Monday, August 31, 2009

El derecho a un Estado judío - Yourish

Recientemente, el Prof. Shlomo Avineri escribió acerca del fracaso de los palestinos a aceptar el derecho de Israel a existir. "Shamir", en este caso, es el Prof. Shimon Shamir, quien sostuvo que la aceptación palestina del derecho de Israel a existir es irrelevante.


Benjamin Netanyahu no es el primero en abordar la idea. Aún es incierto si actuó con prudencia en la forma que le dio tanta importancia a la cuestión, pero lo que sorprendió a muchos israelíes - no sólo a los miembros del Likud - fue la respuesta contundente y vulgar dado por los portavoces oficiales palestinos.

En su respuesta ferozmente negativa, Shamir afirma que "los palestinos cayeron en la trampa que los que exigían el reconocimiento de un estado judío les habían tendido". Sin embargo, aparentemente no cayeron en una trampa retórica. Más bien, fue la expresión de una profunda e ideológica verdad interna que hasta el día de hoy les hace rechazar reconocer la legitimidad del derecho del pueblo judío a su libre autodeterminación. Porque, por lo que se refiere a los palestinos, los judíos no conforman una nación, sino más bien un grupo étnico-religioso.

Barry Rubin profundiza en este asunto:

Observación que puede resultar muy importante: Para aceptar la existencia de un estado árabe palestino, Israel o la ideología sionista no tiene que realizar ningún tipo de cambio en su visión del mundo. No es excluyente. El nacionalismo palestino sí lo es. Por eso el aceptar la existencia de Israel - en términos reales o incluso mediante la firma de un tratado de paz - requiere por su parte una revolución intelectual y política.

Y una de las maneras de saber que la paz aún no está cerca es que esa revolución apenas ha comenzado. Si se examinan los medios de comunicación palestinos, la educación, las declaraciones (en árabe) de los líderes, los sermones de las mezquitas, y así sucesivamente, encuentras que hay pocas señales de que haya una aceptación de la existencia de Israel a largo plazo, y mucho menos permanentemente. Por supuesto, Hamás guarda muy poco en secreto su opinión
sobre el tema.

Pero la visión de Fatah es más compleja. En privado, algunos de sus dirigentes saben que no pueden derrotar a Israel, pero no lo dicen públicamente, y esperan que una batalla de desgaste a largo plazo hará lo que la fuerza de las armas no pueden.

Creo que es importante señalar que el profesor Robert O. Freedman, de la Universidad Hebrea de Baltimore también ha escrito recientemente:

Finalmente, y quizás lo más importante de todo, es necesario que los palestinos reconozcan a Israel como Estado judío para reemplazar la imagen del judío como dhimmi o ciudadano de segunda clase por la imagen de un miembro de un grupo nacional que ejerce sus derechos nacionales legítimos, tal como hacen los propios palestinos. Una vez hecho esto, las posibilidades de una paz duradera entre Israel y un Estado palestino serán mucho mayores.


Freedman, es también un miembro activo de Americans for Peace Now. Durante el primer mandato del Primer Ministro Netanyahu en la oficina de Freedman se le retrataba a menudo como un extremista de derechas. Sin embargo, en ese momento, una de las demandas de Netanyahu era que la Autoridad Palestina derogara partes de su carta que negaban el derecho de Israel a existir. No sólo era una exigencia, sino también un reconocimiento de que el fracaso de los palestinos en hacerlo era una señal de que rechazaban las premisas de un tratado de paz. Sin embargo, el enfoque común en esa época era considerar el texto de la Carta Nacional Palestino como obsoleto. Esto era lo que Serge Schmemann, del New York Times, comentó la primera vez que los palestinos supuestamente habían abandonado el lenguaje de negar el derecho de Israel a existir, era el año 1996:

Aunque el tiempo y los acuerdos israelo-palestinos habían vuelto la Carta Nacional en gran medida obsoleta, la revocación formal de las cláusulas hostiles conllevaba una gran importancia simbólica para los israelíes. Era tan importante que el Sr. Peres aceptó que algunos de los más notorios terroristas regresaran a tierras palestinas para hacer posible que el Mr. Arafat convocara la totalidad del Consejo Nacional Palestino.
En una entrevista con Arutz-7, el Prof. Yehoshua Porath no encontró evidencias de que la OLP había puesto fin a sus llamamientos a la destrucción del estado judío (para usar el título del artículo Schmemann).

P. Profesor Shalom Porat, Yasser Arafat ha enviado hoy una carta al Primer Ministro Peres anunciando los cambios en la Carta Nacional Palestina. ¿Esta carta le convence de que la Carta Nacional se ha modificado?

R. No, sólo ha repetido la decisión de la CNP. No se han definido cuáles son las cláusulas que serán cambiadas, sólo han hecho una declaración general de que modificarán las cláusulas que contradicen el reconocimiento del derecho de Israel a existir.

P. ¿No es esto sólo una cuestión de semántica? Porque ellos dicen explícitamente que harán las modificaciones.

R. Cuando se hagan los cambios, veremos. Ya veremos lo que sustituye a las cláusulas actuales. ¿Por qué tenemos tanta prisa en darles crédito?

P. Debemos darles crédito porque dicen que hasta ahora Arafat no había hecho tal tipo de declaraciones.

R. En un intercambio de cartas [con Yitzhak Rabin], Arafat ya dijo que él iba a cambiar la Carta Nacional. Hoy ha dicho que todo lo que contradice el reconocimiento mutuo expresado en el intercambio de cartas, ahora es nulo y sin
efecto. ¿Qué ha cambiado? ¿Alguien sabe cómo se modifican las cláusulas? No hay nada nuevo en este desarrollo. La cláusula 19, que dice explícitamente que el establecimiento del Estado de Israel es nulo y sin efecto, estoy seguro de que se cambiará en primer lugar. Pero ¿qué pasa con la cláusula que niega cualquier relación entre el pueblo judío y la Tierra de Israel? ¿Qué pasa con muchas de las cláusulas relativas a la lucha armada? ¿Qué pasa con la cláusula de que los palestinos son los únicos dueños de la tierra? ¿Qué pasa con la cláusula en la que la OLP reclama el derecho a representar a los ciudadanos árabes de Israel? ¿Estamos de acuerdo con esto? ¿Constituye esto una "contradicción"? ¿Alguien lo sabe? No. Las preguntas aún permanecen abiertas, sin embargo, ya han recibido un crédito[para los cambios] que permite la continuación de las negociaciones.

Como he escrito antes, el artículo 20 de la Carta Nacional Palestina - que, como señaló el profesor Porath, niega la relación entre los judíos y la tierra de Israel - es un principio fundamental del nacionalismo palestino. Incluso el "moderado" líder de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, no se atreve a reconocer esto. En cambio los periódicos citan la respuesta simplista de Abbas a esa cuestión:
"No es mi trabajo dar una descripción del estado. Pueden llamarlo República Socialista Hebrea, no es de mi incumbencia"
como si disminuyera su importancia y en su lugar se centrara en los "asentamientos" como el principal obstáculo para la paz, y no en cambio la negativa palestina a aceptar la premisa para la paz: la aceptación del estado judío de Israel. Es increíble que 16 años después de Oslo, aún no exista acuerdo sobre ello.

Labels: ,

A proposito de la cuestión judía : de Trotsky al «troskismo de los imbéciles» - Sean Matgamma - Mondialisme


Trotsky

(Mondialisme es una página web de la izquierda radical que, sorprendentemente, mantiene unos análisis, si obviamos la habitual e ingenua retórica marxista y revolucionaria, bastante comedidos sobre Israel y la cuestión judía. El artículo es largo pero interesante, pero lo que más me ha llamado la atención es su descripción de la actitud del Partido Comunista Palestino en los años previos a la independencia de Israel)

Extracto:
Si algunos judíos se convirtieron en revolucionarios, otros tomaron el camino del nacionalismo e intentaron reconstruir una nación judía en Palestina, una región donde, a principios del siglo XX, los judíos autóctonos no constituían por aquel entonces más que una pequeña comunidad. Algunos nacionalistas - los más eficaces, de hecho - también fueron socialistas revolucionarios. La rivalidad entre los socialistas judíos "asimilacionistas" y los sionistas era a menudo muy aguda, pero la demonización del sionismo que caracteriza a la mayor parte de las corrientes trotskistas actuales no se daba en esos momentos. Los sionistas combatieron al lado del Ejército Rojo para defender a la República de los trabajadores después de la Revolución Rusa de 1917.

En Palestina, el minúsculo Partido Comunista emergió de un grupo sionista de izquierdas: Poale Sión. El PC preconizaba la revolución socialista internacional como la única manera de salvar a los judíos y combatió el proyecto sionista. Sin embargo, los comunistas de Palestina tenían un enfoque muy diferente a la demonización del sionismo que caracterizará más tarde a la izquierda radical. ¿Los judíos, cualquiera que fuese su número, tenían derecho a asentarse en Palestina? Por supuesto, respondía la Internacional Comunista y el Partido Comunista de Palestina, quien preconizaban la unidad judía-árabe y la lucha contra el imperialismo británico.

El viraje hacia el "antisionismo" de la izquierda radical moderna ha acompañado a la estalinización de la Internacional Comunista. Cuando, en 1929, los "chovinistas" árabes palestinos atacaron masivamente a los judíos, masacrando por ejemplo a todos los profesores y alumnos de un colegio religioso judío en Hebrón - el Partido Comunista de Palestina denuncia inicialmente estos crímenes como "pogromos" , al igual que la prensa rusa y la del Komitern.

Posteriormente, los dirigentes estalinistas de la Internacional Comunista decidieron que se trataba de un "levantamiento anti-imperialista" y esa fue la "línea" oficial del Komitern. De hecho, eso era en la época en que los árabes utilizaban a menudo el siguiente eslogan: “!! Los británicos están con nosotros !! "(Gran Bretaña administraba entonces Palestina y las fuerzas británicas se habían enfrentado a los judíos.). Pero los estalinistas venían de iniciar un giro político, el del "tercer período" y presentaban cualquier acontecimiento (incluyendo los pogromos) como prueba de la inminencia de la revolución.

Después de 1930, el Komitern "arabiza" el PC. Los árabes fueron promovidos a la dirección del Partido y la mayoría de los miembros (judíos) se convirtieron en miembros de segunda fila. Rompiendo con la política inicial de la Tercera Internacional, el Partido Comunista se opuso vivamente a la inmigración judía. Los refugiados alemanes que huían de Hitler eran acogidos, tras descender del barco, por militantes comunistas judíos que les distribuían folletos (en alemán) incitándoles a regresar a sus casas... !! en Alemania !!

En 1936, un importante movimiento nacionalista árabe se manifiesta en Siria y Palestina, esta vez con cierto contenido anti-imperialista, pero en Palestina reposaba principalmente en los pogromos contra los civiles judíos. Eso no impide al PC participar activamente en esta campaña. Incluso solicitó a sus activistas judíos colocar bombas entre los judíos. Por ejemplo, los jóvenes comunistas judíos recibieron la orden de volar la sede de los sindicatos: la Histadrut, como descubrió el militante comunista americano Malecha Epstein durante su estancia en Palestina.

En vida de Trotsky, sus partidarios siguieron negándose a seguir la política de los estalinistas sobre esta cuestión. Rechazaron los análisis fantasiosos y malsanos de lo sucedido en 1929 (por ejemplo, en un artículo de Max Schachtman, The Militant, octubre de 1929). Acerca de los acontecimientos de 1936, los trotskistas no pretendieron que se trataba de un movimiento puramente anti-imperialista, ni que el chovinismo árabe-musulmán contra los judíos palestinos contenía el menor elemento "progresista". Cuando Epstein rompió con el PC de América, The Militant contó lo que había visto en Palestina y en particular cómo el Partido Comunista cooperaba con los nacionalistas árabes para preparar ataques terroristas contra los judíos, la prueba de la degeneración del estalinismo.


La conclusión del artículo:

Sólo hay un programa trotskista para el conflicto en Israel / Palestina: la unidad de las clases obreras judía y árabe, el derecho a la existencia de Israel, y el derecho de los árabes palestinos a tener un estado independiente allá donde constituyan la mayoría: en claro, dos estados para dos pueblos. Los escritos de Trotsky sobre la cuestión judía nos ofrecen un soplo de aire fresco en medio de la histeria, de los fantasmas de la ultraizquierda, del chovinismo árabe por procuración y de los elementos antisemitas reciclados bajo la forma de "antisionismo", miasmas pútridas que emiten la mayoría de los análisis trotskistas sobre esta cuestión.


El artículo completo, aquí

Labels: , ,

Una obviedad: "Cumbre de la Unión Africana: Israel está detrás de todos los males de Africa"


La Europa dadora de lecciones le desea

El nuevo y gran aliado de Escocia, Gran Bretaña y Suiza (esta última, después de bajarse los pantalones por el affaire de la detención en Ginebra de un hijo del sacrosanto líder por pegar una brutal paliza a una servidora marroquí), el coronel Gaddafi, ha afirmado que Israel “está detrás de todos los conflictos en Africa”, y ha apelado al cierre de todas las embajadas israelíes en el continente.


El nuevo socio de la Europa más políticamente correcta (¿a qué espera Moratinos para darle un ruidoso abrazo?) afirma que “Israel se sirve de la protección de las minorías como pretexto para desencadenar los conflictos”. “Los israelíes forman un gang y están detrás de todos los problemas de Africa”.


Al fondo, Darfour.

Labels:

La izquierda israelí: no confundir con la lógica - Fresno Zionism

Cuando leí por primera vez la siguiente historia, pensé que podría ser una sátira. Pero, ¿quién podría haberla escrito?

La izquierda israelí reaccionó con consternación el fin de semana pasasdo ante los resultados de una encuesta de Smith Research patrocinada por el JPost, donde se revelaba que tan sólo el 4% de los judíos israelíes creían que las políticas del presidente americano Barack Obama eran más pro-Israel que pro-palestinas.

La encuesta, que fue ampliamente reseñada por Fox News en los Estados Unidos y recogida por los medios de comunicación de todo el mundo, informaba que el 51% de los judíos israelíes consideraban que la administración Obama era más pro-palestina que pro-Israel, el 35% la consideraba neutral y el 10 % se negaba a expresar una opinión.

"Es terrible y una lastima para Israel que haya un presidente en los Estados Unidos con visión y que la mayoría de los israelíes no se dan cuenta de ello", afirmó el jefe de la facción parlamentaria del Meretz, Ilan Gilon. "Los israelíes piensan que los cristianos evangelistas, que dan su conformidad a todo lo que hace Israel, son los únicos estadounidenses pro-Israel. Pero lo que es realmente bueno para Israel es una solución del conflicto, y Obama está haciendo lo necesario para llevarla a cabo".

!! En otras palabras, piensa que los judíos israelíes no saben lo que es bueno para ellos - bueno, tal vez el 4% de ellos sí lo sepan - y se les debe obligar a aceptar una solución !!

Por supuesto, esta solución privilegiará las prioridades de la administración Obama, no las de Israel. Y en lo más alto de la lista de prioridades de Obama parece estar la mejora de las relaciones e imagen de América en el mundo musulmán.

Un destacado representante de la izquierda israelí parece estar de acuerdo conmigo, pero aún así piensa que eso bueno para Israel:


El secretario general de Peace Now (Paz Ahora), Yariv Oppenheimer, afirmó que lo más importante en esta etapa del proceso de paz era la reputación de Obama en el mundo árabe, y no en Israel. [la cursiva es mía] "

A pesar de los resultados de la encuesta, lo que interesa a Israel es que Obama sea popular en el mundo árabe para así poder lograr un acuerdo de paz con Israel", señaló Oppenheimer. "Bush era muy popular en Israel y odiado en todo el mundo, y sus políticas no ayudaron a Israel a poner fin al conflicto palestino o sofocar la amenaza iraní. Si [Obama] tiene éxito en sus objetivos de promover la paz en el Oriente Medio, estoy seguro de que será mucho más popular entre los israelíes".



Un poco de realidad para Gilon y Oppenheimer: Un objetivo importante para los regímenes árabes e Irán es debilitar a Israel a fin de acelerar su caida. Realmente conseguir la paz iría en contra de ese objetivo, así que existen razones para desconfiar de políticas que les hagan felices.

Regímenes como los de Siria e Irán - como Barry Rubin ha argumentado convincentemente - encuentran el conflicto con Israel muy útil para sus propios objetivos internos, como mantener a raya a reformadores y justificar la represión y la explotación económica de su población. Y no están motivados para abandonar esa política. Recuerden, los intereses del pueblo de Siria, por ejemplo, no son los mismos que los intereses de Bashar al-Assad y su círculo, pero es este último el que dirige la política.

Oppenheimer parece sugerir que Israel debe realizar concesiones a sus demandas, como la congelación de los asentamientos, para que los árabes confíen más en Obama y por lo tanto estarían más dispuestos a firmar la paz con Israel.

¿Ehhh? Bueno, yo no comparto su lógica . La verdadera explicación de lo que hay detrás de la política de la administración Obama aún se me escapa. Hay quienes piensan que es la cola de Arabia la que mueve al perro americano, y otros que piensan que esta administración, simplemente, es ingenua. Ayer pensaba que tal vez estaba mal aconsejada. Como ya he comentado: ¿o son tontos, o están mal aconsejados, o tienen malas intenciones? En unas pocas semanas o meses lo averiguaremos.

Labels: ,

Suecia como síntoma y VI - ¿A modo de resumen? - David Stavrou - The Local

El título del artículo: El cinismo prevalece entre unos funcionarios hambrientos de votos en Suecia e Israel

No hay ninguna prueba de nada en la historia del Aftonbladet, ninguna investigación real y nada de valor periodístico. Es una extravagante combinación de especulación, testimonios no confirmados y verdades a medias de hace 17 años, un reciclado de historietas. Los israelíes tienen razón al afirmar que este es el tipo de material con el que siempre se han construido los libelos de sangre contra los judíos. Pero este, me parece, no es exactamente el caso. Es más importante la materia con la que construye actualmente cierto tipo de periodismo.

Aftonbladet hace que los ataques racistas vayan disfrazados de legítimo periodismo político. Lo suyo no es un antisemitismo tradicional basada en la religión (los judíos mataron a Jesús). Tampoco se trata de antisemitismo moderno (los judíos son ricos y controlan el mundo). Estamoa ante un antisemitismo postmoderno. Todo es cuestión de valoraciones. Además, vende periódicos. A nadie le importa la verdad, porque todo es subjetivo de todos modos.

Para ser justos, el ministro de Asuntos Exteriores Bildt y el establishment político sueco ni siquiera tenía que limitar la libertad de expresión, ni pedir el cierre de Aftonbladet o censurarlo. Todo lo que tenían que hacer era decir que no creían en las acusaciones y que las veían como irresponsables y como una provocación. En lugar de esto, Bildt decidió distanciarse del embajador de Suecia en Israel, que hizo precisamente eso. Bildt hizo sus cálculos: nadie gana puntos políticamente en Suecia complaciendo a Israel. Todo lo contrario.

Labels: , , ,

Friday, August 28, 2009

¿Un pequeño descanso...?

Suecia como síntoma y V - Llevarlos a juicio - Yossi Klein Halevi - Adelson Institute

El punto crucial sobre la acusación planteada por el diario sueco Aftonbladet de que los soldados israelíes asesinaron a los palestinos por obtener órganos de sus cuerpos, es que el discurso existente actualmente en Europa sobre el conflicto en Medio Oriente permite que las mentiras más escandalosas sobre Israel aparezcan como creíbles. No es necesaria ninguna prueba real para acusar al Estado judío de crímenes que parecen provenir de las más antiguas y oscuras fantasías europeas sobre los judíos. De hecho, al igual que una vez fue posible - y no hace mucho tiempo - atribuir los rasgos más viles a los judíos, ahora le toca al estado judío.

El escándalo del Aftonbladet no habría sido posible sin décadas de presentación de informes sesgados sobre el conflicto de Oriente Medio, junto con una demonización en aumento en los últimos años. Cuando Israel es citado repetidamente en la prensa sueca como el principal obstáculo para la paz, cuando las iglesias suecas señalan a Israel como un objetivo para un boicot, el resultado inevitable es una resurrección de los antisemitas. Criticar a Israel ya no requiere de normas ni de vergüenza.

El editor del Aftonbladet, Jan Helin, afirma que él no es un nazi ni un antisemita. La primera afirmación es sin duda cierta, la segunda es discutible. El antisemitismo europeo contemporáneo tiene dos raíces espirituales: la Alemania nazi y la Unión Soviética. La gran mentira de equiparar el sionismo con el nazismo y al estado judío como el sucesor de la Alemania nazi, se originó en Moscú, y se convirtió en una parte esencial de la ideología soviética después de 1967, tras la Guerra de los Seis Días. De las dos versiones del moderno antisemitismo europeo, tal como existen hoy en día, la más extendida - y peligrosa - es la versión soviética. El incremento del antisionismo europeo es una victoria póstuma de la Unión Soviética.

El libelo de sangre publicado por el Aftonbladet ha ofrecido a Israel la oportunidad de situar el problema más amplio del antisionismo dentro de la agenda europea. Y así pues, el gobierno israelí tenía toda la razón para responder con indignación.

Oportunidades anteriores para hacer encarar la delgada línea entre el antisionismo europeo y el antisemitismo - por ejemplo, las caricaturas en periódicos europeos equiparando la situación palestina con la de Jesús en la cruz – fueron dilapidadas. Esta vez, el gobierno israelí parece realmente decidido a llevar la ofensiva.

Sin embargo, la cuestión es cómo. Hasta ahora, la respuesta del gobierno ha sido difusa y en ocasiones contraproducente. La presión sobre el gobierno sueco para que condenara el artículo, además de fracasar, ha permitido a los suecos a su vez echar mano de la falsa cuestión de una disputa sobre la libertad de la prensa. El Primer Ministro Netanyahu hizo observar que, cuando los cristianos se sintieron ofendidos por una sátira de la televisión israelí sobre Jesús, el entonces Primer Ministro Olmert condenó el programa sin poner en peligro la libertad de prensa. Sin embargo, Israel tiene que exponer de manera más agresiva el argumento de Suecia como una farsa y citar, por ejemplo, cómo el gobierno sueco cerró una web que promovía caricaturas ofensivas para los musulmanes debido a su temor a la violencia musulmana.

Al mismo tiempo, el Aftonbladet debe ser llevado ante los tribunales si es posible. Demorar la expedición de credenciales a los periodistas del Aftonbladet - como la oficina de prensa del gobierno israelí ya ha hecho - es satisfactorio emocionalmente pero no suficiente. Por encima de todo, Israel tiene que utilizar este asunto para desafiar el clima general de demonización de Israel tanto en Suecia como en otros lugares de Europa, y exponer los vínculos conceptuales entre el antisemitismo clásico y el antisionismo.

En la medida de lo posible, esto debe realizarse en coordinación con las comunidades judías locales. Cuando Lena Posner, presidenta del Consejo Oficial de las Comunidades Judías de Suecia, describió la respuesta de Israel al asunto Aftonbladet como desproporcionada, e incluso apareció para defender el silencio del gobierno sueco, el esfuerzo israelí fue considerablemente debilitado. La consulta con los líderes de la diáspora no necesariamente producirá un acuerdo, y hay momentos en que los intereses de Israel y de la diáspora serán diferentes. Pero por lo menos, los líderes de la diáspora deben ser consultados sobre las decisiones israelíes que afecten directamente al bienestar de sus comunidades, especialmente cuando las comunidades son pequeñas y vulnerables, como los judíos de Suecia.

Acusaciones como el libelo de sangre de Suecia no son sólo una amenaza para el buen nombre de Israel, sino que bien podrían convertirse en una amenaza física para los judíos de todo el mundo alentando las fantasías genocidas de los yihadistas. Los terroristas podrían tomar "venganza" por los "crímenes" relatados por el Aftonbladet. En la atmósfera actual, donde las teorías de la conspiración más inconcebibles implicando a los judíos son fácilmente creíbles por parte de millones de personas en el mundo musulmán, la imprudencia del Aftonbladet es, potencialmente, una incitación al asesinato.

Labels: , , ,

Suecia como síntoma IV - Se ha abierto la veda de Israel - Israel Harel – Haaretz

(Ya conocen ustedes las cualidades que adornan a Lieberman, ese ex portero de discoteca moldavo como gusta de definirlo la prensa del buen rollito. No obstante ese aspecto de malo del cine mudo, coincido con Harel en una cualidad atribuible a Lieberman, dice en voz alta las cosas que los demás, como mucho, sólo susurran. Algunos me dirán que se comporta como un elefante en una cacharrería, y estaré de acuerdo con ellos, pero entre hablar demasiado fuerte o hacer mutis por el foro prefiero lo primero. Sólo falta esperar que sus críticos, visto los buenos resultados electorales que otorga hablar claro y fuerte, ya no se callen y digan las cosas más razonablemente, vamos, que al menos las digan y se les oiga)

Avigdor Lieberman es una molestia - una molestia para los que esconden la cabeza en la arena y niegan que una tormenta se está formando en torno a nosotros. Lieberman ha roto la conspiración de silencio oficial en Israel frente a la campaña de desprestigio que se está librando en todo el mundo, a través de diversos medios de comunicación y de un sinnúmero de organizaciones sin fines de lucro (incluidas las de Israel), y que está preparando a la opinión pública - y los gobiernos siguen a la opinión pública - para que vean al estado judío como un virus que pone en peligro la paz mundial.

Solamente a causa del alboroto que Lieberman ha fomentado la opinión pública israelí ha tomado conciencia del fanatismo anti-Israel de muchas de esas organizaciones no gubernamentales, que se financian, entre otras formas, gracias a las donaciones de potencias petroleras árabes, a grandes fundaciones occidentales, como la Fundación Ford, y a países como Gran Bretaña, los Países Bajos, Suiza, y la Unión Europea.

El ataque al IFD por parte del periódico sueco forma parte de una campaña mundial de difamación basada en libelos de sangre. Cuando los participantes de esta campaña comprenden a organizaciones que se presentan como guardianes mundiales de los derechos humanos, deja de ser simplemente absurdo (el tráfico de órganos del IDF y el asesinato de mujeres y niños que agitaban banderas blancas), y se convierte en otro eslabón de la cadena de depredación.
Millones de personas en todo el mundo están inundados mañana, tarde y noche con un lote de artículos y reportajes calumniosos, emisiones llenas de burdas mentiras y repletas de odiosas caricaturas. El lenguaje utilizado para criticar a las peores tiranías del planeta ni siquiera se acerca al lenguaje repleto de odio utilizado en contra de Israel.

Si un periódico sueco, aunque fuera un tabloide, decidió publicar este libelo sobre el tráfico de órganos, eso significa que el autor y el editor consideraban posible que eso realmente hubiera sucedido. Si el diario Los Angeles Times publicó un artículo de opinión de un académico israelí que instaba a un boicot total de su propio país, sólo hay una conclusión posible: un boicot global de Israel sería perfectamente legítimo.

De hecho, desde los informes emitidos por Breaking the Silence (una organización israelí) y Human Rights Watch (organización internacional) que incluían acusaciones de crímenes de lesa humanidad cometidos por miembros de una nación que fue ella misma una víctima de esos crímenes tan sólo 70 años atrás, parece adecuado imponer un boicot. En el pasado, antes de que la demonización de Israel hubiera logrado implantarse, incluso en la prensa seria, ningún diario estadounidense habría soñado con publicar un artículo de opinión como ese [en referencia al del académico Neve Gordon pidiendo el boicot de su propio país].

La respuesta de Lieberman al affaire del diario sueco no ha sido el pistoletazo de salida de una campaña global contra la deshumanización de Israel. Parece dudoso que sus declaraciones logren romper la conspiración que trata de negar la gravedad del problema, incluso dentro de su propio ministerio. El Ministerio de Asuntos Exteriores, incluso si el ministro le asigna esta tarea, no se dedica - principalmente debido a una falta de motivación y de fe en la justicia de la causa de Israel - a llevar a cabo una campaña estratégica multilateral contra los tentáculos de las numerosas organizaciones cuyo objetivo principal, y quizás inclusive el único, es provocar el colapso de Israel. Este es un hecho: no ha sido el Ministerio de Asuntos Exteriores, con sus cientos de empleados, quien ha reunido la mayor parte de la información que tenemos sobre esas organizaciones, sino ONG Monitor, una pequeña organización no lucrativa dirigida por el profesor Gerald Steinberg, la cual obtuvo esa información a través de un paciente y diligente trabajo de campo.

Las palabras, gritaba a principios de esta semana “Paz Ahora”, pueden matar. Eso es cierto. ¿Y qué hay de las millones de palabras denunciando a Israel que esta organización, y otras como ella, exportan al extranjero, donde sirven como armas de propaganda contra Israel? (En 2007, por poner un ejemplo, el gobierno británico donó más de 4 millones de NIS a organizaciones radicales de izquierda como “Paz Ahora” y Breaking the Silence, para financiar esas palabras. Y eso sin hablar del dinero de donantes privados, de la Unión Europea y de diversas fundaciones.) ¿Acaso estas palabras no matan?

Por lo que se sabe, la Inteligencia Militar y el Mossad no han identificado al odio globalizado anti-Israel como una amenaza estratégica. Tampoco el "sexteto", formado por los ministros clave del gabinete, nunca se ha ocupado de este problema, aunque cada uno de ellos entiende personalmente que la deslegitimación de Israel socava la motivación del mundo para enfrentarse a los gobernantes de Irán respecto el programa nuclear de ese país. Quizás ahora que el Consejo de Seguridad Nacional está bajo la dirección de Uzi Arad, y asuma una autoridad y una visión estratégica de la que carecía antes de su llegada, habrá alguien capaz de identificar correctamente la magnitud de la amenaza. Pero sólo la identificación no es suficiente.

Esta actual, organizada, mundial y completamente desenfrenada campaña de demonización de Israel es responsable (¿y quién debería saberlo mejor que nosotros?) de que finalmente se desencadene una nueva licencia para el genocidio, contra nosotros.

Labels: , , , ,

Sólo el 4% de los israelíes piensa que Obama es pro-israelí - Gil Hoffman - JPost



El número de israelíes que ven las políticas del presidente Barack Obama como pro-Israel se ha reducido al 4%, según una encuesta de Smith Investigación efectuada esta semana en nombre del JPost.

El 51% de los israelíes judíos consideran que la administración Obama es más pro-palestina que pro-Israel, de acuerdo a la encuesta, mientras que el 35% la considera neutral y el 10% se negó a expresar una opinión. La encuesta de 500 personas, en representación de un modelo estadístico de la población judía de Israel, tiene un margen de error de 4,5%.

La tan citada encuesta que el JPost publicó el 19 de junio, y que situaba el primer resultado en el 6% (el presidente Barack Obama como pro-Israel), había sido citada por funcionarios de alto nivel, tanto en la Casa Blanca como en la Oficina del Primer Ministro, como el catalizador de los últimos esfuerzos estadounidenses para mejorar la relación israelí-estadounidense. Sin embargo, la nueva encuesta demuestra que esos esfuerzos no han mejorado la reputación de Obama entre los israelíes.

El sondeo anterior, realizado poco después de que Obama se acercara al mundo musulmán en su discurso histórico de El Cairo, encontraba que 50% de los encuestados consideraba sus políticas como pro-palestinas, y el 36% decía que sus políticas eran neutrales. El 8% restante no expresó opinión.

La popularidad de Obama entre los israelíes se ha desplomado después de la encuesta efectuada el 17 de mayo, en vísperas de una reunión entre el Primer Ministro Benjamin Netanyahu y el Presidente Obama en la Casa Blanca. En esa encuesta, el 31% creía que Obama era más pro-Israel, el 14% lo consideraba pro-palestino, el 40% decía que era neutral, y el 15% se negó a dar una opinión.

La encuesta de mayo también daba entender que la opinión de los israelíes sobre el predecesor de Obama en la Casa Blanca, George W. Bush, era casi la opuesta. El 88% de los israelíes consideraba a la administración Bush como pro-Israel, el 7% decía que era neutral y sólo el 2% lo calificaba de pro-palestino.

La nueva encuesta se realizó el lunes y el martes, antes de las informaciones de que Obama había aceptado excluir Jerusalén del trato con Netanyahu sobre una congelación de la construcción y permitir la construcción de edificios públicos esenciales, tales como escuelas, en Judea y Samaria.

La encuesta preguntó a los judíos de Israel si apoyarían la congelación de la construcción de asentamientos durante un año, como parte de un acuerdo mediado por EEUU. El 50% dijo que no, el 41% dijo que sí y el 9% no expresó opinión.

Las opiniones de los encuestados sobre una congelación de los asentamientos sigue de cerca los resultados de las plataformas políticas en las elecciones del 10 de marzo.

Entre los que votaron a favor del Likud, que se opuso a una congelación de los asentamientos durante la campaña, el 73% se opondría a ese acuerdo.

Dos tercios de los votantes de Kadima dijeron que apoyarían una congelación de los asentamientos.

Labels: ,

Thursday, August 27, 2009

Tal para cual (Tonto hasta la tumba - Alfonso Rojo - ABC)



El que es tonto a los veinte suele ser tonto a los cuarenta, pero no es el caso. Noam Chomsky fue una lumbrera de estudiante y ahora, cumplidos los ochenta, sigue gozando de un inmenso prestigio intelectual. Eso hace más chirriante su rendida admiración por Hugo Chávez y las alabanzas que dedica a su revolución bolivariana.

Si fuera un chisgarabís, convencido de que Keops, Kefrén y Micerino son marcas de champú, sería entendible. Pero Chomsky sabe hasta la historia de los faraones enterrados en las pirámides. Filósofo, escritor, analista, profesor emérito en el MIT y una de las figuras más destacadas de la lingüística universal, tendría que estar al tanto de que Chávez es un bluf y que prestarse a su juego es respaldar represión, censura y miseria.

Cuando vas invitado y por todo lo alto, como ha llegado él a Caracas, te pueden dar gato por liebre y conseguir que no veas ni el miedo ni el hambre, como han hecho muchas veces en Cuba con académicos, artistas y periodistas, pero Chomsky reside en Massachussetts y ahí, por mucho que metas la cabeza debajo del ala, difícil es no recibir información contrastada.
Chomsky es el paradigma del «intelectual», que en su día apoyó a Stalin, después a Mao, más tarde a Castro, adoró al Vietcong, soñó con los campamentos palestinos, flirteó con las Brigadas Rojas, la RAF y ETA, y ahora reparte amores entre los ayatolás iraníes y el Gorila Rojo.

No se hace eco de la persecución a los periodistas venezolanos, pero clama contra el «déficit democrático» en EE.UU. y manda cartas a Obama instándole a liquidar al nuevo gobierno de Honduras.

No le falta de nada. Es de origen judío, pero abomina contra Israel y como el resto de la «troupe progre», acude siempre raudo y sonriente en socorro de todo tiranuelo que disimule la subyugación de su pueblo, lanzando proclamas antiamericanas.

Labels: ,

El Holocausto: ¿"una experiencia del mundo real"? - Mark Gardner - CST


Planos de Auschwitz

Hechos y ficciones antisionistas son imposibles de definir a satisfacción de todos. Dada la historia laberíntica de judíos, musulmanes, cristianos, del antisemitismo, del sionismo, de Europa y del Oriente Medio, cada uno tiene su propia versión de la realidad y de la ficción, de la historia y del mito, de la persecución y de la resistencia.

Sin embargo, tenemos derecho a esperar unos estándar mínimos de aquello que dicen ser cierto o auténtico. Por ello seguimos esperando más de los académicos que de los artistas de circo. (Pero sólo en el contexto correcto. Si nos entrenamos para ser payasos, deberíamos esperar más de los artistas de circo que de los académicos).

¿Qué hacer entonces con el ensayo antisionista de M. Shahid Alam, un profesor de Economía de la Northeastern University de Boston. Ese ensayo, "El sionismo: un nacionalismo anormal", está haciendo carrera rápidamente a través del ciber espacio y se vuelve a publicar, sin comentarios críticos, en sitios como Counterpunch, los cuales pretenden de diversas maneras ser de izquierdas, anti-racistas y pro-palestinos. Ciertamente no hay escasez de material en el ensayo de Alam con el que discrepar, pero es su tratamiento del nazismo lo que realmente enfurece.
Tomemos, por ejemplo, este extracto, que implica que los judíos europeos pudieron huir de la persecución nazi a Palestina:


"... El paso del plan sionista - de quimera a realidad - se produciría por tres acontecimientos: la imposición de restricciones a la inmigración por parte de los países occidentales a partir de la década de 1900, la Declaración de Balfour de 1917, y el ascenso al poder de los nazis en 1933. Como resultado, cuando los judíos europeos comenzaron a huir de la persecución nazi, la mayoría de ellos no tenían a dónde ir, sino a Palestina. En su intento de crear un estado judío en Palestina... ".
El trabajo anterior de Alam muestra que evidentemente no es un negador del Holocausto. Sin embargo, en este complejo ensayo de más de 3.300 palabras - con el propósito de contar la historia del sionismo, e incluyendo reiteradas referencias a antisemitas - el profesor no menciona el Holocausto ni una sola vez. Una historia creíble del sionismo y del antisemitismo, incluso desde una perspectiva fuertemente antisionista, no puede evitar ese evento sísmico. Alam se acerca en algunas ocasiones, pero no se atreve a decir la "palabra" Holocausto, o de enunciarla de manera explícita. Además de la precedente persecución por los "nazis", afirma:

"... El sionismo necesitaba de un mayor impulso por parte de los antisemitas que el proporcionado hasta la década de 1930. Los sionistas siempre entendieron que su movimiento tendría que ser impulsado por los temores judíos al antisemitismo..."

"... En la época anterior a la aparición de los nazis, la idea sionista - incluso desde un punto de vista judío - era una afrenta a más de dos milenios de su propia historia..."

"A partir de la Segunda Guerra Mundial, los judíos pro-sionistas poco a poco construyeron una red de organizaciones, desarrollando su retórica y asumiendo posiciones de liderazgo en importantes sectores de la sociedad civil norteamericana, hasta lograr adquirir la capacidad de definir los parámetros en los que los Estados Unidos podrían operar en el Oriente Medio. Casualmente, al parecer, los judíos pro-sionistas también encontraron a mano una rica variedad de energías negativas en Occidente, las cuales podrían aprovechar para su propio proyecto. La convergencia de sus intereses con el de los antisemitas fue sin duda lo más propicio. Los antisemitas querían a los judíos fuera de Europa, y lo mismo deseaban los sionistas. El antisemitismo también se convertiría en el principal animador del nacionalismo judío que los sionistas deseaban crear...".

Tal vez Alam crea que el Holocausto es tan evidente que no es necesario mencionarlo. Quizás también sea esa la razón por la que no hace mención del Mandato Británico de Palestina, ni menciona el plan de partición de las Naciones Unidas y su rechazo por el mundo árabe, y todo ello en el marco general de un ensayo que trata de presentar al sionismo como un aprovechador del antisemitismo como ayuda en su "grave agresión a la historia de la resistencia global al imperialismo... Ellos buscaron invertir la demografía de Palestina para insertar una presencia europea en el corazón del Islam, y para servir como base avanzada para la intención de las potencias occidentales de dominar el Oriente Medio".

Pero quizás todo esto sea demasiado pedante y duro, ya que después de todo Alam es un profesor de economía, en lugar de historia. Además, él no está solo (a ambos lados del Atlántico) a la hora de deambular sin necesidad de demasiados conocimientos y realizar un extenso pluriempleo para la causa antisionista.

Sin embargo, según la página web de la Northeastern University, él "es un líder en la investigación interdisciplinaria, en la participación urbana y en la integración del aprendizaje en el aula con las experiencias del mundo real". Para la mayoría de los sionistas judíos, incluidos los nacidos después del final de la II Guerra Mundial, el Holocausto fue de hecho una "experiencia del mundo real". Tal vez el sabio profesor y sus partidarios de la izquierda podrían contemplar ese hecho, siempre claro que pudieran realizar una pausa para tomar aire en sus continuas denuncias del sionismo y de los sionistas.

Fuente: CST

Labels: , ,

Suecia como síntoma III - Las dos caras de un libelo de sangre - Yourish


Der Sturmer, el santo patrón de la prensa "equidistante y apaciguadora" europea

El New York Times parece pensar que hay dos partes en las acusaciones de un periódico sueco contra el ejército israelí de matar a los palestinos para obtener sus órganos para trasplantes. El título del artículo: "La acusación de robo de órganos aviva la ira en Israel "¿Aviva la ira? ¿Esa es la noticia?

Como el furor en Israel por el artículo se ha convertido en una tormenta diplomática en torno a cuestiones como el antisemitismo y la libertad de expresión, el Sr. Netanyahu dijo a los ministros en una reunión de su gabinete que el artículo publicado por el diario sueco Aftonbladet, era "escandaloso" y lo comparó con un "libelo de sangre", refiriéndose a la lucha contra las acusaciones medievales antisemitas de que los judíos asesinaban ritualmente a niños gentiles y recogían su sangre.

"No estamos pidiendo al gobierno de Suecia una disculpa", dijo Netanyahu según un funcionario que asistió a la reunión de gabinete, y que habló con la condición de anonimato. "Estamos pidiendo su condena. No estamos pidiendo de ellos nada que no nos exigiríamos a nosotros mismos".

¿Pero por qué "libelo de sangre" entre comillas? Tal vez es algo que se remonta a la época medieval, pero ha tenido una larga, continua y vergonzosa historia.

Pero lo que me molesta más del artículo es cómo la periodista, Isabel Kershner, da a entender que quizá la carga puede ser creíble.


El artículo, del periodista sueco Donald Bostrom, se publicó en páginas interiores del periódico el 17 de agosto. Se basó en las acusaciones que Bostrom había oído de los palestinos en Cisjordania y Gaza en la década de 1990, y que publicó en un libro sobre el conflicto israelo-palestino en 2001. El Sr. Seaman dijo que Bostrom trabajó sobre esto por última en 2006.

Bostrom parece haber revivido sus acusaciones con la detención de 44 personas el pasado julio en Nueva Jersey por corrupción y conspiración en el lavado de dinero, entre las que se incluía a varios asambleístas, alcaldes y rabinos. Uno de sus miembros, Levy-Itzhak Rosenbaum, se enfrenta a cargos por negociar la compra ilegal de un riñón para un trasplante.

Aftonbladet siguió el domingo con un artículo sobre una de las familias palestinas que están en el centro de las acusaciones originales (*Ver Anexo).


¿Así pues las acusaciones se remiten a los 90's? Kershner no informa claramente de ello. (Asimismo, no informó de que esas acusaciones se hacían eco de un incidente en una película turca de hace unos años: “Valley of the Wolves”, sobre un doctor judío americano que obtiene organos de iraquíes durante la guerra de Irak).

Y, por supuesto, el artículo también se esfuerza en informarnos de que la reacción de Israel ha sido contraproducente. Algunos otros detalles que faltan si fueron señalados por Barry Rubin:


Y luego está la complicidad gubernamental sueca en esta materia, ya que las acusaciones originales fueron realizadas en un libro subvencionado con sus fondos. También hay mucho más detrás de la superficie. Por ejemplo, ahora existe una campaña de rumores sobre la supuesta influencia judía en Suecia, incluyendo ataques personales contra embajador sueco en Israel por emitir una cuidadosamente redactada semi disculpa.

Por último, este asunto es sólo uno más de una serie de historias de este tipo que aparecen simultáneamente. Con el foco en Suecia, una historia de libelo de sangre similar publicada en el principal periódico de los Países Bajos está siendo ignorada. Judíos a los que se acusa de ser adoradores de Satanás y de difundir la gripe porcina. No, esto no es una exageración.

He aquí cómo funciona el sistema: palestinos o árabes o musulmanes, individuos particulares o grupos, difunden mentiras increíbles acerca de Israel y estas, sin crítica alguna, son publicadas en los medios de comunicación occidentales. ¿No se supone que los periodistas examinan la exactitud de las historias antes de su publicación? ¿Y no se supone que los editores examinan críticamente lo que publican para verificar si es creíble?

Entonces resulta que el gobierno sueco - no sólo el periódico - es cómplice en la difusión de la difamación y el incidente es una señal más del olvido general ante las acusaciones indignantes dirigidas contra Israel y los judíos. Es una señal del nivel de tolerancia existente ante el antisemitismo, incluso en el Occidente ilustrado. La ira por este incidente no debería limitarse a Israel. Parece estar ausente en el New York Times.


Anexo: La familia palestina dice que nunca habló con un periodista sueco.

Un periodista del JPost, Khaled Abu Toameh, entrevistó a la familia de palestinos que es la pieza central de la historia del Aftonbladet acusando al ejército de sustracción de órganos de palestinos muertos. Y la familia dice que nunca dijo nada sobre si a su hijo le desaparecieron sus órganos.
De hecho, dicen, que nunca hablaron con el reportero.

Jalal dijo que él y otros aldeanos recuerdan que un fotógrafo sueco estaba en el pueblo durante el funeral y que se las arregló para tomar una serie de fotografías del cuerpo antes del funeral. "Esa fue la única vez que vimos a ese fotógrafo", relató.

Ibrahim Ghanem, un pariente de Bilal, dijo que la familia nunca le comentó al fotógrafo sueco que Israel había robado los órganos del cuerpo del muerto.

Así que la historia está montada en todas sus piezas. La familia lo admite. Y, sin embargo, en cierto modo el "Síndrome de Enajenación Mental anti Israel" logra que estén muy dispuestos a creer la historia. Jalal y otros miembros de la familia dicen que "los rumores" sobre Israel matando a los palestinos para robar sus órganos han estado circulando durante mucho tiempo. "No puedo decir si estos rumores son ciertos o no", dijo el hermano. "Pero en vista del informe del periódico sueco, exigimos una comisión internacional de investigación sobre el caso".

Mientras tanto, alguien en Suecia ha invocado la ley de "agitación racial" y ha denunciado al Aftonbladet. Pero eso no les importa. ¿Su excusa? No se habla de "judíos". Se habla de "israelíes".

Y tengan en cuenta esto: los rumores del informe son ahora una muestra de "solidaridad", no información. "Creo que es una lástima que cada vez que se muestra la solidaridad con los palestinos y la crítica se dirige de nuevamente contra Israel, alguien grita antisemitismo". "Uno tiene que tener el derecho a hacerse preguntas", dice Linderborg cuando se le preguntó si ella o el periódico lamenta la publicación del artículo.

Nils Funcke, uno de los principales expertos de Suecia sobre la legislación relativa a la libertad de expresión, dijo que espera que el Canciller de Justicia rechace el caso. "El artículo no puede interpretarse como agitación racial. No hay ningún grupo étnico específico; el artículo se centra en el ejército israelí, e Israel no se compone exclusivamente de judíos".

Nada va a salir de esto. Y a pesar de que los judíos suecos insisten en que si Israel no hubiera hecho tanto alboroto todo esto habría pasado sin previo aviso en gran parte del mundo, estoy con Yaacov en esto:

"El periodista es un antisemita, el periódico es antisemita, y este tema es una versión moderna de los libelos de sangre. Peor aún, se ha demostrado falso, y el periódico publica más artículos sobre las mismas mentiras. Pero claro, esto es antisionismo, no antisemitismo. ¿No es cierto?".

Labels: , , ,

Suecia como síntoma II - Reacciones a elegir: el embajador israelí en Suecia y los portavoces de la comunidad judía - Fresno Zionism

El embajador israelí en Suecia, Benny Dagan, fustigó de esta manera a un periodista sueco que el domingo le preguntó si Israel debería investigar las acusaciones de robo de órganos en 1992.


"Sabe qué, tengo una sugerencia para usted", le replicó Dagan.

"¿Por qué no investiga usted por qué el Mossad y los judíos estaban detrás del atentado de las torres gemelas? ¿Por qué no investiga por qué los judíos están propagando el SIDA en los países árabes? ¿Por qué no investiga a los niños cristianos asesinados por los judíos para los Matzot de Pessah (Pascua)?"


Pero según Lena Posner, dirigente de la comunidad judía en Estocolmo y presidenta del Consejo Oficial de las Comunidades Judías en Suecia, "Israel causó todo este lío". Posner dijo a Ynet:
"El artículo fue publicado el lunes, pero nadie le prestó atención. No era un nuevo informe, y estaba enterrado en las últimas páginas de un tabloide. El escritor es conocido por muchos de nosotros como anti-Israel, y también el periódico. Es por eso qué nadie lo tomó en serio, hasta que se involucró Israel".

Parece que el asunto ha convertido el reportero del Aftonbladet, Donald Boström, en la estrella de las emisiones de noticias. ¿Cómo le llegó el gran "scoop" del robo de órganos palestinos?

"Él conoció a un joven palestino en 1992 y basó su artículo en su entrevista con él, quería sus 15 minutos de fama", dice Posner. "Ahora está explotando todo este asunto hasta el final. Y eso no es nada bueno, ya que se ha convertido en una persona famosa que aparece en el prime-time de la TV y de la radio todos los días. Si en Israel hubieran evitado responder como lo hicieron, nadie se habría dado cuenta y nunca se hubiera convertido en parte de la agenda. Es por ello que ahora estamos aquí tan agitados". - YNet

Debe estar agitada, pero por una razón diferente.

Debería estar agitada porque, al igual que sucedió en Alemania antes de la guerra, la ola de agitación nació de la olla del odio, y su gobierno fue de cómplice de esa agitación.

¿Acaso ellos creen que la vituperación constante de Israel es "una crítica legítima de sus políticas" y no tiene nada que ver con el hecho de que Israel es el estado del pueblo judío? ¿Acaso creen que expresiones como las del artículo de Boström simplemente desaparecerán si se ignoran? ¿Consideran acaso que porque son judíos suecos no están conectados a las acusaciones en contra de los judíos de Israel? ¿Creen que su "progresista" gobierno les protegerá del odio al judío? ¿Si hubiera un pogrom en Estocolmo la próxima semana, diría esta vez el gobierno que se trata de una expresión legítima del derecho de los antisemitas "a la libertad de expresión? ¿El próximo año quizá?

El precedente no es alentador.

Labels: , , ,

Suecia como síntoma I - Habla la esposa del anterior embajador israelí - JPost

La "obra de arte"

Después de haber vivido una revolución en Rumania, seguida de cinco años en Egipto, aprecié cuando mi marido fue nombrado embajador en Suecia.

Realmente, yo esperaba con impaciencia ver lo que suponía desempeñar su labor en un país occidental amigo. Esta vez, no estaríamos aislados, habría brillantes ceremonias oficiales, invitaciones a eventos reales, y trabajar en un ambiente agradable.

Pero bueno, eso no fue exactamente lo que sucedió. Era la época de la segunda Intifada y nadie, nadie nos quería.

Por ejemplo, cuando se organizó una gigantesca manifestación en contra de los Estados Unidos después de su invasión de Irak en 2003, la gente marchaba por decenas de miles debajo de nuestra ventana, en dirección a la embajada de EEUU. Entre las muchas banderas ostensiblemente expuestas, uno era particularmente llamativa, ella decía en letras negras: "Bombardear Tel Aviv, no Bagdad".

Unas semanas más tarde, la Unión de Estudiantes de la Universidad de Estocolmo decidió organizar un "Día de Palestina", el cual debía terminar con un debate en el que el embajador de Israel fue invitado.

Zvi [Mazel] hizo un buen discurso sobre la necesidad de un compromiso diplomático y de la reconciliación que fue acogido en silencio. A continuación, el representante palestino tomó la palabra y lanzó una salvaje diatriba contra los soldados israelíes:

"Cuando encuentran a una mujer palestina embarazada, esos animales empiezan apostando si será niño o niña, y luego destripan a la mujer para ver quién ganó. Además, añadió, "ninguna joven palestina está a salvo de los soldados, si es bonita, la desnudarán y la obligarán a caminar por las calles de Jerusalén".

Aún recuerdo la conmoción que sentí. Estábamos, después de todo, en el auditorio de una universidad de un país occidental moderno, no en Ramallah o Teherán.

Como era de esperar, el público silbó y abucheó a los israelíes tan odiados. ¿Y por qué no? Éramos puestos en la picota a diario en la prensa. Pero fue de mal en peor. Muy pronto, ese odio se volvió contra la comunidad judía. En octubre de 2003, un llamado Jan Samuelsson, un supuesto experto en religión y en historia religiosa, publicó un artículo en uno de los principales diarios, Dagens Nyheter - un periódico de la mañana con una tirada semejante a la del Aftonbladet -, donde explicaba que era legítimo odiar a los judíos mientras Israel ocupara territorios árabes.

Estas son algunas partes seleccionadas de ese artículo: "El odio musulmán a los judíos está justificado" y "El odio a los judíos es esencialmente un fenómeno moderno causado por los crímenes cometidos por Israel contra los árabes en el Oriente Medio".

En consecuencia, la Embajada de Israel protestó, pero ¿adivinen qué? La sacrosanta libertad de expresión se impuso y no se hizo nada.

Los judíos suecos comprendieron rápidamente el mensaje: "Hillelskolan", la escuela judía, fue puesta bajo protección policial y se aconsejó a sus alumnos quitarse las kippas y las estrellas de David cuando salieran fuera. A sus padres se les dio el mismo consejo. Hasta hoy, a los religiosos que llegan de Israel se les pide que usen un sombrero en lugar de una kipá.

Ciertamente, parte de estos incidentes pueden atribuirse a la gran comunidad musulmana que vive actualmente en Suecia - 500.000 personas sobre un total de 9 millones de habitantes. En Estocolmo, los judíos de edad avanzada, la mayor parte de ellos sobrevivientes del Holocausto, fueron invitados cada viernes al "Oneg Shabat" [lit. "Delicias del sábado"] en el edificio de la comunidad. Asistí un par de veces y fui a principios de marzo de 2004 para decirles adiós. Un hombre muy viejo con un fuerte acento polaco extrajo un periódico de su bolsillo.

"Está escrito aquí", me dijo, "que en la gran mezquita de Estocolmo se distribuyeron folletos y casetes llamando a eliminar a los judíos, los hijo de cerdos y monos. También dice que un portavoz del gobierno dijo que no había motivos para intervenir. ¿Qué quiere decir todo esto?".
No había mucho que decirle.

Una vez más, la Embajada de Israel protestó y una vez más la santa capa de la sacrosanta libertad de expresión fue enarbolada en lo que podría ser descrito como flagrante antisemitismo.
Otra mujer de edad avanzada terminó por poner definir el miedo que todos sentimos: "Probablemente eres demasiado joven para recordarlo, pero así es como todo se inició en Alemania".

Yo me apresuré a señalar que la situación era completamente diferente, que el gobierno sueco protegería a sus ciudadanos y que realmente estaba trabajando para combatir el antisemitismo. El Primer Ministro, Goran Persson, ¿no había organizado no uno sino tres seminarios internacionales sobre el tema del Holocausto?

No estoy seguro de que ellos me creyeran. Apenas un mes antes, ese mismo gobierno sueco había financiado una exposición infame que glorificaba a una mujer palestina que se inmoló en medio de la multitud de un restaurante abarrotado de Haifa, en octubre de 2003, matando a 21 personas. Esta "obra" que muestra una foto de ella maquillada, con su cara sonriente, flotando sobre un mar de agua roja que se supone era alusión a la sangre vertida, había sido elegida para la apertura oficial de un nuevo seminario internacional dedicado a una buena causa: "la prevención de genocidios".

Y cuando el embajador de Israel, después de haber protestado en vano, tomó él mismo cartas en el asunto tirando al agua los reflectores que iluminaban ese horror, los tres principales periódicos protestaron por ese intolerable ataque contra la libertad de expresión artística.
Al día siguiente, la exposición fue restaurada en todo su esplendor.

Cuando un año más tarde los musulmanes protestaron en contra de un cuadro expuesto en un museo de Gotemburgo, al que consideraban ofensivo, lo hicieron con mucha más eficacia. Una carta anónima explicó lo qué les ocurriría a las mujeres y los hijos de los conservadores del museo si la imagen no era eliminada de inmediato.Esto se hizo de inmediato.

Fuente: UPJF

Labels: , , ,

Obama + Oriente Medio = Confusion - Michael Young - Daily Star



Tenga en cuentan donde se publicó este artículo. No es el trabajo de algún neocon "sionista" a sueldo del gobierno "Tel Aviv". Se publica en Beirut. El autor nos dice:

Cuando la retirada acelerada de Irak del presidente empieza a parecerse cada vez más como mal diseñada, cuando su compromiso con Irán y Siria se tambalea, cuando la paz árabe-israelí parece más esquiva que nunca, y cuando los estadounidenses cada vez tienen más dudas sobre la guerra en Afganistán, Obama descubre que el carisma personal no es suficiente para alterar la realidad de un Oriente Medio que ha tallado mejores hombres que él ...

La participación de Irán y Siria también se queda corta, aunque un gran avance sigue siendo posible. Sin embargo, siempre existía algo contra intuitivo en la reducción de la presión sobre Irán con la esperanza de que esto generaría un progreso en la búsqueda de una solución a su programa nuclear. El compromiso no es un fin en sí mismo, es un medio para un fin, entre muchos otros. Donde la administración Obama ha cometido un error es en no ver cómo el diálogo compraría más tiempo para que Irán avance en sus proyectos nucleares, precisamente lo que los iraníes deseaban, romper el impulso de los esfuerzos internacionales para obligar a Teherán a ceder en algo - por ejemplo, la suspensión temporal del enriquecimiento de uranio. Para Obama reconstruir ese impulso actualmente parece casi imposible, más cuando los EEUU han dejado muy claro que considera que la guerra es una mala idea.

Atacar a Irán, de hecho, es una mala idea, pero en el juego de póquer que han estado jugando con Teherán Obama no tenía necesidad de mostrar todas sus cartas. Está prácticamente plegado sobre Irak, se tropieza en Afganistán, y no se ocupa en gran medida del Líbano, todos esos lugares donde los iraníes pueden y están perjudicando a los estadounidenses. Al colocar la mayor parte de sus fichas en la participación, el presidente no ha logrado desarrollar una estrategia múltiple al mismo tiempo que ha renunciado a otras formas de coacción que podrían haber sido eficaces en las negociaciones de Washington con la República Islámica.


No es "propaganda sionista", sino sentido común que es evidente para todos en el Oriente Medio. No es el hecho de que Obama no puede caminar sobre el agua lo que nos inquieta. Es el hecho de que no parece tener el sentido de poder caminar bajo la lluvia.

Labels:

Wednesday, August 26, 2009

Cuando el libelo de sangre se encuentra en las páginas de "Kultura" - Petra Marquardt-Bigman - JPost




Pocos lectores de los medios de comunicación israelíes o judíos se han perdido las informaciones sobre un reciente artículo en un periódico sueco que acusaba a Israel de secuestrar y matar a civiles palestinos para obtener sus órganos.

Dado que la historia salió la semana pasada, una serie de interesantes comentarios interesantes ya se han producido, entre los más valiosos el artículo del columnista del JPost Barry Rubin: "Stop a la prensa: El libelo de sangre pasa a ser un recurso importante", en su blog The Rubin Report, el cual incluye varias actualizaciones sobre su evolución e informaciones adicionales.

Debo confesar que me llamó la atención un aspecto quizá más bien marginal de esta historia: el hecho de que el artículo fuera publicado en la sección de "Kultura" [N.P.: me gusta más así, con la K mejor que la C, para indicarnos "algo" más] del periódico. Pueden existir razones muy triviales para esta ubicación, sin duda extraña, pero sentí que al publicar el artículo en la sección de "Kultura" los editores del periódico habían - probablemente sin saberlo - hecho una elección muy adecuada.

Como Arieh Kovler observa en un excelente artículo, "Reciclaje de viejos libelos", en la página web del European Institute for the Study of Contemporary Anti-Semitism, el autor sueco de este artículo sensacionalista afirma que los rumores sobre robo de órganos por los israelíes son comunes entre los palestinos. Kovler sugiere que la razón de la popularidad de estos rumores puede deberse a la cultura popular de Oriente Medio, concretamente a "la serie de televisión iraní Zahra's Blue Eyes, emitida a finales de 2004 y, más tarde para el público árabe". El argumento de la serie consistía en que el IDF conspira para obtener de los palestinos "ojos para trasplantar a los israelíes ciegos".

Según un informe de MEMRI sobre dicha serie, un episodio incluye también una historia donde se afirma que "el presidente israelí se mantiene vivo gracias a los órganos robados a niños palestinos". Barry Rubin menciona una película turca de similar temática.

Otro punto muy importante subrayado por Kovler es que las acusaciones vertidas en el periódico sueco no sólo se hacen eco de los libelos de sangre del pasado, sino que también sugiere que los israelíes se parecen a los nazis: "Los nazis trataron a los judíos como materias primas en lugar de como personas, haciéndoles trabajar, matándoles y experimentado con ellos. La acusación de que Israel utiliza a los palestinos como bancos de órganos vivos es una inversión de ese aspecto del Holocausto dirigida contra los judíos".

El azar ha querido que, justo un día después de que el periódico sueco publicara ese artículo, el Guardian británico publicó un artículo del celebrado filósofo Slavoj Zizek [N.P.: artículo que el Global también se apresuró a publicar, en un descanso de la polémica sobre el TDT]. Comentando la política de Israel hacia los palestinos, Zizek se esmera para volver respetable la comparación entre Israel y los nazis: no sólo acusa a Israel de "limpieza étnica", sino que también sostiene que:

los palestinos utilizan a menudo el problemático cliché de que la Franja de Gaza es el campo de concentración más grande del mundo. Sin embargo, el año pasado, esta denominación se acercó peligrosamente a la verdad. Esta es la realidad fundamental que hace que todas las abstractas "oraciones por la paz" sean obscenas e hipócritas. El Estado de Israel está claramente comprometido en un proceso lento, invisible e ignorado por los medios de comunicación, y un día, el mundo se despertará y descubrira que no hay más Cisjordania palestina, que la tierra está libre de palestinos, y que deberemos aceptar ese hecho.

Vale la pena señalar que la versión en línea del artículo, a diferencia de la versión impresa, incluía el término "palestino-frei", obviamente con la intención de invocar el término nazi "Judenfrei". Además, no sólo Zizek sugiere que se está convirtiendo en cada vez más legítimo comparar a Gaza con un campo de concentración, sino que al afirmar que "Israel está claramente comprometido en un proceso lento, invisible" también invoca el tema familiar de que después de 1945, demasiadas personas afirmaron que no habían "conocido" lo que estaba sucediendo con los judíos.

Huelga decir que la afirmación de Zizek de que lo que Israel hace "es ignorado por los medios de comunicación" es completamente ridícula. Fue sin duda una casualidad que en dos días consecutivos, dos de las principales publicaciones periodísticas de dos países europeos [tres si contamos al Global] dieran el mensaje de que Israel merece ser comparado con los nazis. Pero fue sin duda fue una coincidencia reveladora.

Resulta aún más revelador cuando se echa un vistazo al Memri's Anti-Semitism Documentation Project. Éstos son sólo algunos de los títulos recientes:

- 12 de agosto de 2009: artículo en un diario gubernamental sirio: "El Holocausto. Parte de un conflicto recíproco entre Hitler y los capitalistas judíos, y sus verdaderas víctimas fueron los alemanes y los palestinos".

- 11 de junio 2009: un cronista saudita : "El verdadero Holocausto - Israel masacra a los palestinos".

- 11 de mayo 2009: artículos en un diario gubernamental sirio "Chupadores de sangre", "Sangría judía".

- 7 de abril 2009: judíos pintados como bebedores de sangre en un drama antisemita emitido por la cadena de TV de Hamas.

- 4 de marzo 2009: columnista de Omán: "Lo que los judíos hicieron a Alemania impulso a Hitler a castigarlos [a ellos] por sus malas acciones", "Los EEUU se encuentra ahora mismo en la misma situación que la Alemania de entonces".


Así que tal vez es la hora para una variación en el último elemento: lo que los judios hacen hoy en día en Israel - o lo que se sospecha que hacen y se les acusa de haber hecho - empuja a algunos a comparar a Israel con la Alemania de Hitler.

Naturalmente, la sospecha de que es el antisemitismo la causa fundamental de tales comparaciones causaría mucha justa indignación entre todas las "super bien intencionadas personas" que se sienten "impulsadas" a utilizar esta comparación para expresar sus "totalmente legítimas" críticas a las políticas de Israel - o de lo que creen que son políticas de Israel.

Como Zizek demuestra tan bien, no importa si se trata de un proceso "invisible" - si usted es un filósofo "lucido" puede comprobar que en realidad no importa que actualmente haya más palestinos en Cisjordania y Gaza que nunca antes en la historia -, ya que claramente puede prever el día en que "el mundo se despierte y descubra que... la tierra es palestina-frei" -.

Bueno, poner "libre de palestinos" resulta mucho más sutil, ¿no lo creen ustedes?

Labels: , ,

El largo impacto de las habituales políticas palestinas - Shmuel Rosner

Avigdor Lieberman no es el único que ha pensado que las recientes declaraciones y decisiones de los líderes de Fatah dejan poca esperanza para la paz. "Las resoluciones de la reciente conferencia de Fatah hablan de la utilización de la violencia, [de tomar] la totalidad de Jerusalém, del absoluto derecho al retorno [de los refugiados] y de las acusaciones de que Israel mató a [el ex presidente de la Autoridad Palestina] Yasser Arafat", afirmó. Así, "aquellos que hablan de una solución de dos Estados que ponga fin al conflicto no tienen ni idea de lo que están hablando o intencionalmente emiten ideas engañosas".

Puede que haya sido demasiado contundente, o haya elegido palabras incorrectas. Lieberman no es el más sutil y matizado de los oradores, y quizá no debería decir esas cosas ante todo el mundo (no me digan que "porque es la verdad", él es el Ministro de Asuntos Exteriores y estos muy rara vez dicen la verdad) . Sin embargo, a la hora de evaluar el impacto a largo plazo del show de Fatah, la idea de que la política palestina es "la de costumbre" no es exclusiva de Lieberman.

Lean las siguientes observaciones:

Desde el Wall Street Journal:
Los EEUU han invertido un enorme capital diplomático y económico en Al Fatah, empezando por los Acuerdos de Oslo de 1993 y por la aceleración de hace dos años, cuando Hamas tomó el control de la Franja de Gaza. Parte de esta inversión puede incluso estar dando sus frutos: los indicadores económicos en Cisjordania subieron, reforzados por el liderazgo del Primer Ministro palestino Salam Fayyad, un independiente nombrado por el Mr. Abbas. Y la formación de las fuerzas de seguridad palestinas por el general americano Keith Dayton ha permitido a Israel retirar varios controles de seguridad. Estos son desarrollos positivos, aunque reversibles. Una vez más, la demostración de Fatah de la semana pasada nos la mostró atrapada en la ideología terrorista de la década de 1970, y debería ser un recordatorio de que cuando se habla de palestinos "moderados" la moderación sigue siendo un término muy relativo.

Desde el Instituto Hudson:
Sin embargo, la conferencia en Belén revela una verdad sin disfraz: Es Fatah la que no está dispuesta a modificar su actitud de odio hacia Israel. En un esfuerzo por competir con los sanguinarios objetivos de Hamas, Fatah se involucra en una retórica que es notablemente similar. A pesar de las palabras que se utilizan, la administración Obama continúa a la búsqueda de un resquicio de esperanza. Este compromiso con Abu Mazen, un hombre sin ninguna influencia real en Cisjordania, sería cómico si no fuera tan trágico.

Real Clear World:
La última Conferencia de Fatah se celebró hace veinte años. En principio, esta conferencia giró acerca de las nuevas ideas, de las nuevas medidas que deben adoptarse para hacer avanzar la causa palestina y un nuevo liderazgo. En realidad, gran parte de la conferencia fue una repetición de los viejos tiempos y un retroceso hacia la época de Arafat.

Oh, los buenos viejos tiempos.

Labels: ,

Saturday, August 22, 2009

Para "Desde-Sefarad": La postura palestina es importante - Shlomo Avineri - Haaretz

El Prof. Shimon Shamir tiene razón ("Pregunten a Mustafa Khalil", 17 de agosto) cuando señala que: "No es nuestro problema si Egipto se define como islámico, árabe, africano o faraónico. Reconocemos a Egipto como una entidad política...". Partiendo de esta premisa, Shamir defiende que no exijamos a los palestinos que reconozcan a Israel como el Estado del pueblo judío. Sin embargo, la analogía no es válida por una serie de razones.

En primer lugar, Israel nunca ha puesto en tela de juicio la existencia de la entidad política Egipto. Por otra parte, los palestinos, a través de su rechazo del plan de partición de las Naciones se negaron a reconocer el Estado judío y se embarcaron en una guerra para destruirlo. Esta es, después de todo, la raíz del conflicto. En efecto, la narrativa palestina se basa en el rechazo de la existencia de un estado-nación judío en cualquier parte del territorio que ellos llaman Palestina.

¿Si ellos declararon la guerra contra un Estado judío, para qué firmarían un tratado de paz con ese mismo Estado, lo que les obligaría a aceptarlo? Esto no significa obligar a los palestinos a que acepten la narrativa sionista, pero les incumbe modificar su narrativa, esa que excluye la existencia de un estado judío.

Esto es exactamente lo que Israel hizo en Camp David y Oslo. En virtud de unos acuerdos internacionales vinculantes, Israel se ha comprometido a reconocer "los derechos legítimos de la nación árabe palestina". Menachem Begin fue el primero en realizar esto. Para muchos sionistas, y no sólo los que fueron educados dentro del campo ideológico del Herut, esto resultaba difícil. En contraste con lo que se piensa en los círculos de extrema derecha israelí, esto no equivale a renunciar a la narrativa sionista, se trata de una disposición a aceptar la legitimidad de una narrativa que compite con ella y se trata de buscar un compromiso.

Como Ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, quién apoya el principio de dos Estados-nación para dos pueblos, siempre mencionó que esto supondría el reconocimiento palestino de Israel como el Estado del pueblo judío. Benjamin Netanyahu no ha sido el primero en abordar esa idea. Aún es incierto si actuó con prudencia a la hora de dar tal importancia a esa cuestión, pero lo que conmovió a muchos israelíes - y no sólo a los miembros del Likud - fue la abrupta y vulgar respuesta dada por los portavoces oficiales palestinos.

Con su feroz respuesta negativa, afirma Shamir, "los palestinos cayeron en la trampa de los que les exigen el reconocimiento de un Estado judío junto a ellos". Sin embargo, aparentemente no hubo ninguna "caída" en ninguna trampa retórica. Por el contrario, se trataba de la expresión de una profunda e interiozada verdad ideológica palestina que hasta hoy mismo se niega a reconocer la legitimidad del derecho del pueblo judío a la libre autodeterminación. Porque en lo que respecta a los palestinos, los judíos no constituyen una nación, sino más bien un grupo étnico-religioso.

Sin embargo, los palestinos deben comprender que, al igual que Golda Meir alegó que "no existía ningún pueblo palestino", esa misma respuesta se aplica a su punto de vista sobre el pueblo judío. Si ellos se definen a sí mismos como una nación, entonces son una nación.

Shamir tiene razón al afirmar que "nuestra existencia no depende de lo que ellos digan". Sin embargo, su opinión y su posición son importantes. La paz se hace entre enemigos. Los palestinos lucharon contra el Estado judío, y si verdadera y sinceramente desean forjar la paz, deben estar dispuestos a llegar a un acuerdo con el Estado judío, y hacerlo de manera explícita, sin tartamudeos.

Obviamente, esta no es una cuestión sencilla, pero tampoco lo es el plan de partición, ni la aceptación del principio de dos Estados para dos pueblos para muchos judíos y sionistas. Pero esto es lo que se necesita urgentemente.

Labels: , ,

Paisajes de Israel - Oded Feingersh


Vista de Emek Yizreel


Paisaje de Galilea


Paisaje de Sharon


Kiryat Anavim


Paisaje de Bat Shlomo


Paisaje de Ein Hod


De camino a Rosh-Pina



Vista de Emek Yizreel



Ein Hod

Labels: , ,

Jerusalém - Oded Feingersh


Jerusalém


Paisaje de Jerusalém


Paisaje de Jerusalém


Paisaje de Jerusalém


Paisaje de Jerusalém


Paisaje de Jerusalém


Vista de Jerusalém y de la Torre de David



Vista de Jerusalém


Paisaje de Jerusalém

Labels: , ,

Un horizonte de paz - Ari Shavit - Haaretz

Resulta evidente la revolución económica. El intercambio económico entre la Autoridad Palestina e Israel ha aumentado un 42% durante el pasado año. El número de vehículos importados a la Autoridad Palestina se ha incrementado un 44%. El consumo de combustible un 29%, mientras que el desempleo se ha reducido del 19,5 al 15%. Las cifras oficiales dicen que el índice de crecimiento anual de Cisjordania es del 7%. Estimaciones no oficiales son más cercanas a un 11%. No cabe duda de que en los últimos dos años, el Primer Ministro palestino Salam Fayyad ha creado un verdadero milagro económico.

Esta revolución oculta está orientada en la seguridad. En 2007, el IDF mató a 76 palestinos en Cisjordania. En 2008 murieron 51 palestinos. En el primer semestre de este año murieron sólo 12 palestinos. El IDF no sólo disminuyó el número de checkpoints en Cisjordania de 45 a 14. Casi ha abandonado las grandes operaciones. La dramática disminución del perfil de las actuaciones militares y la reducción de la fricciones no se ha traducido en una renovación del terrorismo. Las cosas permanecen tranquilas, muy tranquilas.

La tranquilidad es mantenida por una cooperación sin precedentes entre el IDF y las cinco ramas de la seguridad palestina. La coordinación entre las ramas, y entre éstas y la Autoridad Palestina e Israel, no ha sido nunca tan próxima. A diferencia de la época de Oslo, esta vez no existe un blanqueo, con presunciones y fingimientos. No hay puertas giratorias. Los dos comandantes israelíes sobre el terreno (los generales de brigada Noam Tibon y Yoav Mordechai) y los cinco jefes del bando palestino han logrado el milagro de la seguridad en la Cisjordania.

La tercera revolución está en la conciencia pública. Durante decenas de años, el movimiento nacional palestino se veía empañado por el Arafatismo. Pretendía ser laico-pragmático, pero era nacionalista-religioso. El Arafatismo se centró en la destrucción de Israel, no en la construcción de Palestina. Sin embargo, la muerte de Arafat y la toma de la Franja de Gaza por Hamas han liberado a Cisjordania del Arafatismo. Se reconoció el fracaso que supuso la Segunda Intifada. El temor al extremismo religioso aceleró este proceso. Por lo tanto, la abrumadora mayoría en Cisjordania, finalmente, comenzó a funcionar como una opción pública laica y pragmática. Muchos palestinos dejaron de pensar y actuar como víctimas. En virtud del liderazgo de Fayyad han tomado su destino en sus propias manos y han comenzado a construir su futuro.

Pero las tres revoluciones que cambiaron Cisjordania se encuentran ahora en peligro. El primer riesgo proviene de ala derechista israelí, esas personas que llegan a Cisjordania y desean reconstruir Homesh. Una derecha que quiere legitimar la ilegalidad de los asentamientos avanzados y seguir construyendo en todos los asentamientos. Una derecha que está tratando de aprovechar la calma para perpetuar el statu quo.

El segundo peligro proviene de los antiguos dirigentes palestinos. Este liderazgo continúa insistiendo en un inmediato acuerdo de estatus final. Y puede acortar la primavera que ahora se vive en Cisjordania reactivando la discusión sobre el derecho de retorno. Puede destruir todo lo que se logró en Jenin, Naplusa y Ramallah con negociaciones prematuras sobre Jerusalém. Incluso podría intentar derribar al propio Fayyad.

Tanto la extrema derecha israelí como la vieja guardia palestina son anacrónicas. Ni se han enterado de nada, ni han olvidado nada. Están aún en los 90. Así que si el Primer Ministro Benjamin Netanyahu cae en la trampa de los colonos y si el Presidente de los EEUU Barack Obama sigue los pasos de su homólogo palestino, Mahmoud Abbas, una explosión podría acontecer. Así como el momento de gracia del decenio de 1990 se evaporó, eso mismo podría ocurrir en el actual momento de gracia.

Pero si el enviado especial de los EEUU, George Mitchell, desarrolla un plan de paz creativo para su presidente, puede ser posible evitar los errores del pasado. Este nuevo plan debe basarse en Fayyad y en su camino. Debe llevar a los palestinos a un estado de una manera enérgica, pero realista. En lugar de tratar nuevamente el conflicto de una manera teológica irresoluble, debe establecer una dinámica práctica basada en la esperanza. El desafío de Obama durante este otoño es dar a la revolución de Cisjordania un horizonte de paz, evitando empujarla hacia atrás, hacia una realidad de guerra.

[N.P.: ¿Ataque de optimismo de Ari Shavit?]

Labels: ,

Tres razones para volver obligatoria la burka - Marc Cohen - Causeur


Raheb Homawandi - Reuters


Raheb Homawandi - Reuters



Ahmad Masood - Reuters


Caren Firouz - Reuters


¿Acaso me habría apresurado proponiendo aquí mismo que se legislara contra la burka? Esa es mi gran duda.

Me lo han repetido todo el verano, ¿por qué estigmatizar a esas mujeres que, si no se las señala con el dedo, pasarían completamente inadvertidas? Este argumento, ya sea a través de Eric Besson o de Marie-George Buffet, no carece de lógica formal: después de todo, hacer invisibles a las mujeres es, en efecto, el objeto de la burka. Sin embargo, otros acontecimientos veraniegos vienen a apoyar mi cambio de actitud sobre este tema.

En primer lugar, mientras que el país redescubría los peligros del calor veraniego, es evidente constatar que las portadoras del velo integral están menos expuestas que sus hermanas impías a las miserias de la insolación y, por tanto, de los cánceres de piel. Durante décadas, la multinacionales de los cosméticos han batallado para inventar una verdadera protección solar: !! no se preocupen más muchachos, la hemos encontrado !! Ahora sólo queda por resolver algunos pequeños problemas con el sudor...

También dentro de la óptica del principio de precaución, otro argumento en favor de la autorización del uso de las burkas, incluso de su carácter obligatorio: la epidemia de la gripe A. No sólo la burka sirve de máscara antiviral, sino que además, el código moral que la acompaña apenas conduce a la fricción más supuestamente inocente, siendo un muro [N.P.: afectos a la causa palestina abstenerse de utilizar esta denominación] fenomenal contra la contaminación a través del contacto directo. Lavarse las manos cinco veces al día es estupendo, !! pero nunca más utilizar el contacto directo es mucho mejor !!

Finalmente, la actualidad nos proporciona un último argumento en favor de un tolerancia biempensante. Y es que esta prenda que se ha definido demasiado rápidamente como un arcaísmo, puede revelarse de una modernidad totalmente "cool". Al igual que ustedes, me han conmovido las imágenes televisivas de mujeres afganas votando por primera vez a pesar de las amenazas de los talibanes. Pero, ¿ellas habrían podido hacerlo si no hubieran tenido a mano esas magníficas cabinas aislantes individuales y portátiles?

Fuente: Causeur

Labels:

Tontorrones, es por el "progreso sostenible" (Los 18 millones de descodificadores no sirven para ver ni el fútbol ni los canales de pago)



Según el calendario del Gobierno la televisión en España será 100% digital en abril de 2010, lo que supone que nos queda menos de un año para el apagón analógico, y ahora nos enteramos que los gastos en comprarnos los famosos receptores de TDT y romper la hucha para, por fin, tener una excusa para darnos el capricho de la tele de plasma, no sirvieron de nada.

Porque el jueves pasado el Consejo de Ministros aprobó un nuevo decreto que da vía libre a la TDT de pago, lo que podría suponer un gasto extra de 50 euros para cada ciudadano, según la Asociación Provincial de Amas de Casa y Consumidores Tyrius, ya que los descodificadores actuales no sirven para el nuevo modelo.

Si has sido uno de los que han comprado los 18 millones de descodificadores vendidos hasta ahora, debes tener en cuenta que si quieres ver el fútbol o un canal de pago, no te servirá con esta nueva regulación.

Si bien es cierto que el Gobierno se ha tomado muy en serio el apagón analógico, ya que España cuenta con una cobertura superior a otros países europeos (en Italia solo el 36% del territorio alcanza a ver la TDT, mientras que en Francia, el 38%), no podemos dejar de evaluar si esto de la TDT ha sido una broma pesada o no. ¿Quién no se ha gastado desde 20 hasta más de 100 euros por un descodificador que prometía ver la televisión con una calidad impresionante? Y todo para ver los canales de siempre, más las teletiendas, los programas con concursos ridículos o los canales con continuas reposiciones de series como "El príncipe de Bel-Air" o "Al salir de clase".

Ahora, a nuestra prometida televisión del futuro solo la podrán sintonizar el 2% de los aparatos vendidos de TDT.

Si te habías acostumbrado a ver un clásico de La Liga gratis por semana en La Sexta, ya puedes ir olvidándote. Con la TDT de pago aprobada, ahora se recupera el modelo del pago por visión.

¿Por qué? Pues porque la propietaria de los derechos del fútbol, Mediapro, y Prisa han agotado todas las prórrogas que tenían para fusionarse. Por un lado, Prisa no está dispuesta a aceptar menos de lo que pide y Digital Plus no puede costearlo.

Así, esta temporada el fútbol volverá a ser de pago después del año gratuito que nos regaló La Sexta. Y no solo en la TDT, sino también en el cable, en la televisión por IP (Imagenio, por ejemplo) y en el satélite. Aunque en medio de este caos, se ve una pequeña luz: es posible que sea más barato que hasta ahora, ya que la tecnología ha ampliado la oferta de medios donde poder transmitir y la cantidad de usuarios.

¿Estás dispuesto a fusionarte una vez más y aceptar el nuevo modelo de TDT, pagando por una supuesta ‘mejora televisiva'? ¿Crees que algún día llegará la famosa televisión de calidad prometida (tanto en contenidos como en calidad de la imagen)?

Fuente: ¿¿¿ Yahoo ???

Labels: