Thursday, July 06, 2017

El Haaretz le pide a los israelíes que escuchen a Abbas. Y deben escucharle, pero cada una de sus palabras - Gadi Taub




El titular del editorial del Haaretz del 29 de mayo fue “Escuchen a Abbas”.  Quiero unirme a ese llamamiento. Escúchenle con mucha atención. Es una buena idea.

Y así el editorial citaba al presidente de la Autoridad Palestina: “No hay voz más fuerte que la voz de una paz justa y global, así como no hay voz más fuerte que la del derecho de los pueblos a la autodeterminación y a la liberación del yugo de la ocupación. Ha llegado el tiempo de que vivamos, ustedes y nosotros, en paz, armonía, seguridad y estabilidad".

La única manera de poner fin a las disputas y a la lucha contra el terrorismo en la región y en el mundo es una solución de dos estados basada en las líneas de junio de 1967, con Palestina al lado de Israel. Hemos aceptado las resoluciones de la ONU, hemos reconocido al Estado de Israel y aceptado la solución de dos estados, y el mundo también ha reconocido el Estado palestino. Ha llegado el momento de que el Estado de Israel reconozca a nuestro estado y ponga fin a la ocupación. Todavía estamos extendiendo nuestra mano en son de paz“.

Estas observaciones, según afirma el editorial del Haaretz, expresan “en los términos más claros, más nítidos y más precisos, no se trata solamente del deseo de paz del pueblo palestino, sino la de todos los ciudadanos de Israel que busque la paz y quieran vivir en un país normal”.

¿De verdad? La primera cosa que no está claro y no es tan nítido o preciso lo que significa para Mahmoud Abbas una solución de “dos estados". Porque de hecho, él es muy cuidadoso en utilizar el término "dos estados", pero nunca menciona la coletilla posterior, "para dos pueblos". Por lo tanto, Abbas no tiene problemas a la hora de reconocer el “derecho de los pueblos a la autodeterminación y la soberanía”, pero no reconoce a Israel como el estado en el que el pueblo judío ejercerá su derecho a la autodeterminación y a la soberanía.

Debido a que los judíos no son un pueblo a sus ojos, los dos estados a los que se refiere Abbas son un estado nacional palestino y otro estado multicultural denominado Israel, al que “los refugiados palestinos” (el 90% conformado por descendientes de esos "refugiados") con el tiempo podrán "retornar“. Habrá así dos estados al oeste del Jordán: un estado palestino sin tapujos y otro multicultural que acabaría siendo también árabe y palestino.

Abbas conoce por experiencia que es suficiente envolver esta posición hostil hacia la autodeterminación judía dentro de unos términos "amistosos y engañosos": paz, armonía, límites de junio ​de 1967, etcétera. Y lo que sucede posteriormente es que ciertos israelíes con "buenas intenciones" o "supuestas altas consideraciones morales" se apresuran a interpretar las palabras de Abbas en función de su propios deseos, haciendo caso omiso de todo lo demás que subyace, lo que desenfoca aún más sus palabras, como el hecho de que los palestinos hayan rechazado todas las propuestas serias que tenían ante sí.

Ellos volvieron la espalda a Ehud Barak, a los parámetros de Bill Clinton, a la oferta de Ehud Olmert y al esfuerzo de Condoleezza Rice, así como a las últimas ofertas de John Kerry y Barack Obama. La última oferta le daba a los palestinos otra oportunidad de demostrar que buscan auténticamente la paz y la armonía, y que el Israel de Benjamin Netanyahu sería el verdadero obstáculo para la paz. Incluso Yossi Beilin le pidió a Abbas que cambiara sus formas y aceptará el válido y justo marco diseñado por Kerry para un acuerdo. Pero todavía están esperando que Abbas lo haga.

Así que tal vez deberíamos hacer caso a la recomendación del editorial de Haaretz y escuchar realmente a Abbas. El mes pasado, por ejemplo, durante su visita a la India, pronunció un discurso que conmemoraba los 69 años de la "Nakba". La prensa de la izquierda israelí y occidental, como siempre, no hizo mención de este discurso. Nadie dentro de la izquierda comentó por aquel entonces que debíamos escuchar lo que decía. Fue una pena, porque las palabras de paz de Abbas no fueron claras, nítidas o precisas, sino más bien intencionadamente engañosas, con sus repetidas observaciones sobre el santo derecho al retorno y el elogio a los mártires y a los terroristas de manera sorprendentemente clara.

Abbas repitió en su discurso en la India que él estaría de acuerdo en aceptar "un Estado independiente con plena soberanía con las fronteras del 4 de junio de 1967,  con Jerusalén Oriental como su capital". Y agregó: “La paz es nuestra estrategia, pero no a cualquier precio”.

Reconocer dos estados para dos pueblos, aparentemente, no formaría parte del precio que estaría dispuesto a pagar, al igual que la "Nakba" - una injusticia que, según sus palabras, “comenzó hace más de 100 años con la aparición de la falsa utopía sionista” - no ha terminado aún, según él. La "Nakba" continúa para Abbas, y la manera de fijar esa injusticia es hacer retroceder las manecillas del tiempo.

Asi Gran Bretaña debería pedir perdón a los palestinos por la Declaración Balfour, tal como afirmó Abbas, y todos nosotros debemos reconocer el “derecho de retorno” de (los descendientes de) los refugiados. “Nuestro pueblo no dejará atrás el tema de la Nakba hasta que se le reconozcan todos sus derechos nacionales legítimos, sin excepción, y ante todo el derecho de retorno”, exclamó.

Debido a que traducimos tan poco las declaraciones de los palestinos y de sus líderes, y muchas veces de forma selectiva y resaltando las partes supuestamente positivas, los lectores hebreos son susceptibles de pensar erróneamente que el reconocimiento del ‘derecho de retorno’ es una cuestión simbólica que puede ser resuelta después de que "estemos de acuerdo en aceptar un número limitado de refugiados”. Sin embargo, esto no es lo que quiere decir Abbas. De hecho, él cree que no está autorizado a renunciar a ese “derecho de retorno” en nombre de los “refugiados” (de sus descendientes).

El derecho de retorno”, como se ha explicado anteriormente, “es una decisión personal", así nos lo dice Abbas. "¿Y qué significa esto? Que ni la Autoridad Palestina, ni el estado, ni la OLP, ni Abu Mazen”- sí, él se está refiriendo a sí mismo - "ni ningún líder árabe... tienen derecho a privar a nadie del derecho de retorno".

Es suficiente, por lo tanto, que reconozcamos el principio del "derecho de retorno" para crear una situación en la que todos los “refugiados” de forma individual podrían elegir, de acuerdo con la Resolución 194 de la ONU (a la que Abbas ha jurado repetidamente lealtad), entre una indemnización y el “retorno”.

Y ¿quién no querría hacer uso de esa puerta de entrada, allí en los infiernos de Siria o del Líbano, o en la pobreza de Jordania, de ese acceso directo al primer mundo del "apartheid sionista"?

Si, efectivamente, debemos empezar a escuchar a Abbas de manera metódica y en todo tiempo, para que podamos descubrir que él no está preparando a los suyos para un compromiso. Por el contrario, les está proporcionando incentivos económicos para el terror, como los salarios y beneficios otorgados a las familias de los terroristas, las alabanzas a los “mártires” y las escuelas y parques con sus nombres, difundiendo un virulento antisemitismo en el sistema escolar y en su prensa.

Por lo tanto, si continuamos dedicándonos a realizar brindis al sol seleccionando y eligiendo cuidadosamente las palabras de Abbas y de otros líderes palestinos, ocultando lo que no queremos oír, es mejor que observemos la realidad directamente: cualquier persona que se esfuerce por acabar con la ocupación, y que quiera una alternativa realista al gobierno de Netanyahu, no podrá ofrecer la paz si continua evitando las palabras de Abbas. La gran mayoría de los votantes no va a comprar que ignore dichas palabras. Y con razón.

La alternativa realista a la opción de Netanyahu es gestionar el conflicto hacia un horizonte de separación, en lugar de una expansión progresiva de la empresa de los asentamientos que ofrece la derecha. Estas son las dos alternativas, y tenemos que elegir el menor de estos dos males.

Labels: , ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home