales?

Feld, que dice haberse "reeducado a sí misma" - resulta asombroso cómo una historiador no repara en los tonos de mal agüero de esta frase - sigue con sus propias contribuciones a este vitriolo. Ella afirma que se niega a entrar en cualquier institución que tenga como lema "Estamos con Israel". Bueno, no puedo decir si la gente de mi sinagoga le daría la bienvenida a ella, a pesar de que también podrían tratar de "reeducarla". Quizás los cientos de judíos iraníes que huyeron, muchos de ellos con familia en Israel, y que recibieron el apoyo y la ayuda de Israel a fin de podar escapar de un tiránico régimen, también podrían reeducar a esta mujer que se niega a ser asociada con el único estado que ha existido en esa tierra desde que Israel fue destruido hace 2.000 años. Tal vez la podrían enseñar un poco de historia a esta historiadora.

Nosotros no somos personas que mantengamos en "silencio" a los que difieren del consenso. Hay un sólido debate en la comunidad judía norteamericana, incluso dentro de las paredes de mi propia sinagoga. Pero ese debate no incluye a las personas que repudian el derecho de Israel a existir. Supongo que es posible mantener el derecho a que las personas discutan que Francia no debe existir. Después de todo algunas personas creen en eso, y lo demuestran regularmente con bombas, camiones y disparos. Pero sospecho que ninguno de nosotros le daría fácilmente credibilidad a su argumento, o les invitaría a nuestros hogares. No, no se puede argumentar que Francia, China o Rusia, o cualquier otro país del mundo, sin importar su comportamiento, no debería existir. Sería impensable. Sólo con Israel se acepta ese argumento por la obliteración literal o ideológica, y ahora ese argumento pasa entre la gente ilustrada como una verdadera e importante discusión.

Así que dos historiadoras judías llevan ese debate a un periódico israelí argumentando en contra de la continuidad del Estado judío de Israel. Es difícil saber si sentirse más ofendido por su arrogancia o por su estupidez

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home