Thursday, January 18, 2018

Dejen de "comprender" a los palestinos - Ben-Dror Yemini - Ynet



El discurso de Mahmoud Abbas fue fuerte y claro. No fue solo la diatriba de "que tu casa sea demolida (hacia Trump)", sino que el presidente palestino disparó contra el líder de la potencia mundial más fuerte. Fue una muestra de una ideología completamente delirante, con afirmaciones falsas que solo hacen que los palestinos se hundan más en el camino de los delirios y el colapso.

Las reacciones fueron predecibles desde la izquierda y aquellos sectores que más "comprensibles" se muestran con los palestinos:  tenemos que entenderlo, está bajo mucha presión, no tiene horizonte político, los palestinos están desesperados, él realmente no lo decía en serio.

Debemos admitir que Abbas es simplemente una víctima del sorprendente éxito de la máquina de propaganda palestina. Durante décadas, esta máquina ha sido promovida por un sistema de propagandistas bien engrasados ​​que siguen explicando que debemos "comprender" a los palestinos.

Cuando se lanzaron cohetes desde Gaza contras las poblaciones civiles israelíes, Robert Fisk, considerado como uno de los principales expertos británicos en el Oriente Medio, se apresuró a explicar que "los palestinos en Gaza podrían decir en muchos casos, 'bueno, mi nieto está disparando cohetes contra mi ciudad porque antes de 1948 esas áreas habrían sido propiedad palestina' ".

El profesor Oren Yiftachel de la Universidad Ben-Gurion explicó que el lanzamiento de cohetes debería verse "como un intento de recordar al mundo, a Israel y también a los líderes palestinos, que el problema de los refugiados sigue vivo y coleando".

Todos ellos dicen estar en contra del terrorismo, pero están proporcionando justificaciones para el terrorismo. Los alemanes han sido expulsados ​​de muchos países. También los polacos, y los húngaros, y los ucranianos, y turcos, y los griegos... y muchas otros pueblos. Decenas de millones. Sin embargo, no hemos escuchado que ellos hayan lanzado cohetes y, definitivamente, tampoco hemos escuchado justificaciones para el terror de los cohetes. Porque la mayor parte de Europa se habría convertido en un espectáculo de fuego y llamas. Pero esa es la "racionalidad" que se ha apoderado de las élites progresistas en el contexto israelí-palestino. Irracionalidad, quiero decir.

Y aún así continúan: "¿Los palestinos rechazaron el plan de partición? Pobre gente... ¿por qué alguien daría una habitación de su casa solamente porque alguien la invadió?". Esa es una justificación que escuché miles de veces.

Es completamente cierto que cuando comenzó el sionismo no había un "hogar palestino". Y es cierto que el Fondo de Exploración de Palestina (FAP), que produjo los mapas más precisos del siglo XIX en la década de 1970, descubrió que el área estaba poco poblada. Y es cierto que una gran parte de los palestinos actuales llegaron como trabajadores inmigrantes o refugiados de países cercanos en los últimos siglos (la familia Zoabi, por ejemplo, llegó por invitación del gobierno otomano en 1873). Y es cierto que el ministro del Interior de Hamas, Fathi Hamad, admitió que los palestinos son en realidad egipcios y sauditas.

Pero al diablo con los hechos, siempre y cuando Abbas pueda citar a docenas de expertos, periodistas y académicos que proporcionan material de incitación y propaganda para cada discurso delirante que pronuncia.

Mirar un conflicto, cualquier conflicto, requiere que comprendamos a las diferentes partes. Para entender el dolor. Pero lo que se aplica a cada conflicto parece estar completamente equivocado o ausente cuando se trata de los palestinos. Cuanto más los comprendemos, más reforzamos su rechazo.

Cuando "entendemos" sus afirmaciones sobre la Nakba, en lugar de decirles que lo que les sucedió pasó a decenas de millones de personas, y que le sucedió también a los judíos inclusive en los países árabes, más perpetuamos la ilusión del derecho al retorno.

Durante años, han estado escuchando el mismo canto de los Fisks y los Yiftachels. Y si eso es lo que la gente educada e ilustrada del mundo tiene que decir, ¿hay alguna posibilidad de que los propios palestinos abandonen el derecho al retorno de la fantasía? ¿Este "entendimiento" de algunos, acerca las posibilidades de paz y reconciliación, o las aleja?

Cuando, por el bien de este "entendimiento", nos dicen que debemos entender lo que Jerusalén significa para los musulmanes en general y para los palestinos en particular - aunque Jerusalén permaneció marginal y descuidada bajo el dominio musulmán durante siglos -,  están ayudando a inflar la mentira. Y cuando extienden la mentira de que los palestinos viven bajo una opresión que es similar a lo que sucedió en Auschwitz, se trata de un libelo de sangre. Porque bajo el gobierno israelí, los palestinos han experimentado un gran crecimiento en todas las áreas posibles.

Y no, el terrorismo no está justificado, porque los palestinos han recibido reiteradamente propuestas decentes para llegar a un acuerdo. Podrían haber ganado la independencia. Ellos son los que han dicho que no. Y aquellos que siguen justificándolos están justificando la continuación de la violencia y el terror.

La opinión pública en el mundo libre es influyente. Puede y debería haberles dicho a los palestinos e Israel: quitaros de encima vuestros delirios. No más fantasías. No habrá retorno de los palestinos a Israel ni retorno de los judíos a cada colina en Judea y Samaria. Pero el entendimiento hacia los palestinos debe detenerse, no para evitar un acuerdo, sino por el contrario para darles una oportunidad.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home